PUBLICIDAD
AudienciasOpiniónPortada

La crítica de la semana: Guerra de talentos

ANÁLISIS | Semana del 7 al 13 de setiembre de 2020

El curso televisivo quedaba inaugurado esta semana con la llegada de dos de las apuestas más fuertes de la temporada.

PUBLICIDAD

El coronavirus marca un antes y un después en nuestras vidas. La nueva normalidad es un eufemismo para referirnos a una vida peor a cómo la conocíamos hasta ahora. Pero el mundo puede seguir siendo mundo si uno se acerca al televisor y prefiere vivir en la fantasía de una  realidad paralela. Los programas grabados antes de la pandemia nos recuerdan tiempos mejores en los que todavía era posible abrazar sin pedir el expediente médico. Y nada mejor que la música para olvidar.

Las cadenas de televisión tenían guardados en sus cajones programas enlatados y el inicio del curso televisivo ha sido el momento elegido para su estreno. El primero en llegar el lunes era ‘Idol Kids’, o el show de Isabel Pantoja. Aunque liderara la noche con un notable 17,9% de share, el dato no deja de ser algo discreto para un estreno anunciado a bombo y platillo.

PUBLICIDAD

Al programa de talentos infantiles de Telecinco la faltan billetes pero va sobrado de emotividad. Hay escasez de medios, el envoltorio visual es pobre y el plató tiene más de de magazine de televisión local que de gran show televisivo. Pero pese a las carencias técnicas, ‘Idol Kids’ consigue traspasar la pantalla gracias a un gran trabajo de minería emocional. La Pantoja respira intensidad por todos los poros pero uno no puede dejar de mirarla, las historias personales van directas a la fibra sensible y la pobreza escénica hace que todo el foco recaiga en la pureza de las voces.

Parece que el público estaba ansioso de talent shows ya que la nueva temporada de ‘La Voz’ también se alzó como líder en la noche de su regreso El programa presentado por Eva González registraba un estupendo 20% de share superando al programa de Bertín Osborne el viernes por la noche. Telecinco nunca reconocerá públicamente que dejar escapar ‘La Voz’ fue un error mayúsculo, aunque pruebe mil fórmulas nunca encontrará un formato musical con una mecánica tan atractiva para la audiencia. 

PUBLICIDAD

‘La Voz’ conjuga a la perfección el carisma de sus coaches con la épica de un concurso, realzando los talentos vocales a la vez que dosifica el desenlace de cada relato generando la expectativa necesaria. El ritmo entre actuaciones sigue siendo lento pero la vuelta de Laura Pausini da un nuevo empuje al formato. La italiana es la digna heredera de Raffaella Carrà, más allá de su talento artístico su habilidad para el show televisivo es innegable.

Pauisni entiende el juego y rema a favor de obra de principio a fin. A esto le sumas genialidad de Pablo López, pura pasión por la música de la garganta hasta los dedos. El hombre orquestra, capaz de improvisar cualquier melodía y dar un paso al lado para acompañar al piano con el único fin de ofrecer actuaciones para el recuerdo.  Alejandro Sanz y Antonio Orozco completan las sillas de los jueces de esta nueva edición de ‘La Voz’ que propone una via de escape para una audiencia saturada de malas noticias.

Dos talent shows son los protagonistas de la semana televisiva, una guerra entre canales para tener el concurso de talentos favorito de la audiencia. Tras la lucha en los despechos para conseguir a los artistas que se sentaran a valorar las actuaciones y el robo de formatos entre cadenas, ahora los productos llegan al consumidor para sentenciar cual de las dos apuestas es la ganadora de esta batalla. No hay un claro ganador en la primera semana de emisión, dejemos que llegue el otoño para proclamar vencedores y vencidos.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD