PUBLICIDAD
OpiniónPortadaSeries

Crítica de ‘La Valla’: La visionaria serie que predijo el futuro de una pandemia

‘La Valla’ es un producto capaz de atraparte por su gran ambientación y su núcleo familiar protagonista. Aunque peca de querer contar demasiado, el resultado consigue sorprender por la novedad de un mundo distópico.

Pocas veces nos encontramos ante un estreno en abierto tan inaudito como este. No se trata de una comedia, no es una serie que nos presente un crimen por resolver, ni un drama familiar cargado de sentimentalismo. La Valla nos presenta un género poco visto en un prime time de nuestra televisión: Una distopía que nos muestra una España asolada por un estado de excepción en un futuro no muy lejano que nos recordará a lo vivido durante el confinamiento.

PUBLICIDAD

Tras una dura 3ª Guerra Mundial, en el 2045 España está gobernada por un régimen dictatorial sin precedentes y con una peligrosa pandemia asolando a la población y poniendo en jaque a los políticos. Madrid se encuentra dividida por una gigantesca valla de varios metros de altitud construida para separar a la población en dos sectores: Los de clase alta a un lado, donde conviven empresarios y los altos cargos políticos, y al otro el resto de los ciudadanos de las clases obreras obligados a sobrevivir. Este escenario es el inicio de una intensa historia que nos llevará a conocer a la familia de Julia, Hugo y Emilia; unos personajes que soportarán todo el peso de la serie y que harán sufrir al espectador con su lucha.

Daniel Écija firma ‘La Valla’, la nueva serie que llega en abierto esta noche a Antena 3 y que previamente ha sido estrenada en su plataforma Atresplayer Premium.

PUBLICIDAD

El contexto político y su coincidencia con la crisis sanitaria

Hay veces que los productos que nos ofrecen las cadenas de televisión coinciden con la época que vivimos en la actualidad, a pesar de haber sido rodado en 2019, como es el caso de ‘La Valla’. Muchos espectadores se quedarán perplejos al revivir a través de los ojos de los personajes de esta ficción, lo que estamos sufriendo por la crisis sanitaria de la COVID-19. ¿Cómo es posible que se asemeje tanto?, pensarán algunos, pero la respuesta es simple: Mera coincidencia.

El acierto de mostrar en una serie como se trabaja en intentar salvar a la población de un país de una pandemia, mientras nosotros mismos estamos padeciendo una en 2020, hace que esa trama capte la atención de la audiencia al instante. La búsqueda de la cura, la carrera por encontrar una vacuna,… temas que oímos cada día en los telediarios, se plasman en la serie, y eso que durante la escritura de guion y su rodaje, nadie sabía lo que viviríamos todos meses después.

PUBLICIDAD

También plasma lo bajo que puede caer la clase política. Su búsqueda de autoridad y una dictadura que provoca graves enfrentamientos entre las diversas opiniones de los partidos y de la población más pobre que vive en el lado obrero del muro, harta de ser obviada por los máximos mandatarios. Una crítica a la crispación de los ciudadanos que ven como día tras día, sus vidas siguen estancadas en un 2045 asolado por una pobreza inhumana y un virus mortal.

La familia, el gran eje de la serie

Pero a pesar de la trama del virus y de la dureza de la clase política, el eje central de ‘La Valla’ es la vida de la familia de la pequeña Marta Mujica (Laura Quirós), hija de Hugo (Unax Ugalde) y de Sara, la gemela de Julia (Olivia Molina) que falleció a causa de la pandemia. Entraremos de lleno en su lucha por sobrevivir y por seguir unidos contra la persecución de la dictadura.

Destacar el extraordinario trabajo de dos mujeres: Emilia, la abuela interpretada por Ángela Molina, uno de los personajes clave dentro de ‘La Valla’ por su valentía que sorprenderá por todo lo que hace, dice y consigue por cuidar de su núcleo familiar. Y Alma (Eleonora Wexler), la mujer del Ministro de Sanidad (Abel Folk), que captará tu atención en cada una de las escenas en las que aparece. La odiarás y amarás al mismo tiempo por sus maquiavélicos planes, y hasta ahí podemos decir. Brillante.

El reparto en general funciona a la perfección, plasmando las dificultades que sufriría la población de una ciudad como Madrid en un mundo donde casi el 80% de los ciudadanos viven asolados en la pobreza, agravada por una pandemia mortal, y todo ello tras un muro que sólo pueden cruzar con un salvoconducto.

En definitiva…

Si crees que ‘La Valla’ te va a dar una acción extrema, una lucha contra el derrocamiento de la clase política y una serie de misterios fantásticos en un mundo distópico, estás equivocado. Como te hemos contado, la vida de la familia Mujica es el tema central de la serie junto a la búsqueda de la cura de la pandemia que tiene en jaque al país.

Varios géneros sobre la mesa en 13 capítulos, que de haber sido 10 habrían agilizado el ritmo de algunas de las tramas y varias escenas que se hacen pesadas. Da la sensación de que a medida que pasan los episodios encontramos más añadidos, dejando algunos temas casi sin resolver. Se echa en falta esa la rebelión de la ciudadanía contra la dictadura, algo que podría haber servido para plasmar a muchos espectadores que ni siquiera han vivido de cerca una. O incluso el porqué de la construcción de un gran muro de separación de las clases altas y bajas en la capital.

Pero a pesar de querer contar y plasmar en imagen tantos géneros, ‘La Valla’ es un gran paso en la ficción de nuestro país por querer explorar nuevos mundos y diferentes escenarios que solemos encontrar en series extranjeras. Atresmedia ha invertido en esta ficción y se nota por la excelente calidad de su imagen y fotografía, el gran acierto de sus escenarios y localizaciones reales, sus efectos visuales de las ciudades españolas destruidas por la Guerra y su ambientación a la hora de vestir a su reparto y extras.

Cumple su objetivo, entretener. Además la duración de sus capítulos a 50 minutos es un regalo para los espectadores contando que su emisión en abierto contará con publicidad. La historia es coherente, peca de predecible, pero el resultado final gustará a toda la familia.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD