PUBLICIDAD
ActualidadRealitys y programas

Conchita lo larga todo y destripa los secretos del polígrafo de ‘Sábado Deluxe’

La poligrafista de ‘Sábado Deluxe’ desveló a Bertín Osborne en ‘Mi casa es la tuya’ el funcionamiento del polígrafo

Este viernes 4 de febrero Telecinco ha estrenado una nueva temporada de ‘Mi casa es la tuya’ con Lydia Lozano como primera invitada. Pero, además, el programa contó con la presencia de Conchita, la poligrafista de ‘Sábado Deluxe’.

PUBLICIDAD

Lydia fue una de las más guerreras cuando se sometió al polígrafo, ya que no paró de quejarse de las preguntas y de las condiciones en que se desarrolló. “Estuve fatal contigo”, reconoció la colaboradora de ‘Sálvame’ a Conchita.

Bertín Osborne, que también se sometió a la maquina hace tiempo, aprovechó la presencia de la experta para que le explicase el funcionamiento del polígrafo y por qué determina que alguien miente o dice la verdad.

PUBLICIDAD

Los 5 parámetros que se utilizan

“Los gestos te delatan”, comenzó explicando la poligrafista. A continuación citó los cinco parámetros que se utilizan para valorar cada una de las respuestas. “La respiración torácica, la respiración abdominal, la presión sanguínea y la sudoración”. Para ver cómo reacciona el cuerpo al mentir, se realiza una “mentira dirigida”. Esto consiste en pedir al invitado que escriba un número del 1 al 7. A continuación, se le pregunta uno a uno qué número ha escrito, y siempre tiene que responder no. “Ahí se coge la mentira, recoge cómo funciona el cuerpo al decir la verdad y al mentir”, añade Conchita.

Además, reveló que se utiliza una almohadilla que se coloca en el trasero para observar los movimientos del esfínter, que se abre y se cierra instintivamente cuando se miente. Un gesto incapaz de controlar. “Si mientes, el esfínter se mete para dentro”, explicó Lydia. A lo que el presentador añadió: “Traducido, que aprietas el culito”. “¡Lo aprietas mogollón!”, insistió la periodista.

PUBLICIDAD

La periodista desveló que en ‘Sálvame’ “las preguntas son tan rebuscadas que, aunque digas la verdad, te da que es mentira”. Ella misma ha intentado engañar al polígrafo, por ejemplo, con el “culito apretado” cuando no correspondía.

Ante la posibilidad de que alguno de los invitados haya podido tomar tranquilizantes para evitar que se alteren sus constantes, Conchita realiza una prueba de ‘mentira dirigida’ en la que se comprueba si el comportamiento del ‘sospechoso’ es el normal.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD