PUBLICIDAD
Actualidad

“Tengo un muerto”: La confesión paranormal de Sofía Suescun que deja en shock

Sofía Suescun sigue los pasos de su madre Maite Galdeano y también cree en el más allá y en una energía especial, al tiempo que hace confesiones impactantes.

Sofía Suescun ha cambiado de registro por completo para adentrarse en unos asuntos bastante escabrosos que tienen que ver con las confesiones que ha hecho en más de una ocasión su madre Maite Galdeano.

PUBLICIDAD

Revelaciones sobre su supuesta conexión con el más allá y la energía especial que asegura tener. “Mi madre tiene muchísimo poder a nivel energético”. Y esto, hace que Sofía viva “muy tranquila, blindada, a la persona que va de corazón nunca le va a pasar algo malo”.

Sofía se muestra absolutamente confiada con ese don de la pamplonesa. Más aún al saberse que los ladrones que desvalijaron su ático, hace aproximadamente dos semanas, han sufrido sendos percances después de una supuesta maldición de Maite.

PUBLICIDAD

Al parecer, cuenta, no encontraba una riñonera y entonces “le llegó el alma. No aparecía y echó una pedazo de maldición a los ladrones. Ahora nos hemos enterado que uno de ellos se cayó de un tercer piso y se partió la pierna. Uno detenido y el otro herido, imagínate la fuerza que tuvieron los muertos, los espíritus”, revela.

Además de esa conexión que dice poseer su madre, ella segura sentir también algo especial. “Creo que hay algo por encima que tiene el control, yo tengo una muy buena energía a mi lado, es un muerto que tengo desde que nací. Me han dicho que no es un familiar, es un señor”, comenta.

PUBLICIDAD

Y pone como ejemplo lo que sucedió un día antes de que volvieran a Madrid de sus vacaciones de Ibiza. Empecé a vomitar hasta que me caía por los suelos. No lo entendía, me quería morir. No le encuentro explicación a esa sensación. Sentía que algo estaba pasando, algo que no era normal. Jamás me había pasado antes”, dice.

La cosa no ha quedado ahí. Porque Sofía también se ha pronunciado sobre la relación de su madre con los chamanes africanos. “Mi madre estuvo con algún africano. Son videntes, con sus caracolas, sus sacrificios y los trabajos que mandan hacer a África, matando una vaca. Al final me hicieron creer y sentir que están ahí, ellos pueden mandar el mal a alguien que se lo merece”, destapaba.

Del mismo modo que ha contado experiencias paranormales que practicaban con ella cuando era todavía un bebé. “De pequeña los novios de mi madre me traían unas pócimas para echármelas, estoy protegida. Si alguien me quiere hacer la vida imposible, se le vuelve en contra”, ha concluido Sofía.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD