PUBLICIDAD
OpiniónPortada

Lydia Lozano, la indiscutible estrella del verano en Telecinco

Lydia Lozano Sálvame, Sábado Deluxe, La última cena

La periodista ha sido la gran creadora de contenidos para la prensa del corazón en los meses estivales, algo que la reafirma como colaboradora imprescindible en los programas de la cadena

Lydia Lozano es la indiscutible estrella de ‘Sálvame’ e incluso de Telecinco. Su talante y su forma de hacer televisión cautivan a la audiencia desde el primer minuto hasta el último. A los hechos me remito: La audiencia siempre le ha mostrado su apoyo en todas las encuestas que ha realizado ‘Sálvame’. Tal vez sea porque su espontaneidad y su capacidad de improvisación y adaptación al show atrapan a la audiencia desde el primer chuminero hasta la última lágrima pasando por la carcajada y la exclusiva. Porque así es Lydia Lozano, predecible dentro de lo impredecible.

PUBLICIDAD

Si algo ha aprendido de Belén Esteban en lo que a nivel de marca se refiere, es atribuirse a si misma y hacer suyos unos determinados símbolos. Cada una tiene su simbología que las refuerza como colaboradoras e iconos. Mientras que el “Yo por mi hija ma-to” o el “PA-GA-ME” pertenecen a Belén Esteban, todos sabemos que el famoso chuminero le corresponde solo y exclusivamente a Lozano. Y el programa lo sabe y juega con ellas y con los tiempos. Por esto y sus interminables y rebuscadas tramas, Lozano se ha convertido en la protagonista del verano de Telecinco.

Un verano repleto de risa, petardeo y mucho drama

Durante la emisión de ‘La última cena’ aparecía con una peluca diferente cada viernes e, intencionadamente o no, creó el efecto agenda. Cada viernes nos sentábamos expectantes frente al televisor esperando ver con qué peluca y vestimenta nos sorprendería Lydia Lozano. Consiguió desmontar el guión y reventar todas la expectativas. Eclipsó la actuación semanal de Jorge Javier Vázquez y se convirtió en la gran protagonista del inicio del programa.

PUBLICIDAD

Que si pelo afro, morado, negro, ondulado… todo valía. Se pusiera lo que se pusiera iba a convertirse en viral y miles de usuarios de Twitter iban a buscarle parecidos con otros reconocibles rostros televisivos: que si la famosa drag queen RuPaul, la ganadora de Eurovisión 2014 Loreen, Miley Cyrus, Hannah Montana… Así, con la peluca puesta y los twitteros comentando, entraba a plató marcándose un buen chuminero. Porque al final es eso lo que aportaron Patiño y ella al programa: energía, alegría y, sobre todo, mucho petardeo.

Las pelucas de Lydia Lozano: Un elemento más imprescindible en 'La última cena'.
Las pelucas de Lydia Lozano: Un elemento imprescindible más en ‘La última cena’.

Sin embargo, probablemente estemos ante uno de los veranos más complicados para la madrileña. Durante su vuelta al programa tras el confinamiento, Lozano tuvo que aguantar que su propio programa rescatase un polígrafo que la cadena le había hecho para saber si era verdad o no su información sobre la hija desaparecida de Al Bano. Desde entonces, semanas de duras llamadas, informaciones y la búsqueda de la fuente la persiguieron. Al final, Lozano siempre es (y será) una cantera de contenidos y audiencia cuando la escaleta esta algo vacía o el comodín perfecto cuando algo va mal. Y sino, recordemos cuando sus vecinos, en busca de protagonismo, llamaron a ‘Sálvame’ para denunciar lo mal vecina que era. O cuando Jorge Javier Vázquez por una intensa discusión con Belén Esteban abandonó el plató y dejó al mando a la periodista.

PUBLICIDAD

“Lozano siempre es una cantera de contenidos y audiencias cuando la escaleta está algo vacía o el comodín perfecto cuando algo va mal”

Como es habitual, la colaboradora no se ve envuelta en polémicas por ella misma, sino por terceras personas. La última traición viene de la mano de un personaje púbico, su ahora examiga Lourdes Ornelas. La madre del único hijo de Camilo Sesto acusa a la periodista de llevarse parte de la herencia del cantante. ¡Pues ya estaría! Desde entonces, los directores de los programas del corazón se están frotando las manos y llenando su escaleta sin necesidad de recurrir a tramas rebuscadas. Un cebo como el del pasado sábado en ‘Socialité’ del posible abandono de la televisión de Lydia Lozano es suficiente para mantener a la audiencia pegada al televisor durante horas.

Siguiendo la vena costumbrista de la prensa del corazón, Lydia Lozano también fue tema de la semana por su robado mientras disfrutaba de las vacaciones en un yate de 7 millones de euros. Una pamela, un croma y una barca fueron suficientes para teatralizar a Lozano en ‘Sálvame’ mientras respondía a las preguntas sobre sus polémicas vacaciones. Ella, adaptada como nadie al plató, la televisión y el programa, nos regaló una de las mejores instantáneas de la temporada: Sentada sobre una barca simulando remar con música pop de fondo.

Lydia Lozano hace frente a las críticas por sus lujosas vacaciones en yate.
Lydia Lozano hace frente a las críticas por sus lujosas vacaciones en yate.

Porque así es Lydia Lozano, una experta en televisión que sabe perfectamente medir los tiempos y gestionar las tramas. No le importa o parece no importarle hacer el ridículo ni dejarse la piel por el programa. Ni reír. Ni llorar. O incluso ambas en un mismo programa. En definitiva, no le importa hacer televisión. Por eso Lydia Lozano es la gran estrella del verano de Telecinco.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD