PUBLICIDAD
Actualidad

El motivo por el que Irene Rosales ‘rechaza’ casarse con Kiko Rivera: “¿ya para qué?”

Irene Rosales se ha sincerado en una entrevista en la que ha hablado de cómo ha llevado el confinamiento, su adaptación a la nueva normalidad y su relación con Kiko Rivera.

Irene Rosales se incorporaba hace unas semanas a ‘Viva la Vida‘ como colaboradora después de unos meses realmente complicados a cuenta de la crisis del coronavirus. La nuera de Isabel Pantoja ha pasado una etapa bastante dura también por la repentina muerte de su madre, víctima de un cáncer.

PUBLICIDAD

Lo cierto es que ha ido encadenando varios mazazos sentimentales de los que poco a poco va saliendo. En una entrevista concedida a la revista ‘Semana‘, Rosales hace balance de cómo ha llevado el confinamiento y de lo que más espera dentro de esta nueva normalidad en la que estamos inmersos.

Su principal temor, confiesa, siempre ha sido su padre. Aunque respira tranquila sabiendo que, en este punto, se encuentra genial. “El que pudiera coger el covid y tuviera que irse a un hospital, sin poder verlo y sin poder estar a su lado, me daba pánico. Ese era mi gran temor, que le tocase a un familiar y no poder estar con él y visitarlo”, comenta.

PUBLICIDAD

Lo mismo que la relación dentro del clan Pantoja, que va mejorando a pasos agigantados después de tantas tiranteces durante años. Y sobre su relación con Kiko Rivera, todo son buenas palabras. La convivencia estos meses de encierro no tiene queja para ella.

“A ver, yo siempre lo digo, tengo la suerte de haber convivido con Kiko durante tres meses, 24 horas seguidas en Gran Hermano VIP. Sí que es cierto que esto ha sido algo nuevo, con las niñas, pero tengo que decir a nuestro favor que ha sido casero”, ha añadido.

PUBLICIDAD

Sin embargo, ahora no le ve sentido a uno de los compromisos que tenía hace unos meses: casarse de nuevo. Y todo, por su madre. “Te puedo decir que desde el fallecimiento de mi madre, no le veo mucho sentido. Me quiero quedar con la boda en la que mi madre estuvo presente, la vivió, disfrutó y fue feliz. Sería bonito vivir ese momento con Kiko, pero al faltarme alguien tan importante ¿ya para qué?”, sentencia.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD