PUBLICIDAD
El blog de Alejandra CastellóOpiniónPortada

Prostitución, mentiras y doble vida: ¿Es Fani Carbajo la nueva Avilés?

El blog de Alejandra Castelló. El pasado oculto de Fani en la prostitución, sus posibles mentiras y rencillas familiares.

Estefanía. No sabemos cómo, hace medio año no la conocíamos y ahora lo sabemos todo de ella. Todo. Hasta sus dramas familiares. Tres realitys y grandes confesiones. ¿Pero nos hemos de creer todo lo que no está vendiendo? ¿Es Fani Carbajo una especie de nuevo Avilés? ¿O una nueva Belén Esteban (salvando las distancias)?

PUBLICIDAD

La conocimos, como decía hace medio año en el reality estrella (por sorpresa para todos) del año (y casi de la década): ‘La isla de las tentaciones’. Allí ella entraba muy enamorada de su chico, muy segura de no hacer absolutamente nada con los tentadores, y a los tres días estaba practicando sexo con uno de ellos y su novio, desesperado ante las imágenes, corría a oscuras por la playa pidiendo explicaciones al grito de Estefaniaaaaa. El personaje acababa de nacer.

Luego llegó Supervivientes. Donde debido al éxito y la locura de su último reality se convertía en uno de los fichajes estrella. Volvía con Christofer, después de todo. Y quería mostrarnos otra cara muy distinta de la que conocíamos. Pero aún quedaba uno, el actual: ‘La casa fuerte‘.

PUBLICIDAD

Durante sus estancias en los realitys hemos conocido historias muy fuertes de Fani: una madre drogadicta que abandona a sus hijas y aparece posteriormente fallecida en extrañas circunstancias, una familia totalmente rota y desestructurada, un hijo que tuvo porque necesitaba cariño… y la bomba final la hemos vivido hace unos días: la tía de Fani, la que la ha criado por la ausencia de su madre, asegura que Fani a ejercido la prostitución y nos da todos los detalles posibles. No solo ella, otros familiares, como su primo, confirman su versión y se posiciona totalmente en contra de nuestra protagonista.

Partiré de la base que me parece asqueroso que alguien salga en televisión para contar que alguien ha sido prostituta. Me parece todavía más escandaloso que sea una familiar que, además, se supone, que te ha tenido algo de cariño. ¿Pero nos hemos de creer la versión de Fani? ¿Me he de creer que ahora está preocupada porque salga esto? ¿O está encantada por ser la gran protagonista y haberle quitado a Oriana sus minutos de gloria? ¿Es un nuevo Avilés y todo vale por minutos de televisión?

PUBLICIDAD

Me pregunto esto por varias cosas: Muchos han sido los que aseguran que Fani lleva muchísimo tiempo buscando esto. Buscando tele. Muchos años. Y que hubiera hecho cualquier cosa por llegar hasta aquí. Así que entiendo que entonces, cuando eres protagonista, sea por el tema que sea, tu sueño se ha hecho realidad. Pero lo que más me hace cuestionármelo todo es: ahora estás preocupada por lo que estará pensando tu hijo; por cómo estará viviendo esta situación (recordemos que su hijo es adolescente, tiene acceso a amigos, redes, etc…); ¿pero no te importaba que te viera mantener sexo de cualquier manera con una persona que acababas de conocer y que le hicieras semejante marranada a su padre adoptivo (Christofer) delante de toda España? ¿Eso no te preocupaba? ¿Qué ha cambiado? Personalmente, me parece muchísimo más duro y fuerte lo que paso en la Isla de las tentaciones que la información que está saliendo a la luz ahora. Que hayas podido ejercer la prostitución en una época de tu vida por necesidad, o por lo que te da la gana. No entiendo estas dos varas de medir, la verdad.

Me da exactamente igual si Fani ha ejercido de Pretty Woman o no, la verdad. Me interesa saber si nos está mintiendo y si todo esto es un papel. Para empezar, creo que si nos miente cuando lo niega. Pero me parece estupendo que lo haga, que lo niegue, si así lo quiere, es algo que solo ha de decir ella. El primer día que ella habló del tema, me la creí a pies puntillas. Un discurso perfecto, seguro, sin titubeos… ella decía la verdad. A medida que pasaron las horas… analicé que tal vez su cara no era de lo sorprendida que debía estar al ver que dicen algo así de ti. Y para mí, luego, el remate final. Cuando su tía Maite (la buena) le dice que en el polígrafo ha salido que ES VERDAD… ella resopla y se lleva las manos a la cabeza. No lo niega, no lo desmiente de nuevo, no dice “me da igual lo que diga el polígrafo, yo se mi verdad». No. Pone cara de preocupación, como pensando «Ahora si que me han pillado». Ella asegura que no se sentará a hacer un cara a cara con esta parte de la familia, ni por todo el dinero del mundo. Bueno, veremos. Quieren construirse una casa y los terrenos están caros.

A mi Fani me cae bien. En Supervivientes me gustó mucho, me ganó. Y lo que creo que pasa es que Fani ha cambiado. Que ya no es la misma que conocimos en La isla de las tentaciones. Fani ha sufrido. Si, lo pienso así. Fani ha sentido (creo) lo que eres que toda España te esté insultado a ti y a tu marido (por tu culpa). Y eso, debe marcar. Y ahora ya no es la misma que quería tele a pesar de todo. No sé por qué me huelo que los tiros van por ahí. Puede que llegara a aquel reality queriendo hacer tele como fuera y con lo que fuera. Después de lo que pasó, ya no todo vale. Y puede que esté en este punto. Por eso yo ahora, si me creo a Fani. La Fani preocupada por su hijo, la que solo quiere ser feliz con su chico y comprar una casa. La que ya no se sentaría en un plató con su familia a gritarse e insultarse. Ya no. Eso es lo que creo, y lo que me quiero creer. Veo a otra persona diferente. Ha descubierto la parte oscura de la televisión.

Supongo que al fin y al cabo es un ejemplo más de que las situaciones nos pueden hacer cambiar, crecer y aprender. Espero no equivocarme y no estar escribiendo dentro de un mes una entrada en el blog de como Estefanía se pasea por platos tirándose los trastos a la cabeza con media familia y supuestos clientes de su pasado. Me alegra pensar que no todo el mundo es como Avilés, que a veces no todo vale. Creo que a Estefanía le ha cambiado hasta la manera de andar, la veo cambiada hasta físicamente. Y teniendo claras sus prioridades. Una vez más, solo el tiempo nos dirá.

Así que sí, puede que Fani nos esté mintiendo en muchas cosas, pero la gran diferencia con el caradura de Avilés es que en este caso ella lo está haciendo para protegerse o para proteger a alguien. O por miedo, o por vergüenza. El otro sinvergüenza, porque ese es el calificativo que más le encaja, miente para salirse con la suya, miente para presumir, miente para fardar, miente para estafar, miente para ganar… y eso, de momento, no es lo que yo estoy viendo. Así que sigo comprando a Fani, aun con las mentiras que pueda estar intentando vender. Ella no se inventa una vida, oculta parte de ella en el caso de que esto sea así. No le veo maldad, no hace daño nadie y a mí de momento me vale. Yo te compro Fani, no me falles.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD