PUBLICIDAD
AudienciasPortada

La crítica de la semana: Un circo de verano y la Paquita Salas de Telecinco

ANÁLISIS | Semana del 13 al 19 de julio de 2020

La programación veraniega de este año es tan lamentable que cualquier atisbo de entretenimiento en directo resulta apetecible para el espectador.

PUBLICIDAD

Si la parrilla televisiva durante el verano ya es de por sí tediosa, a este 2020 hay que sumarle la devastadora presencia de la pandemia de las narices. Así que debemos ser generosos y aplaudir aquellas propuestas que van más allá del refrito de turno o la película americana protagonizada por Liam Nesson o Jason Statham. Por barato o sencilla que sea la iniciativa, cualquier soplo de aire fresco es bienvenido entre tanta conserva enlatada.

La casa fuerte’ termina su andadura y un servidor sigue sin entender la mecánica. Y tampoco hace falta. Un propuesta tan low cost que se podría organizar rompiendo cualquier hucha infantil, pero que ha cumplido su cometido de maravilla. El programa de convivencia freak se despide liderando cada una de sus galas y siendo la opción más vista de lunes a jueves en el prime time español.

PUBLICIDAD

Un casting de viejas glorias del bizarrismo, como Yola Berrocal y Leticia Sabater,  combinado con estrellas emergentes en el arte de hacer el ridículo; nada podía salir mal. Teniendo tal fauna no hacía falta mucho presupuesto para entretener a una audiencia necesitada de espectáculo en directo. Si en los 90 las familias españolas se reunían frente el televisor para ver ‘El Grand Prix’,  en el verano del 2020 lo hacen para ver a Maite Galdeano al borde del ahogamiento concursando en una piscina de dos metros cuadrados.

Los espectadores de entonces siguen teniendo las mismas necesidades que los de ahora, lo que ha cambiado es que actualmente la oferta televisiva veraniega es tan pobre que nos agarramos a cualquiera que nos ofrezca un poco de show en directo. ‘La casa fuerte’ es tremendamente cutre pero bienvenido sea este despropósito capaz de arrancarnos una sonrisa bajo los vientos del ventilador.

PUBLICIDAD

Y de ‘La casa fuerte’ emergió uno de los personajes revelación de la temporada. Aunque ya hace años que deambula por los platós de Telecinco, esta semana ha supuesto el verdadero lanzamiento de Pilar Yuste. La representante de “tronistas” y derivados montaba un cirio en el plató de ‘La casa fuerte’ el jueves y dos días después se convertía en la gran protagonista de ‘Sábado Deluxe’. Una Paquita Salas por explotar con un catálogo infinito de anécdotas sobre el famoseo patrio.

Mucho más atrayente el relato de Pilar Yuste que el de la hija de Agatha Ruiz de la Prada y Pedro J. Ramírez, que ocupó la primera silla del Deluxe junto a su madre. Hacía tiempo que no se le daba tantos minutos en televisión a un personaje tan vacío. Sin nada que aportar, con ningún habilidad comunicativa y con el típico posicionamiento ambiguo de los cortesanos del conservadurismo. Cósima la Soporífera la dio a ‘Sábado Deluxe’ uno de sus registros de audiencia más bajos al conformarse con un tibio 15,8% de share. Algo mejor le hubiesen ido las cosas al programa arrancando el programa con el drama de la Paquita Salas de Telecinco.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD