PUBLICIDAD
Actualidad

Gran susto en ‘La última cena’: El grave atragantamiento de Lydia Lozano en directo

Lydia Lozano 'La última cena'

Lydia Lozano se atraganta en directo frente a la preocupación de sus compañeros de ‘La última cena’.

Lydia Lozano ha vuelto a ser la gran protagonista de ‘La última cena’. La colaboradora de Telecinco ha sufrido un grave atragantamiento tras ingerir el cocinado de Kiko Jiménez y Rafa Mora. Lozano ha probado el segundo plato de los anfitriones tras la gran bronca de Sergi Arola a los cocineros.

PUBLICIDAD

Sin duda alguna, el cocinado de Kiko Jiménez y Rafa Mora ha sido un auténtico desastre. En un principio han presentado una supuesta paella sosa y sin la totalidad de los ingredientes y, posteriormente, Lydia Lozano se ha atragantado con una espina de corvina por no estar bien limpiada. Y es que ha sido en el momento de la cata del segundo plató cuando ha sucedido el gran susto.

Pese a que en un principio parecía que Lydia Lozano probaba el plato sin dificultades, no ha tardado en complicarse la cata. La colaboradora ha empezado a toser sin parar ante la atenta mirada de sus compañeros. Ha sido entonces cuando, al darse cuenta que no era cachondeo, tanto los colaboradores como Sergi Arola han acudido a socorrerla.

PUBLICIDAD
Lydia Lozano se atraganta con una espina en ‘La última cena’ y Sergi Arola acude a socorrerla.

Tanto Sergi Arola como Jorge Javier Vázquez, muy atento a las indicaciones que le daban por el móvil, daban consejos a Lydia Lozano para conseguir pasar la espina atravesada en su garganta. Ante la incapacidad y la inexistente mejora de la colaboradora, Jorge Javier Vázquez la invitaba a abandonar el plató. No obstante, la colaboradora, con un brazo levantado y con la cabeza echada para atrás, ha conseguido tragarse la espina que tan mal le estaba haciendo pasar.

Por otro lado, encontrábamos a un Rafa Mora muy preocupado por la salud de su compañera. El colaborador y cocinero de la noche, ha pedido disculpas una y otra vez a su compañera. “He intentado quitar toda la raspa. Te lo prometo, Lydia. Lo siento mucho”, le decía.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD