PUBLICIDAD
Actualidad

Sale a la luz el turbio pasado de Alonso Caparrós y pide perdón en ‘Sálvame’

Alonso Caparrós se derrumbó en ‘Sálvame’ como nunca antes lo habíamos visto, al recordar su pasado de excesos.

Alonso Caparrós ha vivido una de sus tardes más duras en ‘Sálvame‘. El colaborador ha revivido los peores momentos de su pasado, su pesadilla con las drogas y noches de desenfreno.

PUBLICIDAD

Todo vino a raíz de un debate sobre las fiestas privadas de los futbolistas, en las que no faltan el alcohol y las drogas, y a las que acuden chicas de compañía. Caparrós reconoció que hace años, el acudió a algunas de estas fiestas.

“Aquí pasamos por sitios que son tremendos. Hablamos de las chicas de compañía como si fuese una elección libre y hay gente que no tiene capacidad de elegir. Lo que hay en esos sitios no es recomendable para absolutamente nadie“, explicó el colaborador.

PUBLICIDAD

Pero, durante su relato, se rompió por completo al recordar ese pasado vivido. “Una de las cosas que más te cuesta purgar es lo que yo le he podido hacer sentir a todas estas personas, en este caso mujeres, a las que yo en esos tiempos horribles en los que mi adicción me ganaba, les pude hacer sufrir“, recuerda con profundo dolor. “A cualquiera de esas chicas que hayan estado conmigo en esa situación, yo con mucha vergüenza les quiero pedir perdón desde lo más profundo de mi corazón. Yo ahora tengo una hija de 22 años y estoy en otra posición. No me lo puedo perdonar”, decía entre lágrimas.

Alonso Caparrós rompe a llorar en ‘Sálvame’ al recordar su duro pasado con las drogas

“El mundo de la fiesta y de la noche: esconde abismos insondables”

Sobre esas noches de excesos, Caparrós recuerda que “son lugares en los que la degeneración moral es muy fácil. Tengo imágenes y recuerdos que lamento y que me encantaría encontrar de nuevo a esas personas para decir lo siento”. Además, confiesa que en algunas de esas salidas “una mujer se enamoró de mí y en ese caso fui doblemente dañino. Yo era… Pasamos por sitios que son tremendos”.

PUBLICIDAD

A día de hoy, el colaborador lleva una vida estable, hace años que dejó atrás los excesos, pero los recuerdos siguen estando muy presentes. “Me sobrevienen muchas veces, pero en ningún caso lo considero algo malo. Es el recuerdo para que no me suceda más a mí ni le suceda al resto de la gente. El mundo de la fiesta, de la noche, que nadie se engañe: esconde abismos insondables“, advierte.

Respecto a su peor recuerdo, Alonso ha sido muy sincero. “Recuerdo que en los últimos tiempos la gente se espantaba de mí al verme llegar por lo que me había convertido. Cuando me confieso conmigo mismo no soy capaz de repetir ciertos momentos, es como un documento clasificado. El peor de los infiernos es que la imagen que yo tengo en esos rostros hay súplica, hay una espera de entendimiento. Antes lo consideraba de una manera y ahora veo la vida de una manera maravillosa. Ahora veo mi vida como un libro. Lamento mi pasado, pero me gusta llevarlo encima“.

Su hermano Andrés no le dirige la palabra

Antes de acabar su tremenda confesión, Caparrós contó que su hermano Andrés no le dirige la palabra. “Le escribí hace tres semanas y no quiere saber nada de mí. No quiere verme, no quiere hablar conmigo. Estoy intentando ponerme en contacto con él. Yo lo que quiero es recuperar a mi hermano como sea”, sentenciaba.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD