PUBLICIDAD
Especial

25 años del ‘Grand Prix’: Los 10 programas que intentaron emular su éxito (sin éxito) en verano

‘El Grand Prix del verano’ cumple este viernes 17 de julio su 25 aniversario. Recordamos los otros formatos que trataron de repetir su hazaña sin conquistar su éxito.

Hablando de verano, ¿recordáis cuando las cadenas de televisión se empeñaban en traernos la playa a casa? Todo empezó hace ya 25 años cuando TVE decidió emitir ‘Cuando calienta el sol’, el nombre original del luego rebautizado ‘Grand Prix del verano‘. Los siguientes años se convertiría en todo un éxito que acompañaría a la audiencia verano tras verano junto a Ramón García hasta 2005. Ya en el año siguiente el drama estaría asegurado al ni llegar a un acuerdo Europroducciones (productora del espacio) y TVE para una nueva edición. A pesar de todo, en 2007 volvería de forma breve a las televisiones autonómicas con Bertín Osborne como presentador, pero ya nada volvería a ser lo mismo. 

PUBLICIDAD

El Grand Prix sentó las bases de una televisión que no consideraba el verano como una temporada baja, sino una oportunidad para lanzar formatos que incluso podían quedarse el resto del año. La tele servía durante para junta a toda la familia y echarse unas ridad al son del ventilador. 

Desafortunadamente, la tele ya no es lo que era. Ahora, el verano significa reposiciones o programas que llevan guardados en la nevera meses porque las cadenas no confían en ellos. En Mírame, los secretos de la tele somos unos nostálgicos y nos hemos puesto a repasar algunos programas que intentaron emular el éxito del ‘Grand Prix’ y nos gustaría que volvieran. 

PUBLICIDAD

1. El Karaoke de Telecinco (1995)

Durante el verano de 1995 la cadena amiga introdujo por primera vez en España el formato de Karaoke en la televisión. El Karaoke de Telecinco era un programa de esos fáciles y efectivos que aparecen de un día para otro y acabas enganchado frente a la tele. La mecánica era fácil, un escenario portátil recorriendo las plazas de los pueblos de la geografía española y muchos cantantes amateurs con ganas de coger un micro. Como curiosidad en este programa debutó una jovencísima Nuria Fergó que se hizo con la victoria y se llevó de premio un karaoke para seguir cantando en casa.

Tras ello, este tipo de formatos han seguido triunfando en las autonómicas con versiones como Canta, canta en Canal 9 y Canal Sur, Canta conmigo en Aragón Tv, Supermaster en TVG o el más parecido al de Telecinco, Arrasando en Castilla-La Mancha Media. Ahora más que nunca que los programas grabados han demostrado que no tienen tanta eficacia como los directos se trata de una opción para refrescar los casposos veranos televisivos de los últimos años.

PUBLICIDAD

2. Megatrix (1995-2013)

De los noventa a los dos mil no había verano sin Megatrix. En 1995 llegó a Antena 3 el club más famoso que aunque no solo se emitía en verano cuando llegaban las vacaciones se convertía en algo especial para los niños. El programa cambiaba el plató por escenarios más típicos del verano como las piscinas y toboganes del parque acuático Aquópolis o el parque de la naturaleza Faunia de Madrid.

Para estas labores solía contarse con varios presentadores, pero la más recordada sin duda sería la triunfita Natalia que fichó en 2002 por Megatrix. En este marco veraniego el club organizaba concursos y pruebas a varios equipos formados por niños que competían para conseguir diferentes juguetes y premios.

Además Megatrix servía como contenedor de diversas series animadas y adolescentes que se emitían diariamente toda la mañana de Antena 3 cuando los magazines matinales cogían vacaciones y dejaban paso a la programación infantil. Con la llegada de la TDT y el abaratamiento de la televisión, el programa fue perdiendo peso y acabó siendo un contenedor de series sin presentadores. Ya en 2013 la marca desapareció para dejar paso a Neox Kids, muchos padres agradecerían su vuelta.

3. Trato hecho (1999-2002)

Trato hecho llegaba en el verano de 1999 a Antena 3 con la difícil labor de sustituir a Furor, pero lo consiguió durante tres temporadas. Estaba presentado por Bertín Osborne y acompañado por una mascota virtual cuyos movimientos eran generados por un actor de carne y hueso, Lolo el ratón en sus primeras dos temporadas y Rita la dragona en la última.

El formato era una adaptación del americano The big deal en el que en un inmenso plató con más de 300 personas como público se escogía a los concursantes al azar, incluso también podían ser cazados en plena calle. En Trato hecho había varios tipos de pruebas, todas ellas espectaculares que se realizaban en plató o exteriores. Cuando eran superadas los concursantes tenían derecho a elegir entre dos puertas y una caja que escondían diferentes premios. Después, Bertín les ofrecía dinero para que se olvidaran de lo que habían elegido hasta el momento o la posibilidad de entrar en la «Gran subasta final».

A pesar de que en su primera temporada obtuvo un 28,4% de audiencia y un 22,2% en su segunda, la última marcó mínimo con un 17,6% al enfrentarse al recién estrenado Salsa Rosa y fue retirado de la parrilla. A día de hoy, El Hormiguero nos recuerda con sus experimentos la espectacularidad de las pruebas del programa con gran éxito. Modernizando el formato y añadiendo un rostro joven a la presentación podría volver a ser un imprescindible de la programación.

4. Fort Boyard (2001)

En 2001 llegaba a Telecinco un formato fresco y adaptado a la época estival. El concurso presentado por Paula Vázquez y Félix Álvarez nos trasladaba a una fortaleza en medio del mar donde los concursantes vivirían sus propias aventuras piratas. Se trata de un formato original francés que se estrenó por primera vez en 1990 en el canal francés Antenne 2. El programa toma por nombre una fortaleza, del siglo XIX, situada en medio del mar para defender la costa de La Rochelle. Pronto se convirtió en un fenómeno en Francia y terminó expandiendo su éxito a una treintena de países donde continúa triunfando.

En cada programa los equipos formados por amigos o familiares recorrían las distintas habitaciones de la fortaleza para ir superando las distintas pruebas. Estas incluían desde espectaculares retos de tirolina o escalada hasta peligrosas pruebas con serpientes. Además, todos estos juegos estaban divididos por fases, primero tenían que conseguir las llaves para acceder a las diferentes estancias. Después, encontrar las palabras que les ayudasen a adivinar la contraseña para acceder a la sala del tesoro custodiada por tigres. Una vez dentro, el tiempo que les sobrase tenían que coger todo el oro que pudieran, que por último se pesaría y cambiaría por el premio en metálico.

Aunque el formato tuvo unos datos decentes, se estrenó con un 22,8% de share, estos fueron descendiendo a lo largo de sus diez entregas hasta marcar un 17,1% de audiencia; muy por debajo del 20% que marcaba el éxito en los dos mil y sobre todo por el 60,7% de share obtenido por la final de Gran Hermano 2 una semana antes. No obstante, las críticas fueron muy buenas y son muchos los que recuerdan el formato que podría triunfar a día de hoy en otra cadena con un público más familiar.

5. Ola-ola (2008)

Con Callejeros llegó el éxito de los programas de reportajes a la televisión española y Cuatro vio en ellos su gallina de los huevos de oro. Sin embargo, una serie de catastróficos acontecimientos hizo que Cuatro y Mediapro, la productora del programa, paralizaran la realización de nuevos programas por supuesto impago. Así surgió Ola-ola.

Ola-ola, dirigido por Nacho Medina (exreportero de Callejeros), recorría todo el litoral español buscando las historias más divertidas. Desde las playas más concurridas hasta las calas más recónditas, desde los clásicos chiringuitos a pie de playa hasta las discotecas más famosas y exclusivas del verano. Las cámaras del programa nos mostraron de una forma diferente el sol que cada día ilumina y broncea a los bañistas que optan por las costas peninsulares y la de los archipiélagos balear y canario.

A día de hoy, quedando aún muchas zonas de costa por visitar e historias por descubrir, podría volver a ser una propuesta atractiva para llenar las noches de verano de una parrilla llena de refritos.

6. Libertad vigilada (2006)

En 2006 cuando no podíamos dormir por las calurosas noches de verano, Antena 3 decidió darnos algo que ver y de lo que hablar. Libertad vigilada llegó como un terremoto al late-night de la cadena de San Sebastián de los Reyes.

En el programa siete chicos y siete chicas, de entre 18 y 24 años (todavía viviendo con sus padres) convivían durante 18 días en las que serían sus últimas vacaciones antes de independizarse. El objetivo del formato era ver cómo actuaban los jóvenes cuando creían tener lejos a sus padres. Los participantes pensaban que eran los espectadores los que votaban a los nominados, pero en realidad eran los propios padres los que hacían de jurado. Los padres pasaban vergüenza ajena viendo el comportamiento de sus hijos y al final de cada programa el eliminado se reencontraba con el grupo de padres descubriendo toda la verdad.

Como si de un Gran Hermano se tratara tenían una villa entera para ellos situada en un hotel de lujo en Fuerteventura. Contaban con piscina, chill out y La Palmera, el lugar que servía de confesionario. Además todo esto liderado por Toñi Moreno que durante los primeros programas saboreó el sabor del éxito llegando a rozar el 30% de share para acabar en un pobre 9% debido a la poca promoción de la cadena y el horario tardío. Seguramente hoy día podría tener una nueva oportunidad viendo el buen rendimiento de programas como La isla de las tentaciones.

7. Pocholo Ibiza ’06/ Pocholo 07 (sin domicilio fijo)

Con la llegada de La Sexta, llegó también Pocholo. El miembro más original de la familia Franco se alejaba de los trajes de chaqueta, las corbatas o los collares de perlas para dar lugar al miembro más original y diferente de los Franco. En Hotel Glam ya había demostrado estar hecho para la televisión y, en 2006, La Sexta lo hizo protagonista de su propio programa.

En forma de docu-reality y sin pelos en la lengua mostraba su amor por Ibiza…y por las fiestas. Al año siguiente la cadena quedó tan contenta con el resultado que le dio una vuelta de tuerca al formato y se lo puso aún más difícil en sus aventuras. Esta vez iría en caravana recorriendo España sin dinero, sin tarjetas y tampoco sin móviles. Además, por si no fuera poca la presencia sobrino-nieto de Franco, estaría también acompañado por Arancha Bonete (chica Play Boy).

El programa acabó resultando una especie de road-movie que nos dejó los momentazos de la extraña pareja buscándose la vida por las carreteras secundarias de toda España e intentando convencer a los lugareños que les dejasen dormir en sitios la mar de curiosos cuando no tenían dinero. Tras dos temporadas no hubo un Pocholo ’08, pero aún hay ganas de ver más.

8. Las joyas de la corona (2010)

Solo durante un verano y nos supo a poco. Las joyas de la corona llegaron de la mano de Carmen Lomana que en prime time tenía por misión pulir el diamante en bruto que eran las y los chonis que se presentaban al programa. Seis chicos y seis chicas que pasarían el verano junto a la pija recuperando una asignatura pendiente, la de los buenos modales.

En el programa, Lomana dirigía su propia escuela en la que expertos en protocolo, estilismo y oratoria instruían a los aspirantes para que aplicasen sus consejos en el día a día. Entre las clases de cultura, moda, locución o buenas maneras también había exámenes, pero muy peculiares…fiestas marbellíes e ibicencas donde demostrar que pasaban la evaluación continua. Una forma muy curiosa de ver como jóvenes de entre 18 y 23 años competían por hacerse con un premio en metálico de 20.000 euros.

Además, el formato contaba con galas semanales presentadas por Jordi González en las que como en todo reality de Telecinco había tiempo para ver los roces producidos por la convivencia entre los participantes. A pesar de que su audiencia no fue buena, 13,1% de media, sería un buen programa para incentivar el prime time de Cuatro, la hermana pequeña de Telecinco.

9. Involución (2011)

Retroceso en la marcha o evolución de un proceso. Bajo esa premisa llegaba a Neox su primer show en prime time cuando aún Atresmedia apostaba firmemente por la producción propia en sus cadenas de TDT. Presentado por Berta Collado y Flipy, se trataba de un concurso de pruebas al más puro estilo Gran Prix en el que toda la temática apostaba por el proceso inverso de evolución del hombre. El remate para terminar con esta locura era la última prueba en la que los ganadores se jugaban el premio ante un chimpancé al que tenían que conseguir ganar a “piedra, papel o tijera”.

Aunque el concurso podría haber funcionado no lo hizo y pasó a emitirse en un horario menos competitivo los sábados a las 19:00. Seguramente hubiera sido una puesta muy interesante para plataformas de streaming en las que triunfan juegos similares como El suelo es lava.

10. BONUS

Son muchos los programas que podríamos haber incluido en la lista. Podríamos mencionar las galas de Desde Palma con amor (1991-2002) de Telecinco o El Supershow (2004) de Antena 3 que traerían de nuevo las actuaciones en directo a nuestras pantallas. También, otros concursos como Furor (1998-2001) y Hoy es tu día (2002), pero la no terminaríamos nunca. Lo que sí parece que ha terminado son las ganas de la tele de acercarnos el verano a nuestras casas.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD