PUBLICIDAD
EntrevistasPortada

Verónica Velásquez, protagonista de ‘Perdida’: «Amaría hacer una segunda temporada, depende de Netflix»

veronica-velasquez

Entrevistamos a Verónica Velásquez, protagonista de la serie ‘Perdida’ de Atresmedia, que recientemente se ha estrenado en Netflix colándose entre las series más populares de la plataforma en varios países.

Con la expansión internacional de Netflix, esta se ha convertido en una especie de “plataforma redentora” donde las series que no cumplen con las expectativas de sus cadenas originales pueden vivir una segunda vida hasta, incluso, ser renovadas junto al sello Netflix, como es el caso de ‘Black Mirror’ o ‘La casa de papel‘.

PUBLICIDAD

Este podría ser el caso de ‘Perdida’, la serie original de Atresmedia que se emitió en el prime time (o mejor dicho, late night) de Antena 3 con unos discretos datos de audiencia pero gozando de una grandísima crítica. Tenemos la oportunidad de entrevistar a Verónica Velásquez, «la chica que se pierde en la serie», justo 24 horas después del estreno internacional de la serie en Netflix. 

Puedes ver la entrevista completa en vídeo aquí.

PUBLICIDAD

¿Cómo te sientes 24 horas después de la llegada de ‘Perdida’ a Netflix?

Es algo súper nuevo, que no había vivido nunca. Una experiencia completamente distinta a lo que yo estaba acostumbrada. Despertarme todos los días y ver 20-30 mensajes en el directo (de Instagram), 10 solicitudes de mensajes… diciendo tantas cosas bonitas sobre la serie. He sentido el completo apoyo de las personas y eso es algo que nunca había vivido. Estoy maravillada, de verdad.

PUBLICIDAD

Ahora que la serie está disponible a nivel mundial tus amigos y familiares la pueden ver…

Sí, se estrenó el 14 de enero en España, la daban semanalmente los martes pero estaba prohibido el contenido de Antena 3 con Latinoamérica y el resto del mundo. Yo pagué la suscripción en Atresplayer y no me dejaba verla de todas formas. Había visto pedacitos de la serie porque mi cuñado en México consiguió verla y me mostraba pedazos de los capítulos. Yo ya tenía una idea de lo que iba a ver pero, obviamente, la familia, los amigos… no podían. Entonces claro, se estrenó ahorita y ha sido un boom también entre mi círculo social, mi familia, mis amigos… porque están todos pegados. Me dicen “hay sí, ya la ví”, “oye, yo no me imaginé que iba a pasar esto”, “esta escena está buenísima”… Está siendo chévere.

A nivel personal, ¿cómo crees que puede influir en tu carrera profesional esta ventana tan grande que es Netflix?

Netflix es una plataforma muy importante. Es como “hey, tengo una serie, estoy protagonizando algo en Netflix”, es un plus para lo que ya he hecho.

Explícanos un poco de qué va la serie.

La serie va sobre una nena que se pierde en las playas de Valencia, en España. Los papás españoles se ponen a la búsqueda de ella durante mucho tiempo hasta que lo olvidan, más por parte del padre, tratando de seguir con sus vidas aún teniendo esa sensación de dónde está mi hija. Pasan trece años y el padre retoma, por cuestiones que ya verán en la serie, las ganas de buscar a su hija. El padre se pregunta qué será de su vida, si estará bien… Hace hasta lo imposible por buscar al hombre que me secuestró, que está en una cárcel en Colombia. 

Son dos hilos en la historia. En uno está la secuencia de mi papá buscándome y todo lo que ocurre en su línea y por otro lado está la mía. Cómo es mi vida después de esos trece años, yo ya mayor de edad, en mi casa, mis amigos, mi círculo… y el darme cuenta que no es mi vida original. 

¿Cómo definirías la serie en una palabra?

Trepidante, intensa.

Ahora que la serie ha llegado a Netflix, ¿crees que podría renovar por una segunda temporada? ¿Te gustaría grabarla?

Por supuesto, amaría completamente hacer una segunda temporada. Sería fabuloso, hermoso y de todo volver a juntarnos todo el equipo, volver al inicio. Sería como “vámonos para atrás y empecemos esto otra vez”. Ya que está en la plataforma, esperemos que todo el mundo la comparta, la disfrute… digan “no me gustó esta serie” pero muestren la serie, que la otra persona también la vea o “me encantó esta serie” y muestrenla a todo el mundo. Igual si no les gustó la serie que me cuenten “este final no me gustó, ví esto y como que no, ese inicio no me gustó”, que me cuenten de todo (risas). Obviamente me encantaría hacer la segunda temporada pero depende de la plataforma.

Entonces, ¿crees que la serie tiene recorrido, historia para una segunda temporada?

Sí, hay muchas cosas que quedaron en el aire. No quiero hablar porque todavía hay mucha gente que no se la ha visto.

La serie se ha rodado íntegramente entre Valencia y Bogotá, ¿cómo se planificó ese rodaje con un océano de por medio?

Fue una experiencia completamente maravillosa por todo el equipo. Igualmente fue una experiencia nueva para todos, también para los españoles que tuvieron que venir porque los sacaron de su zona. Acá en Colombia, el único que viajó a España a grabar allá fue Juan Messier para la escena del secuestro de la niña en la playa, del resto todos los españoles estuvieron acá. Estuvieron grabando en España mes y medio, más o menos, llegaron a Colombia y empezamos el rodaje el cuatro de junio del año pasado.    

Este estreno internacional coincide prácticamente con el primer aniversario del inicio del rodaje, ¿cuál fue la primera escena que rodaste?

Sí, empezamos a grabar el cuatro de junio. Mi primer día fue el ocho y ahora se estrenó la serie el pasado cinco de junio de este año. Mi primera escena fue toda la secuencia de la psicóloga del capítulo cuatro.

¿Qué ocurrió el último día de rodaje con una loma? Carolina Lapausa se puso un poco nerviosa…

Estábamos grabando en una loma, un lugar muy inclinado. Estábamos bajando, David Trejos estaba manejando y como que se le soltó el carro y casi nos vamos (risas).

Grabaste con grandes actores españoles como Daniel Grao o Melani Olivares, ¿los conocías previamente?

No, nos los conocía. Obviamente cuando me dijeron “están estos personajes”, al único al que busqué fue a Dani porque iba a hacer de mi papá. Me encantó una serie que tiene en Netflix: ‘La catedral del mar’. La ví y así tuve un referente de quién era. A Carolina Lapausa la ví en la película ‘Toc Toc’ y ahí tuve la referencia de dónde la había visto. 

Cuando llegamos acá a Colombia, hablaban mucho de Melani y entonces como que ya la sentía parte de mis conocidos, sin conocerla. Cuando llegó por fin le puse cara y nombre a todo lo que me habían contado. Melani es amor, es divina.

Cuando conocí a Dani, nosotros todavía estábamos en ensayos, llegó a las reuniones y allí lo conocí e hicimos click de una vez, fue inmediato. Todos los días de rodaje cuando él estaba libre o yo estaba libre, salíamos a cualquier lado, íbamos a desayunar… estuvimos juntitos todo el tiempo. 

¿Llegaste a conocer a tu “yo del pasado”, Daniela Soneira?

Sí, nos tomamos fotos, hablamos un montón, esa niña es un bombón, es demasiado hermosa. Yo la ví y le dije “oye eres yo” (risas). Es muy parecida a mí, fue un shock. La conocí grabando, ella tiene unas escenas también en el mismo árbol que yo y obviamente tuvo que venir a Colombia a recrear toda esa situación. Yo estaba grabando en la misma localización y me la encontré en maquillaje.

¿Qué series españolas conoces?

Un montón. Me he visto, obviamente, todas las temporadas de ‘Élite’, ‘La casa de papel’, ‘Mar de plástico’, muchas películas españolas…

¿Cómo reaccionaste al saber que ibas a trabajar con Ana María Orozco, toda una estrella de Colombia por su papel de “Betty, la fea”?

Sinceramente, no considero a nadie como una “estrella” o superiores, me grabé eso desde muy chiquita. Yo entraba en las productoras acá en Colombia, veía a muchos famosos y decía “¡qué chévere!”, pero no les voy a pedir una foto, no voy a tratarlos de algo más porque yo soy como ellos, siempre les veo a mi nivel. 

Me pasó algo muy chistoso porque yo estaba haciendo el callback (cuando te llaman después de un casting para volverte a ver) acá en la productora y conocí a Iñaki, el director, y a Juanma, el productor. Me presentan a Ana María y desde el primer momento fue súper cálida como ser humano. Ella era mi segunda mamá que me ponían, con mi otra madre fue como “ay sí, mamá, hola, ¿cómo estás?”, pues una vaina bien. Con Ana María llegó como con esa calidez y yo “holi, ¿cómo estás?” (con cercanía). Nos sentamos, estuvimos conversando un poco con Iñaki, hicimos una relación rápida para hacer la escena y quedó súper chévere el callback.

Desde ahí la conocí y cuando llegamos a los ensayos y la ví fue como “ay, ¿cómo estás?, ¡qué gusto verte!”, fue súper bonito. Lo mismo me pasó con David Trejos, ese día hice mi callback con tres chicos y el último con el que lo hice fue con David y allí nos conocimos. Cuando nos vimos en los ensayos fue como “¡lo logramos!” (risas).

También coincidiste con Mariana Garzón de ‘La reina del flow’, que hace de tu amiga en la serie…

No tuvimos muchas escenas la verdad, no coincidimos muchas veces en set. Nos vimos como tres veces para las escenas de la universidad, las del restaurante… y creo que ya. Tuvimos un día de ensayo con ella, estuvimos hablando, compartimos un rato, salíamos a las cinco de la mañana de grabar super cansadas y nos íbamos las dos juntas porque la ruta mía le servía. Con “Mari” súper bien, una chica súper guapa.

Si no hubieses hecho el personaje de Soledad, ¿a qué personaje te hubiera gustado encarnar?

Yo amo a mi personaje demasiado. Que me hayan gustado… me encantó el personaje de Adriana Paz, Adriana tiene un “yo no sé” que me la creo, es muy buena en lo que hace. Me encantó el de “La Grilla”, me fascina cómo maneja las situaciones con su violencia, me gustó mucho. Todos los personajes me gustan pero que yo diga “me hubiera gustado ser ese” no.

La cárcel de la serie, “La Brecha”, está inspirada en “La Modelo” una cárcel que se sitúa en el centro de Bogotá, ¿crees que se ha reflejado bien esa cárcel? ¿Es tan peligrosa como aparece en la serie?

Por cosas personales, fui hace un tiempito largo a “La Modelo” de visita. Yo recuerdo que cuando entré a “La Brecha” tuve una sensación tan familiar… Por los acabados de la pintura, la estructura, todo era muy igual. Obviamente es distinta por el patio y todo pero me lo recordó y entonces dije “está bien hecha”.

En cuanto a peligro sí, yo en “La Modelo” estuve curiosamente con muchos españoles en mis visitas. Yo estaba en un patio con mucha seguridad porque estaban narcotraficantes pero no habían asesinos, violadores, rateros… Después fuí a la cárcel de “La Picota” (risas). La seguridad y el peligro de una cárcel se mide depende de los patios, hay patios en los que literal vas visitar a alguien y no puedes salir, hay gente que no ha salido de una visita en ciertos patios. Yo tuve la fortuna de que iba a visitar en un patio donde estaba gente “bien”: un narcotraficante, un mulero… gente que no hace las cosas a mano propia, si no que mandan a otros. 

Grabasteis un final alternativo, ¿sabías qué final se iba a emitir?

No, nos dijeron “vamos a grabar dos finales, depende de cómo le vaya yendo a la serie, si le va muy bien mandamos el final cerrado y si no el final abierto”. A la serie le fue bien, mantuvo su rating pero también fue por cuestión de horas, por el horario. A esa hora casi nadie la iría a ver pero curiosamente mantuvo los puntos de rating todas las semanas.

Me pasaron el último capítulo y lo primero que hice fue irme al final del capítulo, dije “de ahí depende que haya una segunda temporada inmediata, dependen muchas cosas a raíz de eso”. Cuando vi el final dije “¿qué esto, qué pasó?”, le escribí a Natxo López (creador de ‘Perdida’) preguntándole: “¡¿Por qué no nos habían dicho?!” (risas) Me dijo “no, yo también estoy sorprendido, me enteré hace tres días que iban a mandar ese final… Ya quedó así pero igualmente se puede moldear la historia”. Es un producto maravilloso, increíble, la historia atrapa, tiene un hilo que engancha. El final que quedó es muy bueno y ya la última palabra pues la tiene Netflix.

Fuiste nominada a los Premios India Catalina 2018 como mejor actriz de reparto por la serie ‘#TBT Sin límites’, la primera serie transmedia de Colombia, ¿qué nos puedes contar de esa serie?

Era una serie interactiva buenísima, a mí me gustó. Fue una experiencia completamente distinta a lo que yo alguna vez pensé hacer. Fue mi primer proyecto, muy loco empecé y me dijeron “mira el personaje es este, un niño trans”. Siempre he apoyado a la comunidad, siempre he estado rodeada desde que tengo memoria de personas de la comunidad y los amo y los apoyo completamente pero no lo había visto desde ese punto, hay mucho más en esta comunidad que uno tiene que aprender.

Me mostraron el personaje y dije “es un cambio completamente grande”, de tener el cabello larguísimo me lo tuvieron que cortar. “Es un niño, tú no puedes tener pelo” me dijeron, fue un proceso personal muy heavy, aprendí mucho con el personaje, fueron dos temporadas maravillosas. La primera temporada fue la nominación, tuvimos ocho nominaciones a los India Catalina, entre ellas la mía, una nominación importante aquí en Colombia. Ese momento de experiencia no me lo quita nadie. 

¿Siempre quisiste dedicarte a la interpretación?

Es muy chistoso porque yo veía a mis compañeritas del colegio todo el tiempo preocupadas por qué iban a estudiar, qué iban a hacer por su vida y yo siempre tuve cinco carreras. Yo iba a ser modelo, cantante, actriz, arqueóloga, paleontóloga, historiadora, astróloga… mejor dicho yo tenía ocho carreras literal. Después con el tiempo dije “no voy a buscar fósiles, no voy a estudiar los astros…” (risas). Me encanta, me fascina la historia, si hay un tema que me gusta voy hasta lo más recóndito a ver los documentales, a leer cada archivo, cada cosa. Así soy de obsesiva con ciertos temas en cuanto me llamen mucho la atención. 

Mis papás me metieron en el mundo del modelaje desde muy chiquita, yo tenía cinco años. Yo vivía en Barranquilla, soy de allá, trasladaron a mi papá a Bogotá y pues obviamente toda la familia se tuvo que venir. Acá seguimos con el mundo del modelaje con pasarelas, marcas, desfiles… a los doce años me metieron en una agencia donde veíamos modelaje y clases de actuación y me gustó la actuación. Le dije a mis padres “lo mío es esto”, yo quiero ser actriz. Entonces desde los doce tengo como esa idea y a los catorce me metí de lleno a estudiar, a empaparme, asistiendo a todas las clases semanales super constante, a estudiar mucho, a leer, a entrenar. A tener herramientas todo el tiempo que me llenaran.

Fueron cuatro años súper complejos desde que tenía catorce y empecé a estudiar, yo le dije a mi mánager “no me mandes a castings, yo quiero ir a hacer un casting y si lo voy a hacer, lo hago bien”. Igual tuve muchos problemas, duré cuatro años con brackets. Estéticamente en televisión, en el medio, en esa época siempre fue una traba para mí, estéticamente no está para una producción. Seguí estudiando y seguí aprendiendo para cuando sea el momento, me quiten los brackets y esté todo bien en mi vida, pues haré las cosas.

Era el 2017, ese año cumplía dieciocho y yo dije “apenas cumpla dieciocho, empiezo mi carrera”. Cumplí los dieciocho, me metí a trabajar en una taquería, que amé ese trabajo, allí duré dos meses y empecé ‘#TBT’. Literalmente como que yo sentí como que todo lo que le pides al universo, el universo te lo da en el momento que tiene que ser. Yo se lo pedí todo el tiempo al universo que apenas cumpliera dieciocho tenía que tener mi proyecto y así fué.

Ahora mismo estás grabando una serie para Bogotá que se llama ‘Los Rodríguez’…

Sí, le cambiaron el nombre y ahora se llama ‘El Cartel’. Empezamos a rodarla pero nos tocó frenar el dieciséis de marzo por la cuarentena. Nos ha frenado a todos muy cañon pero hay que cuidarnos y mantenernos juiciosos con el tema porque de ahí dependen muchas cosas en el futuro.

Estabas grabando una serie con Amazon que también se ha paralizado por eso mismo, ¿no?

No, eso está en espera, estamos en proceso a ver qué pasa. Una vez en un casting que hice acá en una productora en Colombia, del que salí muy nerviosa porque era en ese comienzo de “ya tengo dieciocho mandenme a castear” pero en realidad no sabía, no tenía el entrenamiento de ir a un casting, después de casi dos años sin ir a ninguno, ir a un casting con cámaras, directores… me descolocó un poco. Salí nerviosa, alterada, ví al director y le pregunté si lo hice bien y me dijo “sí, está bien pero mira vas a hacer algo. Abandona, suelta”, para que no me matara la cabeza.

Me metí mucho en la cabeza eso, siempre que voy a un casting hago lo que sé hacer. No me voy a poner a inventar, si preparé algo lo hago. Si sé actuar, voy a actuar, no me voy a poner a distraer la mente, voy a lo que voy, fin. Y apenas salgo de hacer lo que sé hacer, lo abandono, digo “ya se lo entregué al universo y que sea lo que el universo quiera o Dios quiera” y ya pero no voy a matarme la cabeza pensando si lo hice bien o no.

Me guio mucho por lo que siento, soy muy inquieta y la mente me juega muchas malas pasadas, entonces la cuarentena me ha jugado todas las peores pasadas (risas). Si estoy serena y tranquila, está bien y ya, lo abandono. Si salgo con esa sensación de “pudo ser mejor, no tuve mucho feeling, esta situación no me ayudó…”, entonces le digo a mi manager Paola “lo abandono completamente y no sé, lo pude haber hecho mejor”, pero hasta ahí llega la situación.

El año pasado me pasó algo terrible, hice un casting para una serie y me fue muy muy bien en el proceso. Una serie no colombiana, yo tenía que ser de otro país de Centroamérica que no conozco y mi manager y sus hermanas me ayudaron mucho con el acento porque son de allá. Pasé al callback, en el callback lo hice absurdamente bien, un proceso maravilloso y nunca lo solté. Tuve una reunión con los que me hicieron el casting y me dijeron que necesitaban mi visado, yo no tengo visa… y se cayó el proyecto por la visa. Duré cuatro días en depresión, fue terrible y dije “ves porque tienes que soltar en cualquier situación” (risas). Que no se me vuelva a caer nada por cosas externas a mí, porque eso fue, si yo hubiera tenido la visa hubiera estado allá .  

¿Los fans se portan bien contigo?   

Sí, están muy pendientes, me escriben un montón, todo el tiempo están ahí. Tengo a muchos en WhatsApp, le dije a una chica que me metiera en un grupo de fandom de Ana María y de la serie.

Despedida

Gracias por este espacio, por todo el amor y apoyo que le están dando a la serie. Síganla compartiendo, sigan escribiendo a todos sus familiares, escríbanme a mí, todo lo que me postean lo estoy reposteando. Estoy súper pendiente de todas la noticias buenas que se vienen. Cuídense mucho por favor, no salgan de casa, si tienen permiso salgan con todas las precauciones.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD