PUBLICIDAD
El blog de Alejandra CastellóOpiniónPortada

Oriana, en la diana: La estafa perfecta de ‘La Casa Fuerte’

El blog de Alejandra Castelló.

Abrimos debate. Todos conocemos a Oriana Marzoli, al menos todos los amantes de los formatos habidos y por haber de Telecinco. Estos días Oriana vuelve a estar de actualidad por ser una de las nuevas concursantes del nuevo reality ‘La Casa Fuerte‘. Pero la pregunta es: ¿debía Oriana volver a un reality de la cadena después de su trayectoria? ¿Se lo merecía? ¿Por qué Mediaset vuelve a confiar en ella?

PUBLICIDAD

Para entender el porqué de este debate, y por si hay alguien nuevo en este mundo, os pondré en antecedentes. Oriana es una experta en abandonar realitys. Sí, no en hacerlos, no en participar, en abandonarlos, y no precisamente al mes. La conocimos en ‘Mujeres y Hombres’, con una cara muy distinta a la que tiene ahora (las operaciones y el pasar de choni a pija, se han encargado de transformarla completamente) y después, debido a la gran facilidad que tenía para la polémica, Mediaset la metió en varios realitys.

El primero fue ‘Supervivientes’. Entre lágrimas de desesperación, abandono a los cuatro días. Se le volvió a dar una oportunidad, también en Supervivientes, y abandono al día siguiente (creo que esta vez fueron los bichos los culpables). Sí, es una locura, pero es así. Aquí no acaba todo, en la edición de Miriam Saavedra de ‘GH VIP’, Oriana fue una de las concursantes elegidas para participar. ¿El problema entonces? Que la primera prueba semanal era recoger la casa, ya que estaba transformada en una granja con burros y avestruces, y ella no podía aguantar eso. Si, señores, el único problema era recoger. Así que Oriana abandonó al día siguiente.

PUBLICIDAD

Parece una locura y lo es. Una cadena confía en ti, cuando hay miles de concursantes queriendo participar, y tu abandonas tres veces sin dudarlo y al parecer sin remordimiento alguno. Pero cuidado, que eso no es todo. En España no, pero en Chile parece que le ha ido mucho mejor. Ha participado en tres realitys y uno de ellos ‘Volverías con tu ex’ lo ha ganado. La diferencia, supongo que el estilo de programa. Esos realitys son diferentes a lo que estamos acostumbrados aquí, en España. Ahí vale pegarse, insultarse sin límite, y todo, cuanto más mejor.

Entonces parece claro, leyendo hasta aquí, ¿que lo último que merecía Oriana es una oportunidad más verdad? Sigamos leyendo.

PUBLICIDAD

Oriana, ¿estafa o valor seguro para ‘La Casa Fuerte’?

Después de sus últimos abandonos, Mediaset decidió “castigarla” de alguna manera sin participar en los debates o programas de la cadena, cosa que a ella le encanta, porque eso sí que es fácil. Voy, comento, me lo llevo calentito, y el esfuerzo es mínimo. Básicamente se preocupa de ir de punta en blanco, con su flequillo perfecto y su gloss tan característico siempre en mano. Eso sí lo sabe hacer, esforzarse, no tanto. Hay que recalcar, que el castigo no duró demasiado, hace unos meses la hemos vuelvo a ver hablando de ‘Supervivientes’ y ‘GH VIP’ como colaboradora. Pero todo el mundo tiene el ataque fácil hacia ella: “Que vas a comentar tú, que no aguantaste ni cuatro días, querida”.

Entonces, volvemos a la misma pregunta, ¿por qué Telecinco la vuelve a llamar y a día de hoy vuelve a estar en un reality? Pues la respuesta es la más sencilla: Porque funciona y mucho. Y es una realidad, y como amante de los realitys que soy, no me queda otra que aceptarlo y reconocerlo. Funciona. Y mucho.

Es verdad que esta vez Telecinco no la ha puesto en un gran reality (solo faltaría). Estamos hablando, como todos sabemos ya a estas alturas, que ‘La casa fuerte’ es un reality ‘low cost‘, de bajo presupuesto, y que los cachés son mucho menores que en otros concursos a los que estamos acostumbrados. Oriana, como los otros concursantes estarían   cobrando entre 1.500 euros y 3.000 euros semanales, nada que ver con los precios a los que estamos acostumbrados. Ella asegura que ahora sí que está preparada y que es su momento (y más te vale, cariño, porque si no ya puedes ir saliendo de España, porque una más no sé yo quien te la aguantaba).

Pero sigamos, Oriana funciona. Es una realidad. Y nos lo ha vuelto a demostrar. Que funcione no quiere decir que la amemos, que nos guste, o que empaticemos con ella. Todo lo contrario. Pero nos provoca cosas: odio, rabia, impotencia, agresividad (esto desde luego me pasa a mí que cada vez que la veo actuar que me dan ganar de atravesar la pantalla y darle una buena colleja). Los concursantes que nos provocan cosas son necesarios. Oriana no solo nos provoca cosas a nosotros, también a los demás concursantes. Les saca de sus casillas. Y eso al final, son videos, y no nos engañemos, vemos los realitys por videos como estos.

¿Creéis que es casualidad que Oriana fuera la primera en entrar en la casa de ‘GH VIP’ (aunque luego abandonara) y que haya sido la primera en entrar en ‘La casa fuerte’? No lo es. Oriana da juego, da titulares, da vídeos… Y entrar la primera les asegura que el programa empieza por lo más alto. Si además tiene a Jorge Javier como presentador al otro lado, el tándem es buenísimo porque él la sabe llevar como nadie.

¿Quién no recuerda como el avestruz perseguía a Oriana? ¿O cómo le mordió el burro? Telecinco sabía que iba a funcionar, y algunos recordamos más la entrada de Oriana y sus pocas horas en la casa que la estancia de algunos que pasaron incluso un mes (no quiero hablar de nadie, Darek).

En esta ocasión, hicieron lo mismo. Oriana fue la primera… Y a los pocos minutos ya teníamos conflictos con Ivan, a la media hora llamó vieja a Yola Berrocal y tuvo la bronca más destacada de la gala con Leticia Sabater. Podría ser fruto del primer día. Pero no lo es. Oriana se ha convertido en la gran protagonista de esta edición, muy por encima de sus compañeros (sin destacar el posible futuro romance de Yola y Leticia que ya comentaremos algún día).

Funciona. Y mucho. Todos los videos son de ella: la primera gran bronca hasta casi llegar a las manos con Estefanía, el enfado con Macarena por sentarse en las rodillas de Iván o la relación/no relación que tiene con este último. Aunque Oriana abandonara ahora (no creo que lo haga, se juega mucho, pero es que además la veo realmente cómoda) ya nos ha dado más juego del que darán algunos personajes en todo el concurso, como, por ejemplo, Cristina, la novia de Ferre.

Telecinco ya la tiene amortizada. Le da igual la lealtad, que abandone o no. Incluso si abandonara nos daría también videos, juego y debate. Haga lo que haga, funciona. Lo que da Oriana es puro reality. Y en esta ocasión, que hablamos de que está siendo un reality sin sentido, un despropósito, sin organización, hecho de última hora… lo está salvando. Otras cosas son sus valores, su personalidad… la capacidad de hacer daño pasando por encima de todo, como parece que le está haciendo a Fani. Aunque se rumorea que esta discusión podría venir pactada de fuera. Y para que engañarnos, viniendo de Oriana, puedo creérmelo todo. Está sabe más de tele que yo de Embrujadas.

Así que si, señores. Oriana es necesaria. Y da igual lo que se mereciera o no. Es un valor seguro en un reality. Esté el tiempo que esté. Así que, aunque no la queramos como amiga, como novia, ni siquiera como compañera de piso, yo la quiero como concursante. No hablemos de oportunidades, hablemos de show, de televisión, incluso de negocio. Cuando algo funciona, hay que utilizarlo. Y aunque a algunos les cueste reconocerlo, Oriana funciona. Y mucho.

ff

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD