PUBLICIDAD
EspecialPortada

La televisión multicolor: 70 personajes LGTBIQ+ de las series españolas para celebrar el Orgullo

Aunque aún falta mucho por hacer por la visibilidad del colectivo LGTBIQ+ la ficción española ha dado grandes pasos en los últimos años.

Este 28 de junio se celebra el día del Orgullo LGTBIQ+ y no podíamos pasar por alto cómo ha representado la ficción española a este colectivo. Hasta hace no demasiados años era complicado encontrar personajes de este tipo y los que aparecían eran el centro de bromas del resto o estaban planteados desde la visión de unos guionistas que no conocían la realidad de estas personas.

PUBLICIDAD

Pero algo ha cambiado en la televisión española, cada vez estamos más concienciados con la realidad LGTBIQ+ y se están creando personajes en los que ya no caben más clichés. La televisión es cultura, pero también el reflejo de la sociedad que somos y aún nos falta mucho que progresar. Las agresiones hacia este colectivo siguen en la calle, los adolescentes que crecen dentro de un armario sin poder ser quienes son siguen en los miles de pueblos que forman la España rural y la falta de referentes en los que mirarse aún no tienen toda la visibilidad que merecen. Por todo ello, esto es un homenaje a esa televisión multicolor que sigue dando pasos hacia la igualdad porque para que todo cambie es preciso recordar sus aciertos y errores. ¡Feliz Orgullo!

L

PUBLICIDAD

de lesbianas, siempre silenciadas y relegadas por la cultura e incluso por el propio paraguas LGTBIQ+ donde hay un abandono evidente de este grupo. Dentro de la ficción española no ha sido diferente teniendo mayor protagonismo los personajes gays e incluso acaparando los primeros pasos hacia la normalización como el primer beso homosexual que fue entre dos chicos. A pesar de ello, este colectivo ha tenido su representación en diferentes series:

1 Mar de dudas, el destino en sus manos (1995). Esta serie fue la pionera en España que abordaba abiertamente las relaciones entre lesbianas. Además, al finalizar cada capítulo tenía un debate en el que la audiencia elegía el desenlace de la historia.

PUBLICIDAD

2 Al salir de clase (1997-2002). La serie adolescente por excelencia de principios del milenio incluyó en su trama a Clara (Laura Manzanedo) que se enamoraba de Miriam (Marian Aguilera), pero no es correspondida. Entonces Clara para darle celos se enrolla con Alex (Sergio Villodo) y al final se enamora del chico de verdad. Un desenlace bastante decepcionante que tiró por tierra todas las posibilidades de dar por fin visibilidad a las lesbianas en una serie de éxito.

3 Siete Vidas (1999). Las aventuras de Sole y compañía fueron primeras en muchas cosas, pero sobre todo en dar por fin un referente a todas las niñas lesbianas que sintonizaban Telecinco. Diana Freire (Anabel Alonso) descubre pasadas unas temporadas que le gustan las mujeres y lo importante de Diana es que los guionistas no se limitaron a crear un personaje plano como en intentos anteriores, lo llenaron de matices y ahora es uno de los más queridos y recordados.

4 Hospital Central (2000-2012). La serie médica además de muy buenos datos de audiencia hizo mucho por la visibilización. Tuvo entre su reparto protagonista a la doctora Maca (Patricia Vico) y la enfermera Esther (Fátima Baeza) que acaban enamorándose lo que dio lugar a tramas como su boda justo el mismo año que se aprobó en España el matrimonio igualitario.

5 Aquí no hay quien viva (2003-2006) / La que se avecina (2007-presente). Las ficciones de los hermanos Caballero incluyen varios personajes que son lesbianas. La más famosa es Bea (Eva Isanta) la eterna compañera de piso de Mauri. Dentro de la serie tiene una relación con Inga (Vanessa Romero) que es bisexual. Además, hay que destacar la trama de su fecundación in vitro y posterior embarazo porque hasta entonces los modelos de familia de la ficción española eran los de siempre. Después con La que se avecina incluyeron personajes como Reyes (María Casal), aunque abusando del recurso fácil de reírse de ella por su condición sexual.

6 Los Hombres de Paco (2005-2010). Durante la cuarta temporada de la serie apareció el personaje de Pepa (Laura Sánchez), la hermana del protagonista Paco (Paco Tous), que se acaba enamorando de Silvia (Marián Aguilera). Al principio a Silvia no le interesan las mujeres, pero tras mucho intentarlo acaba cayendo rendida ante Pepa.

7 Amar en tiempos revueltos / Amar es para siempre (2005-presente). Como su nombre indica la pareja de lesbianas que aparece en la serie tiene que lidiar con los tiempos para poder seguir con clandestina historia de amor. Ana (Marina San José) y Teresa (Carlota Olcina) hacen lo imposible para estar juntas durante la dictadura franquista. Un gran paso adelante para la TVE normalizando las relaciones del mismo sexo en el horario infantil de la sobremesa.

8 Tierra de lobos (2010-2014). El drama histórico de Telecinco ambientado en el siglo XIX también tenía su pareja de lesbianas, Isabel (Adriana Torrebejano) y Cristina (Berta Hernández). La primera obligada a casarse con un teniente del ejército y la segunda prostituta, ambas ven como no solo la época sino también su situación social hace cada vez más difícil su romance por lo que planean escapar juntas. Al final el marido de Isabel las descubre y acaba asesinando a Cristina.

9 El Ministerio del tiempo (2015-presente). Aquí conocemos a Irene de Larra (Cayetana Guillén Cuervo) una mujer del pasado donde no pudo ser realmente ella por lo que decide vivir sin esconderse en el presente. Marca un antes y después a la hora de presentar a Irene como lesbiana porque simplemente no lo hace, en el primer capítulo con toda la naturalidad besa a una mujer sin explicaciones innecesarias.

10 Vis a Vis (2015-2020). La serie de Globomedia rompió el tabú de la ficción española y habló al fin de relaciones entre mujeres en las cárceles. Vis a vis presenta el sexo oral, las masturbaciones, las enfermedades de transmisión sexual…todo de manera realista, pero además aleja a las protagonistas de estereotipos. Encontramos en los personajes de Saray (Alba Flores) y Rizos (Berta Vázquez) nuevos puntos de vista vinculados a la salida del armario. Saray no podía decirle a su familia que era lesbiana por una cuestión cultural, ya que era gitana y estaba comprometida a casarse con un hombre tal y como había acordado su padre.

BONUS. Son otras las series que también tienen entre sus personajes reflejados al colectivo de lesbianas como la reciente Luimelia (Luisita y Amelia) surgida de Amar es para siempre, Lidia San José en Paquita Salas u otras ya pasadas como la telenovela Seis Hermanas (Celia y Aurora) o Malaka (Asunción Cortes).

G

de gays, aunque ha sido el sector del colectivo LGTBIQ+ más representado en la ficción española también lo ha sido para mal. Durante años los personajes gays eran el centro de todas las bromas. Las salidas del armario de los personajes se trataban con un humor rancio. Por suerte, durante el nuevo milenio los guionistas españoles han ido evolucionando y con ellos los personajes gays que han dejado de estar encasillados en clichés como el diseñador de moda o el peluquero para abrir un abanico de posibilidades:

1 Farmacia de Guardia (1991-1995). Fue la primera en incluir un personaje gay en la ficción española. Era Pablo (David Robles) un amigo de Quique (Miguel Ángel Garzón) que reconoció abiertamente su orientación sexual en uno de los capítulos de la recordada serie de Antena 3. Hasta entonces, los gays en televisión o no aparecían o llegaban a salir con la cara tapada.

2 Pepa y Pepe (1995). A pesar del paso dado por Farmacia de Guardia presentando a un primer personaje gay, los personajes homosexuales aún eran presentados con un humor grueso. En Pepa y Pepe, Rafa (Ángel de Andrés) le contaba a su hermano Pepe (Tito Valverde) que estaba cansado de vivir una farsa con su mujer e hijos a lo que le contestaban “El tío Rafa se ha hecho maricón”.

3 Al salir de clase (1997-2002). La serie introdujo una de las primeras tramas de amor gay de la pequeña pantalla con Santi (Alejo Sauras) y Rubén (Bernabé Fernández). Santi acaba conquistando a Rubén, que salía con una chica y le ayuda a aceptarse tal y como es. Además, se vivió el primer beso gay de la ficción española entre ellos dos.

4 Aquí no hay quien viva (2003-2006). Hasta la llegada de la serie la mayoría de los casos que hemos mencionado eran tramas muy secundarias, pero con Aquí no hay quien viva eso cambió. Dos de los personajes protagonistas eran gays,Mauri (Luis Merlo) y Fernado (Adriá Collado) que, aunque recurrieron en un principio al tópico del afeminado y el masculino poco a poco crearon dos personajes sólidos. Sobre todo, hay que destacar a Mauri que estuvo durante todos los episodios y que cambiaba la imagen que habían dibujado la mayoría de series americanas del gay frívolo y superficial por una buena persona con lazos afectivos.

5 Aída (2005-2014). Aquí no hay quien viva había demostrado que se podía hacer comedia respetando a los personajes gays sin embargo, Aída recurrió en muchas ocasiones al chascarrillo fácil con el personaje de Fidel (Eduardo Casanova) y después a los tópicos generalizados con Toni (Secun de la Rosa). Aun así con humor la serie supo reírse de los homófobos.

6 Los hombres de Paco (2005-2010). La serie de Antena 3 además de contar con dos personajes lesbianas, tenía un gay en el cuerpo de policía. Kike (Enrique Martínez) fue un personaje que podría haberse aprovechado para dar visibilidad a los gays dentro de la policía, pero fue desaprovechado al prácticamente no contar con tramas salvo su salida del armario.

7 Física o Química (2008-2011). Fer (Javier Cavo) es seguramente el principal referente para muchos adolescentes, su personaje supuso una gran ayuda para la aceptación y normalización de la comunidad gay. Se trata de un chico valiente y orgulloso que no se esconde. Por otro lado, está David (Adrián Rodríguez) que aborda la cuestión de la dificultad para un chico de salir del armario durante el instituto dando pie a tramas que hablan de la aceptación.

8 Doctor Mateo (2009-2011). Aunque en la serie se presenta de forma muy estereotipada la homosexualidad, Ernesto (Ramón Pujol) no se ha planteado en ningún momento que es gay hasta que en una borrachera se acuesta con un chico, nos plantea una visión muy interesante como es la homosexualidad en los ámbitos rurales.

9 Merlí (2015-presente). La serie catalana ha sido un referente entre toda la comunidad gay. Primero con Bruno (David Solans), el hijo del protagonista, que aborda la dificultad como adolescente para salir del armario frente a sus compañeros y amigos de instituto. Después, con Oliver (Iñaki Mur) la serie nos presentó a un personaje valiente que en su presentación ante sus compañeros se declara como gay “para evitar comentarios sobre cuánta pluma tengo” rompiendo con la heteronormatividad que reinaba hasta entonces en los institutos de la ficción española.

10 La casa de papel (2017-presente). Los famosos atracadores cuentan con su propio personaje gay, Helsinki (Mirko Dragic). Es importante el paso dado po la serie ya que sigue la estela de las series que se alejan de los tópicos sobre las personas homosexuales.

11 Élite (2018-presente). La serie dirigida a adolescentes de Netflix ha ayudado a muchos jóvenes gracias a la pareja formada por Omar (Omar Ayuso) y Ander (Aron Piper). Como novedad la serie nos mostraba las dificultades de Omar para salir del armario por la religión de su familia. Además, durante la evolución de la pareja abordan temas que están a la orden del día como la plumofobia, que existe dentro del propio colectivo, cuando Ander recrimina y se avergüenza de ciertos comportamientos de Omar.

BONUS. Otros personajes con papeles más secundarios han aparecido en otras ficciones como Médico de familia en la que uno de los compañeros de Nacho (Emilio Aragón) era gay, en Yo soy Bea donde se produjo una boda gay o incluso en más recientes como Velvet con el personaje de Raúl (Asier Etxeandia) que besa a Humberto (Aitor Luna).

T

de transexuales. Que una mujer trans nace mujer, no hombre, o viceversa o que para ser considerada mujer u hombre no debe someterse a una operación de reasignación de género aún en 2020 es poco familiar para algunos. Eso se debe a que la ficción y los medios de comunicación españoles han hecho muy poco por comunicar todo lo relacionado con la identidad de género. Por suerte, en los últimos años se ha avanzado mucho, aunque aún la presencia de personajes trans e incluso protagonistas trans es anecdótica en las series españolas y más aún que las y los elegidos sean actores transexuales.

1 Farmacia de guardia (1991-1995). Fue a primera serie que dio el paso para revindicar la visibilidad del colectivo transexual. Aun así, lo hizo con un personaje episódico, la tía transexual de Lourdes (Concha Cuetos). Clara Eugenia (Fernando Telletxea) tuvo que sufrir al principio del capítulo que, a pesar de sentirse plenamente una mujer, aún la llamaran Mariano y le preguntaran cosas tan impertinentes como “¿no te da vergüenza a tu edad hacer esas cosas?”. A pesar de todo, como siempre en la mítica serie de Antena 3 se imponía la tolerancia y acababa siendo aceptada por la familia.

2 Aquí no hay quien viva (2003-2006) / La que se avecina (2007-presente). Aquí no hay quien viva dio un paso en su última temporada incluyendo el personaje trans de Raquel (Elena Lombao) y se lo podrían haber ahorrado. Usaron el personaje como motivo de risa por su identidad, primero su padre la llama Raúl en todos los capítulos, luego la convierten en blanco de risa fácil con una escena en la que sale afeitándose frente al espejo y después cuando empieza a tener un romance con Emilio (Fernando Tejero) su transexualidad sirve para que su grupo de amigos pusiera en duda su virilidad por compartir su amor con una chica trans.

En La que se avecina los hermanos Caballero parece que al principio quisieron pedir perdón con el personaje de Alba (Víctor Palmero) diferenciando entre travestismo y transexualidad “no soy travesti, soy transexual” e incluso explicando la disforia de género. Poco después el personaje quedó en intenciones pues se ha convertido en objeto de risa con insultos como “peluquitas” o bromas sobre su “vagina sin vida”.

3 Cuéntame (2001-presente). Durante el año 2018 la serie decidía dar la cara por las personas trans incluyendo en sus tramas a la peluquera Angie (Julia Piera) que primero cuenta a su jefa y luego a su novio que es una mujer transexual. A pesar de las buenas intenciones el tratamiento no fue del todo correcto asegurando en uno de los diálogos que es “solo casi mujer” y dando por hecho que para ser mujer ser necesita una vaginoplastia.

4 Hospital Central (2000-2012). En la serie de Telecinco quisieron hacer pedagogía sobre las dificultades de los jóvenes trans mediante el personaje de Andy (Elisa Draben). Su personaje recibía una paliza en el colegio y durante su hospitalización descubrían que el chico estaba hormonándose con testosterona que le compraba su madre por internet.

5 El síndrome de Ulises (2007-2008). Un personaje trans para una actriz trans por primera vez. Gloria (Carla Antonelli) se alejaba de los tópicos que persiguen a los personajes trans anteriores y no era artista ni nada parecido, era la dueña de un pequeño bar donde acudían los sanitarios del centro de salud de la serie.

6 Bienvenidos al Lolita (2014). En el Lolita conocimos a Roxy (Sara Vega), una de las artistas del cabaret. El personaje era presentado por una voz en off como un “99% mujer” para a continuación mostrarla de pie orinando por estar los servicios de mujeres ocupados. Una escena que pretendía reírse de un tema que provoca cientos de suicidios al año.

7 Anclados (2015). La serie de Telecinco sigue la estela del Lolita pero multiplicando su transfobia. En el capítulo El Diario de Che-Noah aparece el personaje de Fátima (Cayetana Cabezas) al que se referían como “tío”, “Pepe”, “amigo” e incluso en la trama los personajes dudaban de su virilidad por sentirse atraídos por ella.

8 Vis a vis (2015-2019). La serie eligió a una actriz trans, Abril Zamora para interpretar a Luna una reclusa que, aunque en ningún momento se menciona que es trans se observa por la elección de la actriz que estaba en sus inicios para la transición.

9 La casa de papel (2017-presente). La exitosa serie de Netflix incluye entre sus atracadores a Manila (Belén Cuesta) dando por primera vez otra visión de los trans. Aunque le han llovido las críticas por seguir usando actrices cis para interpretar personajes trans hay que decir que en la trama explican de forma muy cuidada la transición del personaje y en ningún momento es motivo de burla.

10 Veneno (2020). Hasta ahora ninguna actriz trans había tenido un papel protagonista en una serie. Veneno llegó para cambiar esto y demostrar el talento de las actrices trans. Isabel torres, Daniela Santiago y Jedet interpretan a Cristina Ortiz, La Veneno y junto a ellas Lola Rodríguez como Valeria o Paca La Piraña como ella misma. Una serie que, aunque aún solo ha mostrado sus dos primeros episodios rompe estigmas para enseñarnos la vida de una mujer transexual.

B

de bisexuales, en muchos aspectos aún invisibles. Incomprendidos y mal calificados por algunos como el comodín de los homosexuales o la vía de escape de los heteros. Todo por culpa de una sociedad que aun cuando ve por la calle a una pareja la califica automáticamente como heterosexual o gay. Por ello, la ficción española también tiene un papel muy importante incluyendo personajes bisexuales que no están hechos un lío, les atraen varios sexos y no pasa nada.

1 Aquí no hay quien viva (2003-2006). Aunque es un caso poco relevante porque casi ni se menciona tenemos a Inga (Vanessa Romero) como personaje bisexual dentro de la serie. Una de las primeras veces que veíamos la representación de la bisexualidad en la ficción española, aunque representada de forma errónea porque Inga aunque tiene un idilio con Roberto (Daniel Gúzman) acaba asociada solo como lesbiana por los guionistas que la emparejan con Bea (Eva Isanta).

2 Física o química (2008-2011). La serie de Antena 3 incluyó varios personajes bisexuales aunque no de forma explícita. Por un lado estaba Alma (Sandra Blázquez) y por otro, el personaje de Paula (Úrsula Corberó) que mantiene un encuentro puntual con Cabano (Maxi Iglesias) y Alma. A pesar de todo, el personaje de Paula acaba asumiendo que es heterosexual cayendo en el erróneo pensamiento de que los bisexuales “acaban tirando para un lado”. La invisibilización de la bisexualidad alcanzó sus mayores cuotas con la relación entre Berto (Alex Barahona), Vaquero (Marc Closet) y Verónica (Olivia Molina). Aunque dentro de la misma relación se besaban, mantenían relaciones y tenían sentimientos, los guionistas cayeron en el cliché de que la masculinidad del camarero que hacía suspirar a todas las chicas y el guapo profesor de Educación Física no se podía tocar.

3 Élite (2018-presente). La serie adolescente ha abierto muchas mentes, en la última temporada de la serie deciden reforzar el personaje de Polo (Alvaro Rico) protagonizando un trío sexual. La evolución del personaje es muy interesante pues en su primera temporada crean dudas sobre su orientación sexual, en la segunda afianzan que a Polo le gustan los hombres y las mujeres y en la tercera que no se trata ni de un vicio, ni de una confusión, Polo es bisexual.

4 Merlí. En Merlí conocimos a Pol Rubio (Carlos Cuevas), la serie hizo muy bien en plantear el problema al que se enfrentan los bisexuales al ser encasillados como heteros o gays. En este caso Pol era solo visto por sus amigos como el hetero ligón de la clase, pero ahí estaban los guionistas para darnos una lección y acabar relacionándolo con su mejor amigo Bruno (David Solans). Mientras en la secuela Merlí Sapere Aude podemos encontrar su personaje como protagonista, lo que dice mucho de cómo están cambiando las ficciones.

5 Skam España (2018-presente). En su segunda temporada la serie, de Movistar Plus, nos muestra la historia de Cris (Irene Ferreiro) y Joana (Tamara Ronchese) visibilizando la bisexualidad. En la ficción se puede ver el planteamiento de Cris, una chica que está descubriendo quién es y experimenta cambios, miedos y dudas. Además, sus actrices son también bisexuales en la vida real y abogan por la visibilización de su propia orientación.

6 Las de hockey (2019-presente). La última serie que encontramos en añadir un personaje bisexual es la serie de TV3. En un contexto deportivo nos habla del empoderamiento femenino, la tolerancia, los sentimientos e incluye la bisexualidad en los personajes de Lorena (Mireia Oriol) y Gina (Clàudia Riera).

IQ+

Aunque la ficción española ha abordado la mayoría de los grupos que formar el colectivo aún queda por trabajar y dar voz a todos, en concreto a las letras IQ y el símbolo +. Por un lado, I de intersexual que son aquellas personas que nacen con características sexuales (como cromosomas genitales y/o estructura hormonal). Por otro, Q de queer que son aquellos que no quieren clasificarse bajo etiquetas tradicionales por su orientación sexual destruyendo la sexualidad normativa. En último lugar, + que se utiliza para referirse a otras minorías como asexuales (que no sienten atracción sexual, la serie canadiense Slasher incluye en su tercera temporada un personaje), sexos fluidos (aquellos que van cambiando su identidad de género) o pansexual (sienten atracción por cualquier género sin basarse en la estética, sino en su manera de comportarse).

Porque, aunque minoritarios nadie se merece crecer sin referentes en televisión, esa pequeña pantalla que nos ayuda a sentirnos un poco menos solos.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD