PUBLICIDAD
Actualidad

“La Guardia Civil vino a casa”: Elena confiesa el maltrato que vivió con su expareja

Elena Rodríguez, la madre de Adara, desentierra el pasado que ya avanzó en ‘Supervivientes 2020’ con malos tratos y vejaciones por una expareja.

Elena Rodríguez se ha abierto como nunca en una entrevista para ‘Lecturas‘. La concursante de ‘Supervivientes 2020‘ y madre de Adara Molinero, saca a la palestra un pasado muy tormentoso después de separarse del padre de sus hijos, Jesús Molinero. Trató de rehacer su vida con una persona que convirtió en un infierno la convivencia con sus hijos. “Me destrozó la infancia“, decía la propia Adara.

PUBLICIDAD

Después de sus primeras pinceladas en el puente de las emociones de ‘Supervivientes’, se ha ido indagando en ese tortuoso pasado en los distintos programas de Telecinco. Se ha tratado de ahondar mucho más. Pero ahora es la propia protagonista la que ofrece detalles de lo que ocurrió con esa expareja. La relación se convirtió en traumática y las secuelas que dejó en ella y en sus hijos más que evidentes.

“Yo era una niña y tenía hijos pequeños. Vivía con miedo y, cuando a lo largo de tu vida eso ha estado siempre presente, acabas perdonando. Lo normalizas”, confiesa muy dolorida, puesto que el recuerdo permanece en ella intacto. Lo que más le apena es el sufrimiento de sus hijos Adara y Aitor. Elena no se perdona que su hija tuviera que soportar malos tratos de una expareja suya sin evitarlo.

PUBLICIDAD

La Guardia Civil vino a mi casa, me fui con mi hija al médico y conté lo que había pasado, que aquel señor dio una bofetada a su hijo y otra a mi hija”, ahonda en la entrevista. Con mensaje además a los antiguos hermanastros de Adara que han negado estos días que su padre maltratara a Elena. Ella les reta: “Habría que preguntar a sus hijos si no recuerdan las tortas que les daba a ellos“.

Así todo, a este calvario con su expareja se suma lo que le ha marcado la dura infancia que le dio su madre “Mi madre no entendía mi forma de ser. No supo hacerlo mejor. La que se llevaba los palos era yo”, lamenta sobre los tremendos golpes que su madre le daba para corregir su dislexia. A pesar del trauma sufrido, Elena la justifica ahora diciendo que “no tenía cultura”.

PUBLICIDAD

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD