PUBLICIDAD

El blog de Alejandra Castelló. Pablo Alborán no es cualquiera, es una estrella internacional, un referente de la música y ahora uno de los rostros más visibles del colectivo.

Cuando pensábamos que este 2020 ya no podía darnos más (para resumir una pandemia mundial, Merlos Place, la vida paralela de Avilés un cocodrilo perdido por Valladolid) llega Pablo Alborán y cuelga un vídeo en sus redes sociales confesando que es homosexual. ¡Menuda bomba!

PUBLICIDAD

Un vídeo sencillo, natural y seguramente muy pensando (o no, eso nunca lo sabremos). En el vídeo podíamos ver al cantante diciendo (la que para mí es la frase clave y más importante): “Necesito ser un poco más feliz de lo que soy”. Quiere ser coherente, dice. Y confiesa que es homosexual y no pasa nada. Su familia lo sabía, también su discográfica y siempre lo han tratado con todo el respeto del mundo. Nunca ha sido un problema, asegura. Ahora seguirá haciendo las mismas canciones de siempre, que pueden ser para ti, para mí, o para cualquiera, sea cual sea su condición sexual.

¿Hay mucha gente que se pregunta, por qué ahora? Primero de todo, porque le da la gana. Porque algo así, lo tienes que hacer, o no, cuando quieras y como quieras. Y como si no lo hubiera querido decir nunca. Pero se agradece y es mucho más importante de lo que mucha gente se pueda imaginar.

PUBLICIDAD

Volvamos a adentrarnos en el porqué. He leído mensajes de todo. Algunos opinan que el confinamiento puede que le haya hecho pensar, reflexionar y se haya decidido. Otros piensan que tal vez estuvieran a punto de salir unas imágenes comprometidas, y antes ha querido decirlo él. Tal vez está en pareja y tiene ganas de pasear de la mano, o esa persona le ha pedido un poco de reconocimiento. He llegado a leer, también, que si Pablo Alborán dice esto ahora es para ser noticia porque su carrera va mal. ¿En serio? Primero, ¿desde cuándo la carrera de este señor va mal, cuando triunfa a nivel mundial? ¿Y… para vender más? Creo que, diciéndolo, podría arriesgarse a vender menos, pero no más.

Sea por lo que sea, que es algo que solo sabe (y tiene que saber él) es algo maravilloso. Mucha gente opina que no era necesario. Pues siento deciros que sí. Que si lo es. Ojalá algún día no lo sea, ojalá algún día hacer un video así sea tan surrealista como el de hacer uno confesando que eres heterosexual, pero a día de hoy todavía es necesario. Y hablo por mi propia experiencia. La experiencia de una chica que con 15 años se dio cuenta de era homosexual y se asustó. Y buscó referentes y no los encontraba. Tuvo miedo. Y ojalá en ese momento, una gran cantante o una gran actriz hubieran hecho un video diciendo “soy homosexual y no pasa nada”.

PUBLICIDAD

Pablo Alborán no es cualquiera. Eso todos los sabemos. Pablo Alborán es conocido en el mundo entero, es un referente en el mundo de la música y ahora también lo será en otro ámbito, igual o más importante. Mucha gente no lo entenderá, pero este vídeo es muy importante para muchos niños, o adolescentes (o no tan adolescentes) que estarán en sus casas con miedo por lo que están sintiendo y con miedo a decirlo a sus amigos y a su familia. Aunque no lo creáis, el gesto de Pablo Alborán, como el de cualquier otra persona de su nivel de fama, ayuda muchísimo.

Solo viendo la cantidad de mensajes y la locura que ha creado este vídeo, nos demuestra que esto todavía sigue siendo necesario. ¿Si te ha molestado este vídeo? Me alegro muchísimo. Tal vez entonces, tu eres una de las razones por la que haces este vídeo todavía es importante.

Ahora están saliendo a la luz algunos romances o relaciones de Pablo Alborán y algunos youtubers (Soy la pringada, por ejemplo) poniéndolo de vuelta y media por sus declaraciones (tenía que haberlo dicho antes, no lo dijo para vender y hacerse famoso) y seguro que no es plató de buen gusto. La cuestión es que lo ha dicho ahora, por lo que sea. Cada uno es libre de hacer en todo momento lo que quiera, solo faltaría. Y si ahora es su momento, por lo que sea, pues bienvenido sea.

Pase lo que pase, y sabiendo lo importante que hubiera sido para mí en su momento (y lo importante que es actualmente para tanto gente), solo puedo acabar esta crónica diciendo, Gracias Pablo y que sea todo lo feliz que necesitabas ser.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD