PUBLICIDAD
Actualidad

El dramático pasado de Nyno Vargas (‘Supervivientes’), al descubierto: “la música me salvó”

El cantante Nyno Vargas hace balance de su paso por ‘Supervivientes 2020’ y se abre en canal sobre un complicado pasado del que salió gracias a la música.

Nyno Vargas ha sido uno de los concursantes más divertidos de ‘Supervivientes 2020‘. El cantante valenciano evocaba al Omar Montes que conquistó tanto el año pasado que se llegó a convertir en el flamante ganador de la edición. Su paso por Honduras ha sido un resorte para hacerse más conocido como cantante.

PUBLICIDAD

Y lo ha conseguido. ‘Hola nena’, su nuevo hit en colaboración con Omar es todo un éxito y le ha encumbrado a alzarse con el disco de oro. Podría decirse que Nyno se encuentra en uno de sus mejores momentos tanto personales como profesionales. Sin embargo, no siempre ha sido así.

Detrás carga un pasado bastante convulso que ahora ha contado en una entrevista para la revista ‘Lecturas‘. A pecho descubierto, Vargas ha dado detalles de un turbio pasado en el que su familia fue providencial para sacarle del pozo. Por eso, sólo tiene palabras de agradecimiento y mucho cariño hacia ellos.

PUBLICIDAD

“Cuando empecé a cantar me preguntaban mis padres qué estaba haciendo con mi vida, porque lo que yo cantaba no tiene nada que ver con lo que hago ahora. Ten en cuenta que yo era menor de edad y se llevaban los gánsteres, mis letras eran del tipo ‘te pillo, te pego, te robo, te aniquilo’ y cosas así”, comienza.

“Me junté con malas compañías”

“Cantaba que iba a ir a tu barrio a pegarte y robar, y mi padre me decía que estaba tonto. Es que me daba vergüenza cantar canciones de amor, hasta que me lo tomé de manera profesional, vi que mi pasión es la música y todo lo que cantaba era una tontería”, ha continuado.

PUBLICIDAD

Además, Nyno confiesa que su forma de ser está muy marcada por todo lo que ha tenido que vivir a lo largo de su vida. “Vivía en un barrio en el que no había trabajo. La gente no tenía estudios y, al final, me junté con malas compañías. Yo era un chiquillo, estaban de moda las películas de El Torete y El Vaquilla y me dedicaba a hacer tonterías”, admite.

“Muchos amigos han acabado en la cárcel”

En ese momento, Nyno se encontraba inmerso en un círculo de amistades que no le beneficiba. “A día de hoy todavía veo a muchos amigos míos que han acabado en la cárcel o están sin trabajo. Siguen viviendo con sus padres o tienen un trabajo donde no son felices. Yo me centré en hacer algo de provecho para el día de mañana”, dice orgulloso.

Por último, también narra haber sufrido episodios de discriminación por ser gitano. “Fui a alquilar un piso y visité la inmobiliaria con mi nómina y todo lo necesario. La chica me lo iba a enseñar, pero luego me dijo que ya se había alquilado. Vi otro piso y volví a llamar. Me hizo la misma jugada hasta en cuatro ocasiones”, lamenta.

“Le pedí explicaciones y me dijo que era gitano y que en la comunidad no querían gitanos. Le respondí que yo no tenía nada que ver y que pagaba todo un año por adelantado. Iba a denunciar, pero no hice nada. Contacté con los dueños y ellos no tenían ningún problema. Era cosa de la inmobiliaria”, concluye Nyno esa dolorosa anécdota.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD