PUBLICIDAD
Actualidad

Antonio Montero incendia ‘Sálvame’: “Ya no se pega a los pobres gays por la calle”

El colaborador Antonio Montero lanzó una serie de lindezas sobre los homosexuales que sembraron la polémica entre sus compañeros de ‘Sálvame’.

Este lunes 22 de junio se volvió a debatir en ‘Sálvame‘ sobre la salida del armario de Pablo Alborán. A raíz de este debate, el colaborador Antonio Montero  hacía unas incendiarias declaraciones sobre los homosexuales.

PUBLICIDAD

El tertuliano aseguraba que la homosexualidad ya está completamente aceptada en nuestro país. Pero, tras esto, soltaba una serie de lindezas, como que “me sorprende que haya tanto homosexual, no pensaba que fuera algo tan habitual”.

Incluso llegaba a asegurar que “en la televisión hay un porcentaje de homosexuales que no se corresponde con la sociedad, creo yo”. Palabras que provocaban la estupefacción de Lydia Lozano, que no daba crédito a lo que estaba escuchando.

PUBLICIDAD

Miguel Frigenti cuenta su dura infancia por su homosexualidad

Ante estas declaraciones de Antonio Montero, su compañero Miguel Frigenti decidió contar los momentos tan duros que había vivido en su infancia por su homosexualidad. El colaborador confesó que “los peores años de mi vida los pasé en un colegio de curas”. Y que le llegaron “a pegar en mi por mi pueblo por ir de la nano con mi novio”. A lo que Montero respondía que él sin embargo había vivido los mejores años de su vida en un colegio de curas, quitándole así importancia a lo que su compañero estaba contando.

Pero lo que verdaderamente impactó a sus compañeros fue las bochornosas palabras que pronunció a continuación. “Para mí está superado. Hay gente que sigue insultando a los gordos, a las gordas, a las feas… se sigue discriminando a la gente por mil cosas, y los pobres homosexuales no son unos pobres desgraciados que les van pegando por la calle”.

PUBLICIDAD

Miguel Frigenti no dudó en contestarle. “Es una vergüenza que digas que tienes muchos amigos homosexuales a los que no les han agredido. El 70% de las personas en este país oculta su condición sexual en su trabajo”. A lo que Montero le contestó que “eso será su problema”, lo que volvía  a enfadar al resto de colaboradores.

Finalmente, Montero le pedía a la gente “que no oculte nada y que todo el mundo haga lo que le de la gana”. Pero el resto de colaboradores le recordaban que el problema de tener que ocultar su condición sexual es de la sociedad, no de las personas.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD