PUBLICIDAD
ActualidadOpinión

‘Sálvame’: Un servicio social en tiempos de coronavirus

'Sálvame

Programas como ‘Sálvame’ se han adaptado para ofrecer información y entretenimiento en estos duros momentos

Quién nos iba a decir a finales del pasado año que en 2020 íbamos a estar encerrados en nuestras casas por una pandemia mundial. Probablemente, esta haya sido la reflexión que más nos ha venido a la cabeza durante estos dos largos meses de confinamiento. Desde que se decretó el Estado de Alarma nos hemos vuelto locos buscando entretenimiento y cosas que hacer.

PUBLICIDAD

Llevamos dos meses en los que nos hemos vuelto deportistas profesionales gracias a Patry Jordán, hemos hecho todos los pasteles publicados en internet, hemos reorganizado armarios e incluso hemos llamado a personas con las que no hablábamos hace meses o años. En definitiva, hemos hecho todo lo que nunca se nos había pasado por la cabeza. ¡Nos hemos vuelto locos!

Pero, si algo hemos hecho el conjunto de la ciudadanía ha sido consumir televisión. En tiempos de coronavirus hemos vuelto a encender la pequeña pantalla tantas veces que nos hemos vuelto a marcar un récord histórico de consumo. Ahora la información y el entretenimiento se han vuelto algo fundamental en nuestras vidas, aunque a decir verdad, siempre lo han sido.

PUBLICIDAD

‘Sálvame’, el programa más completo de las tardes

Sin comerlo ni beberlo, el programa ‘Sálvame’ se ha convertido en nuestro mejor aliado en tiempos de coronavirus y el fiel acompañante de las personas mayores. No debemos olvidar nunca que hay millones de personas en nuestro país que tienen como única compañía la televisión y como único entretenimiento ‘Sálvame’ o ‘El secreto de puente viejo’. Porque un formato como ‘Sálvame’ informa y entretiene a partes iguales. Sí, también informa.

PUBLICIDAD

El programa de Jorge Javier Vázquez desde el inicio de la pandemia ha contado con la presencia del doctor Jesús Sánchez Martos para resolver todas las dudas de los espectadores. Diariamente el catedrático ha explicado la situación en la que nos encontramos y el protocolo que debemos seguir. Pero lo más importante, desde el programa se ha tratado el asunto de forma cercana. Han dejado atrás discursos alarmistas y músicas perturbadoras características de ‘Al Rojo Vivo’.

Porque esa ha sido la gran baza de ‘Sálvame’: facilitar información rigurosa a los espectadores de la mano de expertos y, a su vez, seguir siendo uno de los programas de entretenimiento más importante de nuestro país.

Somos muchos los que estos días no nos hemos podido despegar de la televisión por el Merlos Place. Tampoco hemos dejado de reír viendo a Belén Esteban haciendo (o destrozando) un cuscús, a Anabel Pantoja haciendo deporte o a María Patiño siendo interrumpida por sus chinchillas mientras Kiko Matamoros rapa en directo a Jorge Javier. En definitiva, ‘Sálvame’ está demostrando con creces saber adaptarse a las circunstancias y convertirse en el servicio social necesario para las tardes de confinamiento.

Belén Esteban cocinando en 'Sálvame'.
Belén Esteban en su sección de cocina de ‘Sálvame’.

De esta manera, ‘Sálvame’ no es ningún horror ni ningún parásito de la televisión. Ya va siendo hora de dejar de desprestigiar a un formato que entretiene, tranquiliza y evade a todas aquellas personas que lo necesitan. Podemos ser críticos con aquello que no nos gusta, pero dejad atrás esa superioridad moral tóxica y sentaos frente a la televisión sin prejuicios. ¡Disfrutad de ella!

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD