PUBLICIDAD
ActualidadRealitys y programas

Lo nunca visto en ‘MasterChef’ en 8 ediciones: no hay repesca pero sí nuevo concursante

Sara Lúa se convierte en la octava expulsada de ‘MasterChef 8’ en una polémica noche que se quedó sin repescado por primera vez en la historia pero dio la bienvenida a un nuevo concursante.

La octava edición de ‘MasterChef‘ ha vivido este lunes, 25 de mayo una nueva expulsión. Sara Lúa se convierte en la octava expulsada, tras las marchas de Sonsoles, Fidel, Saray, Rosa, Adriene, Mónica y Sito.

PUBLICIDAD

La noche se quedó por sorpresa sin repesca, por primera vez en la historia. Fue en la prueba de eliminación cuando el programa dio un giro de tuerca a la mecánica dando la oportunidad de convertirse en concursante a cinco aspirantes que se quedaron a las puertas en el casting. Esta controvertida medida recibió las críticas en las redes sociales, y causó el enfado de Andy, que lo calificó de «vergonzoso» y «patético».

Carlos, nuevo aspirante de ‘MasterChef 8’

En la prueba de eliminación, donde los delantales negros se batían para permanecer en el concurso han cocinado junto a los nuevos aspirantes. Tuvieron que reproducir en 90 minutos un postre de la invitada Alejandra Rivas, quien ha revolucionado el mundo de la heladería. Al finalizar la noche, Carlos que cocinó junto a Andy, se convirtió en nuevo concursante de la octava edición. Mientras que Sara Lúa colgaba su delantal.

PUBLICIDAD

Sara Lúa que cocinó junto a José Manuel, quien se jugaba su delantal blanco como posible nuevo concursante, se equivocaron en un ingrediente esencial en la prueba, el helado, que cocinó sin molde. «No me enteré», se excusó la gallega.

Samantha apuntó la «falta de conexión» entre Sara y José Manuel: «No me ha gustado el trabajo en pareja», sentenció, mientras criticaba también que «no es un bizcocho es un mazacote». Su compañero, Pepe Rodríguez fue más allá: «es un bizcocho de soletilla, no tiene sentido alguno, está muy seco. No hay postre».

PUBLICIDAD

Jordi Cruz le hizo una durísima valoración: «Dabas la apariencia de tener una actitud magistral, de boquilla muy bien. No entiendo, alucino con la de errores garrafales que has cometido. Si todavía tuvieras un helado decente. Está todo fallido. Me decepciona un montón. Es un trabajo pésimo».

Finalmente, Sara Lúa se convirtió en la expulsada: «Me voy triste, obviamente, pero no me caigo. Me voy súper contenta con lo que he hecho y estoy orgullosa. Considero que Masterchef me va a cambiar la vida, en una palabra es maravilloso». Y sobre su futuro ganador de esta edición vaticinó: «Mi corazón está dividido en dos: quiero que gane Iván o Ana».

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD