PUBLICIDAD
Actualidad

Jorge Javier, tocado por la muerte de Aless Lequio manda un mensaje a Ana Obregón y Alessandro

Jorge Javier Vázquez ha dedicado su último blog en la revista ‘Lecturas’ a mostrar su impresión sobre el reciente fallecimiento de Aless Lequio, el hijo de Ana Obregón y Alessandro.

El repentino fallecimiento de Aless Lequio, después de dos largos años de lucha contra el cáncer, ha impactado a la opinión pública. Los que han conocido de cerca la historia, entre ellos muchos rostros televisivos, han mostrado su dolor por un desenlace que nadie imaginaba. Ahora ha sido el propio Jorge Javier Vázquez el que ha escrito unas palabras en su último blog en ‘Lecturas‘.

PUBLICIDAD

«Hay muertes que te impactan más que otras. Me sobrecogió la de Bimba Bosé y me dejó muy tocado la de Álex, quizás porque ambos optaron por luchar y huir del dramatismo. Y no cabe duda que también cuenta que a los dos los conocíamos desde que nacieron. Libraron la batalla con la mejor de sus sonrisas. En ninguno de los dos casos pensé que morirían. Pero ha sucedido. Demasiado jóvenes para irse», lamenta.

«Pese a dedicarme a lo que me dedico, reconozco que en ningún momento tuve constancia de que este desenlace tan trágico se fuera a producir tan pronto«, admite muy afectado. «El miércoles hablo con más amigos y me reconocen que les ha sucedido lo mismo que a mí, que la noticia de la desaparición de Álex Lequio les ha descolocado», continúa el presentador de ‘Sálvame‘.

PUBLICIDAD

En ese sentido, Jorge insiste en que se le parte el alma poniéndose en la piel de sus padres, Ana Obregón y Alessandro Lequio. «¿Dónde encuentran unos padres consuelo cuando despiden a su hijo? ¿Cómo sobreponerse a algo tan antinatural?», se pregunta. «No tengo ni la más remota idea de los mecanismos que debemos emplear para hacer frente a algo tan espantoso. Quiero pensar que debe ayudar saber que un hijo ha dejado tan buen recuerdo entre todos», celebra.

Así, haciendo uso de un proverbio chino, Jorge reflexionaba sobre esta trágica noticia. «La felicidad consistía en morir sin haber enterrado a un hijo. La frase se me quedó grabada a fuego y el miércoles volvió a mi memoria al enterarme de la muerte de Álex, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio», escribía.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD