PUBLICIDAD
EntrevistasPortada

Emilio Pineda: “Telemadrid es un servicio público, y ahora se está demostrando”

Charlamos con el periodista y copresentador de ‘Madrid Directo’, Emilio Pineda, de la situación actual, Telemadrid y de su trayectoria, coincidiendo con la celebración del 2 de mayo, día de la Comunidad de Madrid.

La situación provocada por el coronavirus está poniendo a prueba a todos, y la televisión no se queda atrás. Cambiar la manera de comunicar aprovechando las oportunidades que nos dan aplicaciones como Skype, Zoom o un sinfín de nombres más ha cambiado las rutinas que los espectadores veíamos en el televisor.

PUBLICIDAD

La situación también ha provocado que el consumo televisivo aumente. El espectador necesita más que nunca conocer lo que pasa y ver a través de una cámara como superamos esta situación. Una de las cadenas que más ha visto incrementada su audiencia ha sido Telemadrid. El ente público madrileño ha obtenido en abril su mejor dato desde 2012 superando el 6% de share. Programas como ‘120 minutos’ han experimentado una subida del 2.5%, al igual que el ‘Telenoticias 1’ (Lourdes Maldonado) a aumentado 1,7 puntos, el ‘Telenoticias 2’ (Manu Pérez y Rocío Delgado) un 2,4% y la edición de fin de semana con Silvia Intxaurrondo aumenta hasta un 2% su cuota de pantalla.

También está de enhorabuena ‘Madrid Directo‘. El buque insignia de las tardes de la autonómica madrileña ha crecido un 27% en estos dos meses de crisis sanitaria hasta colocarse en los 131.000 espectadores. Además, lleva desde el inicio de temporada con unos espectaculares datos en una franja tan complicada como es la tarde debido a la dura competencia.

PUBLICIDAD

Para valorar los datos hablamos con Emilio Pineda, el periodista y copresentador del programa, que lleva veinticinco años contando historias a los espectadores considera a Telemadrid su casa. Allí Pineda ha pasado de reportero a presentador del programa estrella de las tardes del ente público. Mientras tanto, sus compañeros coinciden en lo mismo: la sonrisa que no borra de su cara, su compañerismo, su profesionalidad y lo “buenazo” que es.

La primera pregunta es obligada, ¿cómo estás llevando el confinamiento?

PUBLICIDAD

Pues la verdad es que no me puedo quejar. Teniendo en cuenta lo que me cuentan mis amigos y mi familia que me cuentan que llevan 48 días encerrados sin poder salir solo a comprar, soy un privilegiado por poder trabajar. No estoy teniendo esa sensación de confinamiento como la mayoría.

¿Cómo es trabajar en estas circunstancias? ¿Cómo os organizáis en el programa?

Es muy difícil y muy diferente, tienes la sensación de trabajar como en una película de ficción. Llegas a la redacción con las medidas de confinamiento, muy separados los unos de otros, y siendo pocos porque la mayoría está teletrabajando en casa, los reporteros no entran a Telemadrid, están todos fuera en la calle con los cámaras para evitar el contagio entre unos y otros.

Es estar trabajando en pequeñito porque no ves a la gente, no hay maquilladores, ni peluquería, aunque yo no me tenga que peinar, que ahí tengo ventaja, pero claro, es una forma de hacértelo tú todo. Te das cuenta de los privilegios que tenemos en una situación normal en la que tenemos más medios y más gente. Es una sensación de estar en un búnker, es un poco triste porque falta la compañía de redactores, reporteros. Es un trabajo en silencio.

¿Cómo crees que va a ser esa “nueva normalidad”?

Yo creo que poner la palabra normalidad a algo que no va a ser normal, porque está claro que hasta que no llegue la vacuna esto no va a volver a ser lo mismo, es raro. Con lo cual creo que vamos a seguir aquí en nuestro trabajo con esas medidas de seguridad, con teletrabajo.

El que vayan abriendo los comercios, que vaya habiendo vida en la calle de gente que puede salir a pasear aunque sea solo una hora, con los niños, aunque solo sea para el ánimo hace que suba la cosa, pero creo que normalidad no vamos a tener.

Durante este confinamiento en ‘Madrid Directo’ habéis aumentado la audiencia un 27%, ¿cómo valoras los datos de audiencia?

Ya en los meses de antes del confinamiento teníamos buenos datos en ‘Madrid Directo’. A lo mejor ahora hemos notado el incremento de espectadores porque hay más gente en casa, pero en general seguimos manteniendo la buena media que llevábamos.

Creo que además afortunadamente estamos haciendo para lo que hemos estudiado. Yo hice periodismo para acompañar e informar a la gente ya sea con información o entretenimiento. Nunca mejor que ahora se está haciendo, es una satisfacción el poder dar de verdad la salida a lo que tú haces de una manera tan necesaria porque notamos que la gente lo necesita.

¿Crees que esta necesidad pasa porque la gente prefiere la información de proximidad?

Claro, es indudable. Si alguien alguna vez tenía dudas, que yo jamás la he tenido, y espero que la mayoría tampoco de que Telemadrid es un servicio público. Y ahora se está demostrando porque la gente necesita los datos globales, pero necesita la cercanía de saber lo que está pasando en su barrio, de cuándo abren las tiendas, conocer esas historias de solidaridad que nos emocionan tanto o cómo funciona el transporte público. Ahora mismo la gente lo necesita.

En septiembre cumplís tres años desde la vuelta de Madrid Directo, ¿qué balance haces de estos casi tres años?

Pues lo valoro muy positivamente porque siempre tienes la duda de qué va a pasar. Hubo una etapa en la que ‘Madrid Directo’ desapareció y nos preguntábamos si la gente se iba a seguir acordando del programa. Afortunadamente nos hemos encontrado con el cariño de la gente, el recuerdo sobretodo de quien nos veía entonces, porque son ya 27 años y además se han sumado las nuevas generaciones, que es lo que más nos gusta ver, cómo niños que ven el programa porque se lo ponen sus padres por la tarde. Estamos muy satisfecho porque continuamos con la gente que nos lleva viendo 27 años y las nuevas que se han incorporado.

“Es un orgullo que Telemadrid recupere el prestigio que nunca tendría que haber perdido”.

¿Cómo valoras la actual gestión de Telemadrid?

Yo que me siento de la casa porque estuve en una primera etapa de reportero diez años, luego volví también a presentar Madrid Directo con Yolanda Maniega y la actual, es una satisfacción ver que Telemadrid está ahí. Después de una etapa tan oscura en la que Telemadrid de desintonizaba de las casas, ahora es todo lo contrario. La gente vuelve a ver a Telemadrid en la calle, el micrófono, la cámara y sobretodo con una televisión objetiva. Cuando unos te dicen que beneficias a uno o al contrario es que lo estás haciendo bien.

Es un orgullo ver cómo evoluciona y la gente responde con los datos de audiencia. Independientemente de que trabaje aquí, como madrileño y como periodista me parece que es un orgullo que la televisión pública madrileña recupere el prestigio que nunca tendría que haber perdido.

¿Qué diferencias hay entre ser reportero y presentador?

Volver a Telemadrid, que es origen de mi carrera profesional, y con Inmaculada Galván, que es referente es una satisfacción. Y como he sido monaguillo antes que fraile, en este caso ayuda para saber cómo los reporteros sufren, porque se sufre en la calle a la hora de buscar información, no hacerles preguntas en los directos que les puedas dejar sin saber qué contestar. Ese bagaje de reportero es muy importante a la hora de presentar.

¿Cómo se buscan los temas en meses como agosto en los que Madrid se vacía?

La fortuna de la Comunidad de Madrid es que es tan enorme es que siempre pasa algo. Si que es cierto que baja la información de actualidad, pero se compensa con las procesiones de Semana Santa, en verano; las piscinas. Hay tanta vida que es imposible quedarse sin información.

Compañeros tuyos me comentaban que haces una tele de casa, acompañando al espectador, y que no te hacen falta florituras ni grandes platós para llegar al otro lado de la pantalla. ¿Cuál es el secreto?

¡Vaya! Al final te das cuenta de que es comunicar, luego está el envoltorio que le quieras poner, la información de cercanía no necesita esos envoltorios. Estamos haciendo televisión por Skype, y se sigue haciendo y a la gente le llegan igual las historias y les siguen emocionando. Si la historia que cuentas por mucho que la envuelvas con cámaras y decorados no es nada. Lo que cuenta es la gente, el resto es adicional.

Has pasado por ‘Madrid Directo’, ‘Juegos en familia’, ‘De buena ley’, ‘Está pasando’, ‘Las claves del día’. ¿De qué proyecto guardas más cariño y por qué?

La verdad es que de todos porque de todos aprendes, también estuve en Castilla la Mancha haciendo un programa por las mañanas y otro de fútbol. También he hecho programas musicales. Por supuesto a ‘Madrid Directo’ tengo un cariño especial porque empecé como reportero y luego como presentador, pero si que es cierto que tengo un cariño muy especial a ‘Juegos en familia’ porque mi vocación surgió a través del ‘Un, dos, tres’, para mí es la referencia. Siempre he querido y me ha apetecido hacer consursos, aunque en mi carrera he hecho pocos, también hice uno en Disney Channel que se llamaba ‘Enigma animal’, pero luego surgió lo de Boing y lo disfruté tanto que era como que estaba sacando esa vocación frustrada de hacer concursos que siempre quería y di rienda suelta al niño que llevo dentro y fue una experiencia que recuerdo con mucho cariño. Me gustaría volver a hacer uno.

¿De qué historia guardas más recuerdo?

Son muchas, tanto en positivo como en negativo. En negativo siempre he contado, y nunca se me olvirará, y siempre que llega el aniversario me da recuerdo es el 11-M porque me tocó vivirlo en primera línea. Estuve en una de las estaciones de tren, entonces aquel día es que no se me puede olvidar. A mí Luz Aldama me llama a las siete y pico de la mañana y me dice que ha habido un accidente en un tren. Voy para allá pensando que no era mucha cosa y cuando vi lo que significó ese día al llegar a la redacción me puse a llorar, todos nos pusimos a llorar, al día siguiente la manifestación me tocó cubrirla y fue un momento triste en mi carrera. Momentos buenos hay muchos, pero ese momento fue potente porque me marcó mucho. Fíjate ahora que estamos hablando del Coronavirus que ha multiplicado las víctimas mortales respecto a aquel atentado. Y además, que fue en un solo día, de esa manera tan dramática, y esto es una pandemia que no puedes evitar.

¿Qué adjetivo le pondrías a estas personas?

Chicho Ibáñez Serrador: Maestro.

Inmaculada Galván: Profesional.

Luz Aldama: Referente.

Lucía Riaño: Compañera

Santi Acosta: Todoterreno

Yolanda Maniega: Amiga.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD