PUBLICIDAD
Actualidad

El perdón de Alejandra Rubio a su madre Terelu Campos por lo que hizo durante su enfermedad

Alejandra Rubio, la hija de Terelu Campos, se sometió a la escalera de las emociones en ‘Viva la vida’, donde se abrió en canal.

Emulando al ‘puente de las emociones’ de ‘Supervivientes 2020’, ‘Viva la vida’ hizo este sábado ‘la escalera de las emociones’ a algunos de sus colaboradores. Una de ellas fue Alejandra Rubio, la hija de Terelu Campos, quien, por primera vez, abrió su corazón públicamente.

PUBLICIDAD

La joven se ha sometido a un viaje retrospectivo para hablar de sus sentimientos, algo que según ha reconocido, le cuesta.

El primer peldaño de la escalera era el de la ‘culpa’. Alejandra ha desvelado que se independizó justo en el momento en que su madre estaba tratándose de su enfermedad por segunda vez. «Debería haberme esperado por las circunstancias», ha reconocido emocionada a Emma García. Asegura que en ese momento solo pensó en ella, algo a lo que, a día de hoy todavía se arrepiente.

PUBLICIDAD

«La miraba y no sabía cómo podía aguantar tanto, yo hubiera aguantado la mitad», confiesa sobre el duro golpe que supuso el cáncer de Terelu para la familia Campos.

El segundo peldaño era el ‘perdón’. Y también se lo quiso dedicar a su madre. «Ella aguanta mucho, que con solo 18 años dijera adiós, viviera mi vida y no permitiera que se metiera nadie: Fui injusta», dice arrepentida Alejandra.

PUBLICIDAD

«Mucha gente no me conoce, pero me juzga» confiesa Alejandra

El tercer escalón era el del ‘arrepentimiento’. La colaboradora reconoció que no se arrepiente de nada de lo que ha hecho. En todo caso, se arrepentiría de las cosas que no ha hecho. «Si hago algo y me equivoco, es un aprendizaje».

Por el contrario, en el cuarto y último escalón, el del ‘distanciamiento’, Alejandra sí que reconoce que se ha distanciado de mucha gente. «Mucha gente no me conoce, pero me juzgan. Me he distanciado de gente por ese motivo, de muchos malos amigos, he tenido muy malas experiencias», confiesa.

«Siempre hay alguien que te la clava de alguna forma, y mi madre me ha advertido. He dejado a muchos amigos aprovechados atrás», ha sentenciado la nieta de María Teresa Campos.

La emotiva llamada de Terelu a su hija: «No te tengo que perdonar»

Pero sin duda, el momento más emotivo de ‘La escalera de las emociones’ de Alejandra Rubio es que cuando ha llamado su madre. Terelu Campos ha querido intervenir telefónicamente para animar y, de paso, aconsejar a su hija: «No puedes estar desconfiando de la gente. Si te equivocas, te equivocas».

Alejandra estaba muy preocupada por cómo se podría tomar su madre todo lo que ha contado sobre su vida privada. Y Terelu ha sido clara: «No te tengo que perdonar».

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD