PUBLICIDAD
Realitys y programas

El llanto de Rocío Flores en ‘Supervivientes 2020’: «No supe estar a la altura como hija»

Rocío Flores se ha mostrado muy emocionada al revelar aspectos de su vida personal en el puente de las emociones, con su madre Rocío Carrasco como protagonista.

El paso de cada concursante por ‘Supervivientes‘ es, tal como lo confirman al regresar a la normalidad, algo mágico que les sirve para conocerse más a ellos mismos y evolucionar. Durante la emisión de ‘Supervivientes: tierra de nadie’, los concursantes restantes tuvieron la oportunidad de hacer balance y enfrentarse a su pasado. Fue el caso de Rocío Flores, Ana María Aldón, Jorge y Elena.

PUBLICIDAD

Carlos Sobera, presentador del formato, ha aportado más detalles sobre la dinámica que la organización les ha preparado a los concursantes. «Los concursantes van a recordar su vida en una dinámica muy emotiva llamada los puentes de las emociones», comentaba Sobera nada más entrar en plató.

Una de las concursantes que ha tenido la oportunidad de enfrentarse al «puente de las emociones», ha sido Rocío Flores. La joven se ha mostrado muy nerviosa, pero inmediatamente después Lara le ha tranquilizado explicándole la dinámica del juego. El primer peldaño ha sido: la culpa. «Hay algo que me culpabilizo todos los días cada vez que me levanto», comenzaba diciendo la joven.

PUBLICIDAD

En una etapa de su vida,. no pudo estar con su hermano. «No hay mayor dolor que este. Me culpabilizo cuando era muy pequeña y me tenía que hacer responsable de cosas que por edad no me correspondía e intentas hacer ese punto de conexión y no lo consigues, para mí era desgarrador», ha continuado explicando. La joven ha hecho referencia a la relación de su madre y su hermano.

Sobre el perdón, la joven ha querido pedírselo a su hermano. «A mi padre porque quizás en la etapa más dura no supe estar a la altura como hija», ha confesado. La joven ha recordado los enfados que mantenía con él, sobre todo cuando no le pedía perdón y se iba a la cama de malas formas. «Soy muy cabezota, me iba a la cama sin darle un beso o sin un ‘papa te quiero», comentaba Flores.

PUBLICIDAD

Sobre perdonar a alguien, Rocío ha dicho: «no tengo que perdonar a nadie, cada uno somos mayores y sabemos lo que hacemos». Carlos Sobera ha interrumpido y le ha preguntado si se tendría que perdonar a sí misma. «Soy una persona que siempre piensa más en los míos que en sí misma», ha respondido la joven.

El siguiente paso que tenía que dar la joven ha sido el arrepentimiento. «No haber exteriorizado las cosas, no haber pedido ayuda cuando debía o no hacer ver que había un problema y callármelo», ha desvelado la superviviente. Asimismo, ha dado más detalles: «me arrepiento de los distanciamientos, te cuestionas un montón de cosas continuamente». La joven ha hecho balance de su vida y ha asumido que no ha sido una vida muy fácil. Lara Álvarez le ha preguntado por el problema, pero la superviviente no ha querido profundar más.

Finalmente, la joven se ha acordado de su madre en el peldaño del distanciamiento. «El llevar tantísimos años sin tener relación con ella, el fracaso absoluto en cada intento, el ver la relación que pueden tener mis amigas con sus madres es doloroso porque el tiempo se ha ido, eso duele mucho», ha declarado entre lágrimas. Rocío ha hecho frente a la problemática con su madre, aunque ha querido recalcar el papel de Olga, la mujer de su padre y el de su propio padre. «Tener un problema y saber que tienes a tu padre pero saber que te falta la otra parte…», ha confesado.

El presentador le ha vuelto interrumpir para preguntarle sobre un posible acercamiento con su madre. «Por mi parte sí, el acercamiento lo he intentado ya y claro que lo deseo». La superviviente ha declarado que desea llevarlo a cabo por su madre y para «cerrar heridas». Además, en el peldaño del perdón, la joven ha comentado: «Somos mayores y sabemos lo que hacemos, y quizás no es el te tengo que perdonar por no haber estado o por no estar si no el hoy echo de menos de que estés, de que me falta esa parte».

La joven se ha percatado de lo que se estaba refiriendo el presentador y ha intervenido: «no me culpabilizo de un hecho en concreto. Dentro de lo que he podido, siempre he intentado dar todo por mi familia e intentarlo por el bien de todos». Sobre este acercamiento, la joven ha abierto la puerta y ha enunciado: «es tan sencillo como levantar el teléfono». Carlos le ha preguntado por el papel de su madre, la joven ha destapado la bomba al afirmar que hay alguien que no le deja a su madre actuar. «No lo quiero decir, pero lo sabes tan bien tú como yo».

Al terminar la prueba, Rocío ha confesado sentirse mal y Lara le ha preguntado que otro paso añadiría: echar de menos. «Claro que echo de menos a mi madre, sobre todo cuando estás pasando la mayor parte de tu vida sin ella», ha zanjado la superviviente.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD