PUBLICIDAD
EntrevistasPortada

David Cantero: «El coronavirus es la mayor tragedia que me ha tocado contar»

Entrevistamos en exclusiva a David Cantero. El presentador hace balance de su década en ‘Informativos Telecinco’ y valora la gestión política y conducta de la sociedad en la crisis del coronavirus.

El presentador de ‘Informativos Telecinco‘, David Cantero, celebra el próximo mes de septiembre 10 años al frente de la edición de las 15 horas. Su informativo logró un promedio de 2.591.000 fieles y un 15,7% en abril, uno de sus máximos de audiencia.

PUBLICIDAD

La crisis del coronavirus ha disparado el interés por la información, y David Cantero se ha mostrado muy activo en sus redes sociales para compartir alegatos, reflexiones o críticas muy aplaudidas en estos más de dos meses de confinamiento. También para compartir sus otras grandes aficiones: la música, pintura y escritura.

Hablamos con David Cantero de cómo ha afectado la pandemia al trabajo diario en ‘Informativos Telecinco’. El periodista valora también la gestión política y la actitud de la sociedad durante la cuarentena y hace balance de esta intensa década en la cadena de Mediaset.

PUBLICIDAD

El Televisero: ¿Cómo habéis trabajado en Informativos Telecinco con la crisis del coronavirus? ¿Cómo ha sido separarte de Isabel Jiménez por este motivo?

David Cantero: Pues han sido, están siendo, semanas muy duras, muy muy intensas. Los protocolos de seguridad nos obligaron a ir alternando la presentación del informativo de las tres, pero Isabel y yo siempre nos echamos de menos cuando no estamos juntos, somos una pareja televisiva muy bien avenida y consolidada.

PUBLICIDAD

¿Qué breve valoración haces de todos estos años al frente de la edición de mediodía de Informativos Telecinco? ¿Cuáles crees que son vuestros ingredientes para lograr el respaldo y credibilidad de la audiencia?

Desde el primer momento, desde el primer día, encajé a la perfección, me sentí completamente integrado en Informativos Telecinco, la verdad es que me lo pusieron muy fácil. Diez años después miro atrás y soy aún más consciente de la gran decisión que tomé al cambiar de cadena. Esta década se me ha pasado volando. Todos los que formamos el equipo de la edición de las 15 h. luchamos a diario por ofrecer la mejor información, por dar a nuestro público, que afortunadamente es muy fiel, un buen producto informativo, cercano, ágil, riguroso y si cabe hasta entretenido.

¿Ha sido duro enfrentarse cada día a la situación del país y tener que dar cada día las cifras de muertos?

Muchísimo, a mí personalmente me está afectando profundamente, sigo muy tocado. Estamos narrando diariamente una catástrofe tan inmensa que los espectadores, incluso nosotros, no somos capaces de asimilar. Es terrible tener que contar todo esto.

¿Ha sido la crisis del coronavirus lo peor que te ha tocado vivir como presentador de Informativos?

Sin duda, es la mayor tragedia que me ha tocado contar y mira que he contado noticias trágicas durante más de 20 años.

Con esta crisis ha asolado otra pandemia, la de los bulos y fake news, ¿cómo os enfrentáis en Informativos Telecinco a ella para evitar su propagación?

Los periodistas nos hemos convertido, sin remedio, en certificadores de la realidad, en buscadores de la verdad. Pasamos buena parte del tiempo de trabajo desenmascarando mentiras, apartando medias verdades, intentando no caer en la trampa de los bulos, es tremendo. Nunca fue tan necesaria la información bien contrastada y equilibrada. Vivimos tiempos muy extraños en los que a veces las mentiras y las inexactitudes tienen más difusión, peso y credibilidad que las certezas y que la propia realidad. A veces es desesperante.

«Sólo vale estar unidos, estar todos a una para salir de esto. Estamos viendo actitudes muy lamentables».

¿Qué opinas de la actitud que está teniendo la clase política de este país durante toda la crisis del coronavirus?

Creo que en situaciones tan dramáticas como esta no vale de nada intercambiar reproches, mantener broncas y peleas absurdas, dejarse llevar por la ceguera ideológica, sea del signo que sea, ponerse zancadillas e intercambiar los insultos. Creo que sólo vale estar unidos, conseguir una colaboración total, estar todos a una para salir de esto. Estamos viendo actitudes muy lamentables.

¿Cómo has llevado el confinamiento?

Yo muy bien, soy muy casero, salgo poco, me encanta estar en casa. No es un problema estar confinado. Es muy inquietante por lo que nos rodea, por las miles de víctimas mortales y enfermos, por el sufrimiento de tantas familias, por la incertidumbre que nos lleva a sentir miedo.

¿Qué dirías a quiénes se lo saltan?

¡He dicho ya tantas cosas! No soporto a los incívicos, esa falta de empatía que demuestra tanta gente. Es insoportable la deshumanización de esos que se mofan de todos con sus actos irresponsables. Pero he llegado a la conclusión de que sirven de poco las llamadas a la responsabilidad. Hay mucha gente que no tiene remedio, que ni piensa, ni escucha, ni  lee, ni se informa, ni le interesa demasiado saber lo que sucede, ni ve más allá de sus narices y de su inmenso egoísmo. Es realmente aterrador que haya tantas personas así. 

Últimamente estás muy activo en Instagram y varios de tus post se han convertido en virales, ¿crees que gente conocida debería usar más las redes para denunciar lo que sucede a nuestro alrededor?

Creo que sí. Yo al menos lo he hecho, sentí desde el primer momento de la pandemia que había que dejar a un lado la «frivolidad» y la «intrascendencia» que suelen ser protagonistas en las redes sociales para atender a necesidades más urgentes, como ofrecer alguna certeza en medio del caos, dar algo de esperanza y ánimo a la gente que te sigue, y por supuesto denunciar situaciones inconcebibles, episodios y actitudes que no se pueden permitir.

«Si mi hijo fuera un «enchufado» ahora mismo no estaría de nuevo en el paro».

En uno de tus últimos posts has escrito un alegato reconociendo la labor de tu hijo Álvaro Berro, ¿por qué lo has hecho? ¿Crees que es injusto que se le achaque que sea tu hijo para cuestionar su profesionalidad?

Leí un artículo malintencionado y tendencioso en un medio digital diciendo eso, justo el día en que se queda sin trabajo una vez más, en que se le acaba su enésimo contrato, como a tantos jóvenes periodistas que trabajan de forma precaria y a salto de mata. Me indigné muchísimo, sobre todo porque es completamente falso. Si fuera un «enchufado» le aseguro que ahora mismo no estaría de nuevo en el paro, ni habría perdido su empleo después de tirarse más de dos meses en la calle cubriendo los peores momentos de la pandemia, arriesgándose al contagio y dándolo todo para ofrecer buena información en primera línea. Él y todos los compañeros que han estado ahí saben a lo que me refiero, ha sido una tarea muy complicada.

¿Cómo es trabajar con él y tenerle que dar paso en directo en pleno informativo?

A veces es raro, claro, estás dando paso a tu hijo en un directo. En el trabajo siempre procuro tratar con él, cuando coincidimos, como con un compañero más. Mis padres me educaron para valorar el esfuerzo, para conseguir las cosas con tenacidad y sacrificio, con humildad, eficacia y respeto por los demás, sin pisotear a nadie, sin privilegios. Hay que saber buscarse la vida siempre con coraje y sin tonterías, eso es lo que intento transmitirle a él y a sus hermanos. La vida es dura y complicada, hay que saber ganársela sin ayuda de nadie…

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD