PUBLICIDAD
Actualidad

El detalle que ha llamado la atención en la conexión de Esperanza Aguirre con Ana Rosa

La ex- presidenta de la Comunidad de Madrid ha reaparecido en ‘El programa de Ana Rosa’ tras haber sido dada de alta por coronavirus.

Esperanza Aguirre y su marido fueron ingresados hace poco más de una semana en un hospital madrileño tras dar positivo en coronavirus. Pero tras varios días, fueron dados de alta y mandados a su casa para seguir en cuarentena desde allí.

PUBLICIDAD

Este miércoles, la ex-presidenta de la Comunidad de Madrid ha reaparecido y ha concedido su primera entrevista a ‘El programa de Ana Rosa’ para relatar cómo se encuentra y cómo lo han pasado estos días.

«Estoy mucho mejor. Todavía tengo algún síntoma, pero estoy bien. Mi marido estuvo mucho más grave y también está recuperado», empezó confesándole a Ana Rosa Quintana.

PUBLICIDAD

Sobre los síntomas que tuvo, Esperanza ha contado que «tenía unos dolores como si me hubiera pasado un tranvía por encima«. Pero sobre todo, lo que más le ha preocupado a Aguirre era cómo estaba su marido pues él sí tuvo una neumonía. «Por él si he temido«, afirma.

Tras ello, ha querido reconocer el gran trabajo y esfuerzo que está haciendo todo el personal sanitario. «He visto a unos profesionales extraordinarios, superando todas las dificultades y atendiéndonos con mucho cariño y destreza», expresaba desde su casa por skype.

PUBLICIDAD

«Quiero dar las gracias a todos los médicos, enfermeras, Guardia Civil, Policía, Ejército, cajeras, reponedores, transportistas… a todos lo que hacen posible que sobrevivamos», proseguía dándoles las gracias a todos los que se están dejando la piel estas semanas. Por último, Esperanza le pedía a Dios que «los gobernantes acierten. A ver si conseguimos que acierten más«.

Lo que más llama la atención de su conexión

Sin embargo, ha sido otro detalle el que ha llamado la atención de las redes durante su conexión. Y es que la política del PP se mantenía muy alejada de la cámara guardando cierta distancia. Pero lo que muchos se preguntaban es a que se debían tantos trofeos.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD