PUBLICIDAD
El blog de Alejandra CastellóOpiniónPortada

Diego Matamoros y Estela Grande: el nuevo capítulo de su montaje

diego matamoros y estela grande

¿Verdad o montaje? Crecen los rumores de una posible reconciliación entre Diego Matamoros y Estela Grande.

En esta cuarentena en la que todos estamos encerrados, hay quien dice que hay parejas que se unirán más, otros dicen que cuando acabe todo esto aumentaran los divorcios. Pero seguro que hay personas que se estarán echando de menos y estarán pesando en una posible reconciliación. ¿Puede ser este último el caso de Diego Matamoros y Estela Grande? ¿Nos hemos de creer algo de su historia o está todo planeado como siempre a base de exclusivas y platós?

PUBLICIDAD

Para entender a la pareja nos hemos de remontar al inicio de todo. Al menos de cuando todos empezamos a ser partícipes de esta relación. Hace un año, todos conocíamos a la familia Matamoros, a todos y cada uno de ellos, Kiko Matamoros, Diego Matamoros, Laura Matamoros, Makoke…, ocupaban las grandes tramas televisivas a base de exclusivas en revistas, en platós, discusiones, polígrafos, participaciones en realitys… pero había una persona de la que no sabíamos prácticamente nada: Estela Grande. La mujer de Diego Matamoros, no aparecía nunca en un plató y lo único que sabíamos de ella es que se dedicaba a desfilar y a promocionar diferentes marcas de moda en sus redes sociales. Parecía que no estaba interesada en entrar en ese mundo o que no le gustaba. Nada más lejos de la realidad.

El 11 de octubre de 2019 todo cambió. Estela Grande, esa gran desconocida para todos, se convertía en concursante de ‘GH VIP 7‘. Pasaba bastante desapercibida por lo “normal” que era, no entraba en grandes discusiones, buena amiga… pero una trama le llevó a estar en el ojo del huracán. Un tonteo bastante descarado con Kiko Jiménez (pareja en ese momento, y todavía, de Sofía Suescun).

PUBLICIDAD

Se llegó a hablar de montaje entre ellos para intentar dar contenido, pero realmente era un “gustarse” que se les había ido de las manos. No llego a más, por supuesto. Pero los vídeos de miradas, risas y caricias dieron mucho que hablar. Llegando a la final, Estela todavía dentro de la casa, recibió la visita de Kiko (que había sido expulsado semanas antes) que le confesó que él sí que había confundido sentimientos dentro de la casa, pero ella en todo momento aseguró que por su parte no había sido recíproco, una simple amistad. Minutos más tarde, su marido, Diego Matamoros, entraba con un gran ramo de rosas y los dos nos mostraban lo enamorados que estaban.

Hay que recalcar que, en todo este proceso, Diego Matamoros no lo pasó bien, o eso nos dijo. Pero viendo lo que se adelgazó en su momento, me lo creo. Uno conoce bien a su mujer, y yo creo que él veía claramente que un pequeño tonteo había. Se paseó, como no por platos (le gusta más un plató que a un niño un caramelo) explicando lo decepcionado que estaba e incluso, atención, que le había sido infiel hace año con más de una mujer. De una presentando de Telecinco se llegó a hablar si no recuerdo mal.

PUBLICIDAD

Pero está claro que las reglas de una pareja solo la conocen las dos personas que la forman, y al salir, parecía que todo volvía a ser perfecto entre ellos. El tonteo de Kiko y Estela no importaba, ni los Deluxe que se había hecho él diciendo alguna barbaridad. ¿Montaje? No lo creo, yo me decanto por estilo de vida, manera de hacer. Siempre que lo pienso me vienen a la cabeza unas palabras de Mila Ximénez cuando estaba dentro de la casa, asegurando que Diego Matamoros sabía muchísimo de tele, y que todo esto lo rentabilizaría a base de exclusivas en revistas y platós, que lo tendría todo organizado, no se equivocaba desde luego.

Como os decía, todo volvió a la normalidad, y la pareja se fue a hacer un viaje espectacular y muy romántico a las Maldivas donde nos llenaros las redes de fotos espectaculares y repito, muy románticas. ¿Entonces porque rompieron, si aguantaron bien lo más fuerte que era la salida de la casa con todo lo que se había montado?

Mi teoría: a Estela Grande le empezó a gustar mucho la tele y la fama, y Diego Matamoros lo vio, y aunque no podemos negar que él ha sido su gran maestro, no le gustó un pelo.

Telecinco decidió alargar su reality estrella un mes más sacándose de la manga ‘El tiempo del descuento’ que reunía de nuevo a los concursantes de GHVIP 7 para saldar algunas cuentas.

Parece ser que Diego no quería que su mujer volviera a entrar, ya había sido suficiente, pero ella si quería, y lógicamente estaba en su derecho. Entraron ya enfadados, la decisión lo había removido todo. Pero Diego Matamoros siguió defendiéndola en los platós, hasta que Estela Grande tuvo un par de frases y momentos con Kiko que ya colmaron el vaso. Supongo que era algo que costaba de entender, incluso para los espectadores… Sofia y Kiko se habían paseado, poniendo a la pareja a parir, dando a entender que Estela también estaba prendada de él, etc…. y además teniendo grandes peleas (muy despectivas) con tu marido.

Sabiendo todo esto, que volviera a entrar como si nada y que pareciera que ella realmente se hubiera dado cuenta de lo que sentía, pero no se atrevía a decirlo, rompieron la relación. Estela fue expulsada, y al llegar a plato ni siquiera se besó con su marido. Días después nos enterábamos de que se habían dado un tiempo, y más tarde, que estaban separados.

Si, sigo pensando que a Estela le gustó la tele, la fama, el protagonismo… y se le fue de las manos. Creo que al salir ella se esperaba mucho más (o al menos yo pensé que lo haría), más entrevistas, más exclusivas, enfrentamientos… Tal vez, cuando ya ha pasado el subidón, ya no hay reality, ya no eres protagonista, y vuelves a tu casa, en silencio, sin tu marido, sin la vida que tenías antes, tal vez te das cuenta de que no ha valido tanto la pena. No lo sé, es la sensación que tengo, que Estela, y perdonadme la palabra, se ha metido una buena ostia con el mundo de la televisión.

Pero esta gente es carne de culebrón… y ahora puede que estamos a punto de ser partícipes de una reconciliación. Estela colgó una foto de su pasado viaje en pareja a Maldivas, donde se la veía a ella sola con un atardecer espectacular. Entre todos los comentarios que recibió, se podía destacar uno de su marido que decía algo así: “Fue una puesta de sol preciosa, y lo que vino después también”. Sumado al acercamiento de la joven con Diego tras su positivo en coronavirus.

A buen entendedor pocas palabras bastan. Esto huele a reconciliación. ¿La cuestión es… será de verdad, o pasada por platós y revistas como siempre? ¿Sabe esta gente dar un paso en sus relaciones (y en su vida en general) sin venderla? O estamos claramente ante un caso parecido al de Adara y Gianmarco que viendo el poco contenido que tenemos últimamente por culpa del coronavirus han visto el momento perfecto de vendernos algo: ¿una posible reconciliación, acercamiento, negarlo por completo?

No me extrañaría nada, hemos visto tantas cosas de esta familia, vender hasta lo más íntimo… que me lo espero todo. Y todos participaran y opinaran por supuesto, recordemos que Kiko Matamoros y Makoke siguen trabajando en programas de la cadena. Pero señores, para saber la verdad, tendremos que esperar al próximo capítulo, que mucho me temo que no tardará nada en llegar.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD