Actualidad

‘Supervivientes 2020’: la monumental pelea entre Cristian Suescun y Bea Retamal que acabó en llanto

En pleno enfrentamiento con José Antonio Avilés, Cristian Suescun lanzó un comentario que dejó a la ex gran hermana, Bea Retamal, tocada y hundida.

La ganadora de ‘Gran Hermano 17’ empezó muy bien su aventura en Honduras pero la cosa se le empieza a complicar. A pesar de acudir al programa con muy buena actitud, su gerrera interior está empezando a salir cuando ve alguna injusticia. Esto ha hecho que Retamal protagonice los primeros roces con sus compañeros, el primero con Jose Antonio Avilés.

Ambos tuvieron un enfrentamiento por culpa de un coco. El periodista asegura que lo abrió «sin querer» justo después de que sus compañeros decidieran tomarlo más tarde. Este simple hecho fue suficiente para iniciar una discusión que termino con la ex gran hermana entre lagrimas.

El colaborador de ‘Viva la vida’ se defendió: «De abrir el coco a este agujero no hay un mundo». Como todos sabemos, la comida en ‘Supervivientes’ es el bien más preciado. Así, Bea le contestó visiblemente alterada: «De abrir el coco a que se salga el agua y te lo tengas que comer no hay tanto mundo. Siempre hay que hacer lo que te sale de los cojones. Me sacas de mis casillas». Las palabras de Retamal fueron suficiente para que Avilés montara en cólera una vez más. «Eres una mal educada y una mal hablada», dijo el de colaborador de Emma García.

Cristian: «A mi me saca de quicio tu voz de pito»

Para colmo, Cristian Suescun, que esta semana es el dios de la isla, decidió intervenir. Este defendió a Jose Antonio y atacó a Bea mientras ella se mostraba gratamente sorprendida. «¿Pero qué te pasa a ti?», fue su reacción. A lo que el hijo de Maite Galdeano respondió: «Solo te saca de tus casillas a ti».

Retamal, sin entender la actitud de Suescun, insistió en que no se metiera porque la discusión no iba con él. A pesar de la advertencia, el hermano de Sofía no se cortó un pelo: «Opino porque soy el dios. A mí me saca de quicio tu voz de pito». Esto último no sentó nada bien a Bea, que acabó llorando junto a sus compañeras. Segundos después, Elena Rodríguez trataba de consolarla con un «que no te afecte».

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *