PUBLICIDAD
El coco de Alejandra CastellóOpiniónPortada

Gala 4 de ‘Supervivientes 2020’: El calvario de Rocío Flores que desmonta a su madre Rocío Carrasco

‘El coco de Alejandra Castelló’: Crónica de la gala 4 de ‘Supervivientes 2020’.

Con todo lo que estamos viviendo en España del maldito coronavirus, la verdad es que una buena gala se agradece muchísimo. Esta gala 4 de ‘Supervivientes 2020‘ pintaba muy bien, ya que el pasado martes el reality empezó a mejorar de manera muy notoria. Fue una noche llena de broncas y de pruebas emocionantes, que, con un poco de suerte, seguiremos viendo en las semanas posteriores.

PUBLICIDAD

Por una parte, hemos empezado a ver una Estefanía que teníamos ganas de que saliera. No nos vamos a engañar, metimos (o metieron), ya me gustaría elegirlos a mí, a Fani en este concurso después de como la habíamos visto en ‘La Isla de las Tentaciones’. Y parece, que esa chica, empieza a asomar la patita. Y lo hace con una bronca con la que era su amiga, Rocío Flores, que visto lo visto, ya no lo es tanto.

Han salido varias perlitas entre ambas: «vaga y materialista» de Fani a Rocío, pero a la espalda, parece. Y de esta última han salido frases como «Yo no soy el pez gordo»; «yo soy igual que todos»; «Yo no he hecho una exclusiva en mi vida»; «no te importa lo que cobro»; «yo no vengo aquí por el dinero».

PUBLICIDAD

Vamos a ver, todos vais por el dinero, hasta el que cobra menos. Y justamente tú, que has negociado unos supuestos 30.000 euros semanales, creo que algo sí que importa. Que es totalmente lícito, pero dudo que te den igual, sinceramente. Y, por otro lado, si eres igual que todos, a lo mejor no deberías reprocharle a tu compañera porqué está aquí, ni que tú no has hecho ninguna exclusiva. Que tampoco pasaría nada.

De todas maneras, aunque no esté de acuerdo con algunas frases de Rocío en este conflicto, y aunque Fani me produce una ternura que no acaba de entender, me gustan las dos y las necesitamos a ambas. Grandes concursantes, que, además, creo que no me equivoco si os aseguro que se acabarán reconciliando con el tiempo si las dejamos a ambas en la isla.

PUBLICIDAD

Por otro lado, también relacionado con Rocío, Ana María Aldón por fin se ha pronunciado sobre el hecho de no posicionarse con su «nietastra» (si existe la palabra), algo que se ha comentado muchísimo en el exterior.

Y por fin se habló. Ana María, entre lágrimas ha dicho que siente no haberse posicionado, que no lo ha hecho para no coger un protagonismo que no le pertenecía, porque esperaba una señal por parte de ella si necesitaba ayuda…. y entonces Rocío también se ha hundido, afirmando que, aunque puede defenderse sola perfectamente, en ocasiones sí que ha echado en falta al familiar que tiene dentro, que ella lo hubiera hecho.

Me creo a ambas, me gustan ambas… y creo que el papel de Ana María Aldón no es nada fácil. Pero la cara, con mirada baja y pensativa de Ana María ante las lágrimas de Rocío, me ha transmitido, al menos a mí, una preocupación más por cómo se estaba viendo toda esta situación en España que por el problema en sí. Me ha faltado un levantarse y abrazarle, un algo más. O incluso menos, una mirada cómplice… nada. Raro.

Y otros dos grandes protagonistas: Cristian Suescun y José Antonio Avilés. Dos muy buenos protagonistas que también nos están solucionando la edición, porque si tuviéramos que vivir de los videos de Alejandro, mal lo tendríamos.

Hablemos de Cristian, creo que es un blanco fácil… es muy simple, muy inocente, poco espabilado… no es Sofía Suescun. Me parece bastante duro que se metan con él con cosas como «tu madre no está orgullosa de ti», sabiendo que su madre es Maite Galdeano, y que no se siente orgullosa es casi algo positivo. Pero creo que hay cero maldad, de verdad. En nada de lo que hace, que tiene un buen corazón, como se suele decir. Y puede ser que la audiencia lo haya visto, y por eso lo salvó, o que haya sido obra del ejército Suescun (de Sofía).

Y Avilés, pues gracias que está. Que no conviviría con él, que me pondría la cabeza como un bombo, pero que es, desde el primer día, totalmente necesario: para molestar, sacar de quicio y cotillear. Algo que, como espectadora, se lo agradezco muchísimo.

Quiero destacar, de esta gala y de todas las que llevamos, el gran esfuerzo que hacen, y como lo dan todo, los concursantes en las pruebas. Realmente consiguen que sean emocionantes, que te quedes pegando viéndolo y que sufras con ellos, pero desde la comodidad del sofá, algo fantástico. Y creo, que tal vez ha llegado el momento de dejar de decir (para los que lo dicen) que Rocío no hace nada en las pruebas (solo porque no quiso hacer una porque se le salía el hombro) y que en otra parece que su cuerda estaba más suelta y le favoreció (cierto, pero no es cosa suya eso, creo), porque en días como hoy la hemos visto darlo todo, hasta el último momento, no rendirse (y hubiera sido fácil), así que, igual que a veces se dicen unas cosas, hay que decir las otras.

Rocío Flores pone al descubierto el calvario familiar con su madre Rocío Carrasco

Y hablando de Rocío Flores, hay que destacar sus declaraciones, la que el programa ha cebado desde el inicio de la gala. Unos minutos de Rocío, relajada, contestado a una compañera, desahogándose hablando de su madre Rocío Carrasco y de su padre Antonio David. Poniendo a su padre en el altar que lo pone siempre, agradeciéndole los valores que tiene, todo lo que le ha dado en la vida y asegurando que nadie sabe el calvario que han pasado tanto ella como su hermano. Declaraciones que una vez más, nos dejan enganchados, al menos a mí, intentando como siempre, saber qué fue lo que paso exactamente en esa casa y en esa familia.

La audiencia esta noche ha decidido salvar a Estefanía cosa que me parece perfecta, y ha decidido eliminar a Alejandro y Ana María Aldón que se han trasladado hasta la otra isla a espera de la decisión final.

Y la decisión final, como no podía ser de otra manera para cualquier seguidor de este concurso, ha sido expulsar a Alejandro Reyes. Alejandro después de tirarse del helicóptero desapareció totalmente, ni un vídeo, ni una trama… absolutamente nada, y eso que parecía que llegaba con toda la energía del mundo. El chico parece un encanto, sin duda, pero no ha cumplido como concursante y nos ha hecho un favor a todos siendo el expulsado, y no tener que perder a otro personaje que realmente nos esté dando contenido. Final redondo.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD