PUBLICIDAD
El blog de Alejandra CastellóOpiniónPortada

Gala 3 de ‘Supervivientes 2020’: Desmontando el “tongo” de una expulsión innecesaria

‘El coco de Alejandra Castelló’: Crónica de la gala 3 de ‘Supervivientes 2020’.

No sé si soy yo que estoy muy negativa o que el último reality ‘El tiempo de descuento’ me ha traumatizado, pero la verdad es que esta gala 3 de ‘Supervivientes 2020‘ no ha tenido ni el contenido ni el ritmo que nos merecíamos, o al menos, el que esperábamos.

PUBLICIDAD

Lo más interesante de la gala (aparte del momento fastidiar sin querer la prueba de recompensa de todo el equipo por parte de Ana María Aldón), ha sido saber quiénes eran los expulsados, la decisión de la audiencia. Una prueba de recompensa, por cierto, llena de polémica. La prueba consistía en poner unos bloques continuados, y finalmente hacer el efecto dominó. Ambos grupos lo tenían casi terminado, y entonces ha llegado la metedura de pata (nunca mejor dicho, porque ha sido un tropiezo) de Ana María Aldón y los bloques de su equipo han caído.

Entonces, acto seguido se ha dado por ganador al otro grupo, que sí, tenía los bloques colocados pero no había hecho el efecto dominó. ¿Y si lo hubieran hecho y no hubiera salido el efecto… no hubiera seguido la competición? ¿Nos hemos perdido algo? Lara no paraba de repetir que faltaba hacer el efecto, pero el efecto nunca llegó y se dio a un grupo como ganador. Los espectadores y las redes no pasan por alto detalles tan descarados como este con acusaciones de “tongo” y no me extrañaría que la organización, en alguno de sus programas semanales, diera una explicación sobre todo esto.

PUBLICIDAD

Después de la salvación de Ferre, el pasado martes (recordemos que con mucho mérito porque era con diferencia el más desconocido de los cuatro nominados) nos quedamos con tres concursantes en la palestra: Bea (naranjita), Pavón y Rocío Flores. Una lástima en el fondo, ya que, aunque considero que está siendo un inicio de concurso algo flojo, al menos estas tres personas, con diferencia sobre las otras, nos daban vídeos y contenido.

Una pena que tuviera que ser uno de ellos tres cuando tenemos en la isla a personas que han sido una total decepción y a las que no estamos viendo ni en pintura. Hablo, por ejemplo, de Alejandro. ¿Dónde está? Después de sus gritos de locura al tirarse del helicóptero con esa energía desenfrenada, no lo he vuelto a ver. Se ha deshinchado de una manera exagerada… y claro, ya nos dio los dos titulares de su padre (lo que opina y lo que siente) y ya no interesa más. Porque como concursante, de verdad, cero interés.

PUBLICIDAD

No puedo negar algo de decepción con una persona de las que creo que no solo yo esperaba mucho: Estefanía. Pero a ella, de momento, no quiero que la saquen. Me despierta una curiosa ternura que hace que la quiera ver dentro. Pero claro, ¿por qué la hicimos entrar? Porque queríamos ver a la Estefanía de “La isla de las tentaciones”, esa mujer que se comía el mundo con su escote y sus tacones. Ahora apenas la vemos, para que engañarnos. Cuánto puede cambiar una persona cuando el entorno es uno u otro, ¿verdad?

Si crees que es tongo, no veas más el concurso

La audiencia ha decidido (me encanta esta frase) que los eliminados (que no expulsados, recordemos que primero pasan por la otra isla) sean Bea y Pavón. Creo que para Bea habrá sido una sorpresa; se sabía con seguidores y con un “ejército” de fans que le han acompañado desde que la hicieron ganadora de GH y más tarde con su canal en MTMAD… pero no ha sido suficiente. Bajo mi punto de vista, una pena.

Y el otro eliminado: Pavón. Uno de los más “odiados” o “menos queridos” de esta edición. ¿Me gusta a mi Pavón? NO. ¿Me cae especialmente bien? NO. ¿Es brillante como superviviente? No lo sé, tampoco me importa mucho.

Pero… ¿Tenía que quedarse en la isla? POR SUPUESTO. Era un creador de contenido que nos venía muy bien, ya que no tenemos muchos. Y, sobre todo, creaba conflictos, con muchos de sus compañeros, y aunque seguramente si yo estuviera concursando desearía que se fuera, como espectadora me parece una perdida. Sus enfados con Avilés, sus piques con Rocío, con Elena… era necesarios. Y para que engañarnos, de lo que más atrapaba de la edición.

¿Y quién se queda? Rocío Flores. No me parece mal, ni mucho menos. Creo que es un nombre potente, interesante… Y espero ver mucho más de ella. Que quede claro que cuando yo hablo de ver más no hablo de pescar o coger cangrejos: hablo de broncas y confesiones. Momentazos en general.

Muchos dirán ahora que Rocío Flores es la protegida de Telecinco, y todas estas cosas que se dicen siempre en cada edición de cada reality con algún concursante. Antes que nada, si crees algo así, no veas el concurso. Si crees que te están engañando, ¿qué interés y gracia tiene?

Sinceramente, creo que se ha hecho una buena campaña por parte de sus familiares (en las redes está por todas partes) y para que engañarnos, solo que los familiares de los concursantes enemigos de Pavón, hayan votado para sacarlo, este tenía los dos pies fuera sin ninguna duda.

Adiós a una concursante necesaria para un arranque escaso de contenidos

La expulsada definitiva ha sido Bea Retamal, una lástima. Podía haberse ido la maleducada de Yiya, aunque a lo mejor en algún que otro momento nos sirve tenerla, cuando vuelvan a estar todos juntos. Igual que Pavón, una lástima tenerlo tan lejos del grupo, pero conservamos la esperanza de que se reencuentre con sus compañeros en un corto período de tiempo con muchas cosas que decirles y con ganas de marcha.

Es muy pronto, lo sé… Pero creo que empezamos a necesitar que suban “personajes” a meter mierdé (como diría nuestra querida Belén Esteban). Yo, de manera totalmente gratuita doy algunas ideas: ¿Gloria Camila? ¿Antonio David? ¿Sofía Suescun? Cristopher? Rubén (si, el de Fani). ¿Todos juntos? Algo. No sé vosotros, pero yo quiero vibrar con los concursantes y no solo cuando hacen, eso si hay que decirlo, unas maravillosas pruebas de resistencia.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD