PUBLICIDAD
Actualidad

La «nueva imagen» de Violeta Mangriñán por la que ha sido linchada en redes: «cosas horribles»

Violeta Mangriñán, exconcursante de ‘Supervivientes’ y extronista de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’, ha denunciado las críticas y asegura que no puede más.

Una de las participantes de ‘Mujeres y hombres y viceversa’ más polémicas y con mayor repercusión vuelve a estar en el candelero. Se trata de Violeta Mangriñán, que en su canal exclusivo de ‘Mtmad’ ha vuelto a arremeter contra aquellos que sistemáticamente la critican a través de las redes sociales. Al borde de la lágrima, con la sensibilidad que le caracteriza pese a su gran carácter, ha confesado las «cosas horribles» que tiene que enfrentar cada día a cuenta de su físico.

PUBLICIDAD

Unas declaraciones que se producen precisamente solo unos días después de que Violeta también revelará a su legión de seguidores que había sido víctima de una brutal estafa. Y todo por parte de la que consideraba como una amiga. Un revés económico por el que había perdido un buen pellizco de sus ahorros y que temía no volver a recuperar nunca.

Así, la avalancha de comentarios lapidarios que ha recibido por su «nueva imagen» ha sido tal, que ha optado por tomar una drástica decisión. La exconcursante de Supervivientes está harta y ha querido zanjar la polémica de raíz. Ha decidido leer en público todos los comentarios negativos que recibe a diario en redes sociales, contestando uno a uno sin filtros.

PUBLICIDAD

Y es que la valenciana se ha cansado de escuchar siempre lo mismo: desde ‘polioperada’ hasta los que siguen criticando su noche de amor con Fabio en ‘Supervivientes’. «Solo me he operado el pecho y me he hecho una bichectomía en la cara. Si a eso lo quieres llamar que soy una tía 100% operada y de plástico, voy a seguir haciendo con mi vida y con mi cuerpo lo que me de la gana», sentenciaba.

Lo cierto es que Violeta está al límite, no puede más. Y ha respondido tajante a todos aquellos que aseguran que parece otra persona. «Cuando la gente te odie mucho, es buena señal. Cuando una persona es muy odiada pero muy amada, es buenísimo», dice con optimismo.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD