PUBLICIDAD
Actualidad

‘La isla de las tentaciones’: Julián fue arrojado por su madre desde un sexto piso

El joven valenciano vivió un episodio que estuvo a punto de costarle la vida cuando era un bebé

‘La isla de las tentaciones’ es uno de los programas revelación de la televisión en lo que llevamos de 2020, un espacio presentado por Mónica Naranjo que pone a prueba el amor de cinco parejas encerrándolas en una isla con veinte espectaculares solteros.

PUBLICIDAD

Cada uno de los concursantes tiene una historia detrás, pero ninguna tan dura como la de Julián, uno de los solteros que ya ha tenido varias citas con alguna de las chicas de las parejas.

El joven de 25 años de Valencia que fue arrojado por la ventana por su madre cuando tan solo era un bebé. Así lo ha desvelado en exclusiva la revista Semana, que asegura que fue víctima de un intento de parricidio: «Es un tema muy delicado para él y no le gusta hablar mucho de ello. Sufrió mucho», ha confesado una fuente del citado medio.

PUBLICIDAD

‘La isla de las tentaciones’ es uno de los programas revelación de la televisión en lo que llevamos de 2020, un espacio presentado por Mónica Naranjo que pone a prueba el amor de cinco parejas encerrándolas en una isla con veinte espectaculares solteros.

Cada uno de los concursantes tiene una historia detrás, pero ninguna tan dura como la de Julián, uno de los solteros que ya ha tenido varias citas con alguna de las chicas de las parejas.

PUBLICIDAD

El joven de 25 años de Valencia que fue arrojado por la ventana por su madre cuando tan solo era un bebé. Así lo ha desvelado en exclusiva la revista Semana, que asegura que fue víctima de un intento de parricidio: «Es un tema muy delicado para él y no le gusta hablar mucho de ello. Sufrió mucho», ha confesado una fuente del citado medio.

Investigando los archivos y documentos de 1994, Semana ha averiguado que Julián fue arrojado al vacío desde la ventana de un sexto piso en un ataque de histeria provocado por sus llantos. La joven, que en aquel momento tenia 26 años, se hartó de los lloros del pequeño y lo tiró a la calle, donde el valenciano rebotó en el techo de una furgoneta antes de caer en los brazos de un vecino. «Oí un fuerte golpe, abrí los brazos y me cayó encima. Estaba como muerto, sin sangre, y no respiraba. Le di unas palmaditas en la cara y comenzó a llorar», comentó el hombre a El País.

La joven fue interrogada poco después por la policía y acabó confesando el delito, lo que le valió su ingreso en prisión. Julián estuvo solo cuatro días en la UCI del Hospital La Fe en Valencia, y pudo recuperarse sin problemas. En la actualidad, es un empresario de éxito de la noche valenciana y tiene un hijo.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD