PUBLICIDAD
Actualidad

Destapan el episodio «violento» de Rocío Flores fuera de las cámaras

Kiko Jiménez pone al descubierto un episodio que ha vivido fuera de cámaras con Rocío Flores y su padre Antonio David Flores.

Kiko Jiménez va por todas contra Rocío Flores y Antonio David. Desde que salió de GH VIP 7, el concursante ha cargado contra el clan flores. Tanto en entrevistas en revistas como en Sábado Deluxe se ha posicionado claramente del lado de Rocío Carrasco. A la que, curiosamente, ni siquiera conoce.

PUBLICIDAD

Sin embargo, dice tener motivos de peso para alinearse con la hija de Rocío Jurado. Desde entonces, la batalla entre Rocío y Kiko se ha ido recrudeciendo en el plató de Gran Hermano. Los dos han protagonizado grandes enfrentamientos mientras Antonio aún permanecía en la casa de Guadalix. La niña no aguantaba que el ex de su tía, Gloria Camila, le atacara sistemáticamente.

Ahora, con Antonio David expulsado y, de nuevo, de vuelta a la realidad, esa guerra continua y ahora es un dos contra uno. Como ya dejó claro en su entrevista en la pasada gala, Antonio David no va a pasar ni una a Kiko y va a por todas también. Tras un encontronazo con el ex marido de Rocío Carrasco, Kiko se sentaba en el Deluxe para contar algunos episodios desagradables.

PUBLICIDAD

Hasta la fecha, Jiménez ha ido insinuando la «agresividad» que ha sufrido por parte de Rocío Flores. Durante este tiempo, se ha esforzado en señalar su cara oculta, muy distinta, según él, a la que muestra en cámara. Al hilo de todo esto, destapaba un episodio que no había sido recogido.

En ese sentido, este se había producido supuestamente fuera de cámara, en que el asegura haber vivido un tenso rifirrafe con Antonio David y su hija. Kiko va más allá y revela que recibió incluso amenazas de los dos. Así, es evidente que la guerra que están librando no ha hecho más que empezar y que no hay reconciliación posible a la vista.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD