PUBLICIDAD
Actualidad

Rocío Flores, al descubierto: destapan la cara más oculta de su vida personal

Rocío Flores se ha convertido en una celebrity más con sus apariciones en GH VIP 7 y el conflicto con Rocío Carrasco, pero su faceta más personal se había mantenido en secreto.

Rocío Flores ha mantenido un perfil bajo durante todos estos años. La hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores se había mantenido al margen del conflicto entre sus padres, y el que mantiene con su propia madre. Las revistas y los programas de corazón han estado detrás de ella durante mucho tiempo, pero siempre ha guardado silencio hasta ahora.

PUBLICIDAD

Con la defensa que hace en GH VIP 7, ha saltado a la primera línea de fuego y no precisamente por su estricto cometido. Más bien por las declaraciones que va ofreciendo sobre la relación con su madre y todos los entresijos que rodean la guerra interminable que libra este clan familiar.

Pero al margen de todo ello, Rocío Flores tiene una vida personal que ha mantenido bajo llave durante este tiempo. Y que prefiere seguir ocultando. Sin embargo, se han aireado algunos aspectos de los más ocultos como a qué se dedica, si estudia o si trabaja, o como es su vida en el terreno sentimental.

PUBLICIDAD

En una vida de luces y sombras, en esta faceta Rocío tiene más suerte. Mantiene una idílica relación con su novio, Manuel Bedmar, con quien lleva tres años saliendo. No rehúsa a contarlo, ya que es el claro protagonista de sus publicaciones en redes sociales. Él es un joven malagueño, de 23 años, amante de los coches y de los deportes.

Además, es miembro de un equipo municipal de fútbol sala que ha encajado muy bien en la familia. Bedmar es muy querido por todos y de hecho fue uno de los invitados a la boda de José Ortega Cano y Ana María Aldón en 2018.

PUBLICIDAD

Sobre su vida laboral, Flores tiene un trabajo opuesto a la televisión. Trabaja como «coach» de vida saludable y su negocio le ha reportado ya muchos beneficios. Asegura que le va muy bien profesionalmente y que ya ha conseguido cierta independencia económica. Su trabajo consiste en ayudar a otras personas a ponerse en forma a través de un plan saludable de seguimiento elaborado por ella.

Por su parte, la hija de Rocío Carrasco estudia también psicología en la Universidad de Málaga, que lleva paralelamente con este proyecto con el que le está yendo muy bien.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD