PUBLICIDAD
Actualidad

El comunicado de Carlos Navarro, ‘El Yoyas’, tras ser acusado de malos tratos

La Fiscalía pide 8 años de cárcel para él, acusado de cinco delitos de malos tratos, y otros dos por amenazas y vejaciones.

Los magistrados del Juzgado de Instrucción número 2 de El Telde (Gran Canaria) ha dictado el auto de apertura del juicio oral contra Carlos Navarro, ‘El Yoyas’. La Fiscalía pide para él 8 años de cárcel, acusado de cinco delitos de malos tratos contra su ex pareja, a quien conoció en la segunda edición de ‘GH’, Fayna Bethencourt. Uno, de amenazas continuadas en el ámbito familiar y otro leve de vejaciones. Carlos ha querido defenderse a través de un comunicado publicado por si abogado, Esteban Gómez Rovira.

PUBLICIDAD

Fayna no pernite la comunicación de Carlos y sus hijos

En dicho comunicado, explica que Fayna, madre de sus dos hijos, “no permite que exista comunicación de ambos con su padre desde los hechos que dan lugar a esta causa, el 10 de enero de 2018. En dicha fecha ella denuncia y se dicta orden de protección con prohibición a mi cliente de entrar en la isla Gran Canaria, pero no de incomunicación respecto a los dos menores.

El pasado mes de febrero se filtró el Auto de procedimiento abreviado en el que se daba por acabada la investigación por el juzgado de instrucción, sin que esta parte pudiera realizar el informe de servicios sociales con la entrevista a su representado, no en esta causa, ni en la causa de divorcio. Causa civil de divorcio en la que la Fiscalía, por cierto, no solicitó la retirada de la patria potestad, habiéndola solicitada en recurso de apelación la representación de la Sra. Fayna”.

PUBLICIDAD

Además, El Yoyas reclama “que la marcha de la madre a domicilio de sus padres en Gran Canaria en el verano de 2017 desde Barcelona fue con el consentimiento de mi cliente existiendo incluso billetes de avión de vuelta, manteniendo una comunicación constante y fluida con la madre y los dos menores hasta la Navidad, cuando la madre hurta todo contacto con los mejores, mientras el Sr. Navarro se recuperaba de una depresión a raíz del fallecimiento de su madre”.

En tercer lugar, “que los hechos de 10 de enero de 2018 que ocasionan la denuncia de Fayna se refieren al intento de encontrar el Sr. Navarro a sus dos hijos menores, en Gran Canaria, de los cuales no tenía noticia desde hace semanas, rechazando de plano todo lo que se relata en la denuncia y en escritos posteriores referidos a un matrimonio al que la Sra. Fayna decidió poner final a partir de la fecha de la denuncia, con previo traslado de los menores a Gran Canaria desde Barcelona en lo que iba a ser solo una visita temporal a la familia de Fayna , sin separación de la pareja”

PUBLICIDAD

Una barbaridad “retirar la patria potestad” a Carlos

“Esta parte ha admitido, el delito leve de vejaciones, mensajes de móvil realizados por el Sr. Carlos Navarro al percatase en Canarias que su esposa tenía una nueva relación, una vez localizados a los dos menores. Y es partir de entonces cuando se cuenta por la denunciante una serie de hechos que según su versión habría acaecido durante una década de matrimonio”

El abogado también considera “una barbaridad solicitar la retirada de la patria potestad al padre acusado durante un periodo de 8 años, responde a un encarnizamiento sin sentido, queremos pensar que cuando el escrito de acusación del Fiscal solicita además del alejamiento respecto a madre e hijos, la no comunicación ‘con ellas’ durante 8 años, es una errara que no debe incluir a los menores.

A tal efecto es importante destacar que el Sr. Carlos Navarro tiene ya suspendida de facto la patria potestad, y el régimen de comunicación con sus hijos al que tiene derecho todo padre: No se nos ha aceptado en sede civil de divorcio, ni cautelarmente en sede penal que ya que tiene prohibido desde el 11 de enero de 2018 entrar en la isla de Gran Canaria (como orden de protección en favor de la Sra. Fayna) pudiera tener una comunicación con los hijos por medio de punto de encuentro.

Al final esto lo pagan los menores, cuando se aportarán mensajes del verano de 2017 en los que la madre desde Canarias le decía al Sr. Navarro que necesitaba que le ayudara desde Barcelona porque los hijos le echaban de menos.

Y el comunicado acaba de la siguiente manera: “La madre no permite que se comunique el padre con los hijos, desde el 11 de enero de 2018 el padre no se ha podido comunicar con sus hijos: no tiene orden de alejamiento respecto de ellos pero al no poder entrar en Gran Canaria por una medida cautelar que representa un encarnizamiento, y al no poder llamar por teléfono porque la madre no lo permite (última solicitud realizada por este letrado a la acusación particular ayer mismo…) sencillamente se consigue que el padre ya haya desaparecido de la vida de los menores, que es lo que al fin y al cabo se pretendía con esta denuncia, lo que para esta parte es también un acto de violencia”

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD