PUBLICIDAD
EspecialPortada

Caso Carlota Prado: ¿es el fin de ‘Gran Hermano’ tras la fuga de anunciantes?

La presunta violación a Carlota Prado ha provocado una estampida de marcas publicitarias que pone en jaque a ‘Gran Hermano’, el reality más longevo de la televisión.

Lo que parecía una movilización sin más de la audiencia más crítica en las redes sociales se ha convertido en un drama para Mediaset España y, en concreto, para su formato estrella ‘Gran Hermano’. La fuga de importantes marcas publicitarias para una cadena (Telecinco), que vive fundamentalmente de la publicidad, pone en serio peligro la continuidad de un programa. Todo originado por la presunta violación de Carlota Prado en ‘Gran Hermano Revolution’.

PUBLICIDAD

En las últimas 48 horas, ascienden a más de cuarenta las compañías que han comunicado que retiran de forma inmediata su publicidad de la presente edición de ‘GH VIP’. Los hechos, que ahora se encuentran precisamente en fase de instrucción, sucedieron en diciembre de 2017, pero la polémica ha saltado ahora y el fantasma ha resucitado contra todo pronóstico.

Las claves para que eso haya ocurrido han sido dos principalmente. Por un lado, el vídeo que divulgó El Confidencial, donde se descubre cómo la organización del programa obligó a Carlota Prado a visualizar la escena del presunto abuso por José María. También cómo la figura de ‘El Súper’ le advierte de que hay que preservar el silencio para que ninguna de las dos partes, ella y el programa, salieran escaldados de semejante episodio.

PUBLICIDAD

Por otro lado, y este es definitivo, la supuesta «utilización» que el grupo de comunicación Atresmedia habría realizado, nutriéndose de este escándalo en el que es, a día de hoy, el programa más visto de la televisión. Antena 3, La Sexta, Onda Cero o La Razón, que forman parte del grupo accionista, han llevado a cabo «una campaña desleal de desprestigio y denigratoria contra ‘Gran Hermano‘» en palabras de Mediaset. Lo cierto es que el caso ha sido incluido en sus informativos de forma sorpresiva.

Si bien, el grupo que comanda Paolo Vasile se ha visto obligado a reaccionar ante la repercusión que está alcanzando y la sangría de marcas publicitarias. Además, la preocupación es tal que, para frenar esta desbandada repentina, han enviado una carta a sus anunciantes esclareciendo las diligencias que se siguieron en el programa, según avanza también El Confidencial.

PUBLICIDAD

Mueven ficha del mismo modo que lo hizo la propia productora Zeppelin. Que al unísono difundía un comunicado en el que pedían perdón, reconocían que no obraron bien y, sobre todo, prometían que se iban a revisar todos los protocolos de actuación «para evitar altercados como estos».

Sin embargo, parece demasiado tarde. La movilización por lograr a toda costa que todas las marcas eliminen su presencia en ‘GH VIP 7‘ sigue imparable y, de materializarse, se traduce en un escenario muy grave. Un programa de las características de ‘Gran Hermano’, que implica además elevados costes, no puede sobrevivir sin publicidad.

Un precedente: ‘La Noria’

En Mediaset saben bastante bien qué es que un espacio de televisión se quede sin un solo anunciante. Lo sufrieron en sus carnes hace algo más de siete años con ‘La Noria‘. El programa, que presentaba Jordi González, se despidió de la audiencia por la puerta de atrás precisamente por la fuga de anunciantes.

La entrevista a la madre de ‘El Cuco’, culpado de encubrimiento por el asesinato de Marta del Castillo, levantó mucha polvareda. Más aún cuando trascendió que le habían pagado diez mil euros para que se sentara en el plató. Fue el detonante para que se pusiera en marcha una campaña similar, llamando al boicot de los anunciantes.

En pocos días, ni una marca quedó sin retirar su publicidad y llegó a emitirse una entrega del programa de tertulias casi del tirón, sin más publicidad que la corporativa. Así hasta que desde Mediaset reconocieron que «se habían equivocado» y tomaron la drástica decisión de relegar ‘La Noria’ al late night y sustituir su franja por ‘El Gran Debate’. Meses más tarde sería fulminado definitivamente.

Del mismo modo, se vieron en la precisión de hacer un blanqueamiento de la cadena a la desesperada. Todo para atraer de nuevo a las marcas que se habían marchado. Lo hicieron cargándose, por ejemplo, formatos muy polémicos como ‘Enemigos Íntimos’.

¿Podría repetirse con ‘Gran Hermano’?

En virtud a lo que está sucediendo en las últimas horas, la situación podría ser un paralelismo. Como apuntábamos, son al menos una cuarentena las marcas que han anunciado su marcha y la cifra aumenta por momentos. Grandes firmas como la compañía de telecomunicaciones Finetwork, MediaMarkt o la del sector de automoción Nissan están entre esa larga lista.

Todo esto pone en jaque al formato ‘Gran Hermano’ en general. Ahora es su versión VIP, actualmente en emisión, la que podría verse perjudicada, pero lo cierto es que afectaría a la marca en sí misma. Habrá que ver en éstas próximas entregas lo que ocurre. Teniendo en cuenta que GH VIP 7 encara su recta final, no habría preocupación en exceso por su continuidad.

No obstante, en el ojo del huracán sí está una futura edición de ‘GH DÚO‘. La cadena confirmó que volvería a haber una segunda edición tras Navidad debido al éxito que cosechó la anterior. Se entiende que la eliminación de la publicidad se extendería también a esa otra variante del reality. Por tanto, ¿qué podría pasar en ese caso?

Se plantean varios escenarios, aunque todos son simplemente hipotéticos por ahora. Por un lado, sacarse de la manga un reality también con famosos encerrados pero alejado de la marca GH. Una especie de ‘Acorralados’ que ya testó con éxito Telecinco hace unos años en sustitución de Supervivientes. Por otro, permanecer sin reality en el arranque de año y adelantar la emisión de su otro buque insignia.

Los políticos entran en ‘Gran Hermano’

Algo que sí es verdaderamente insólito es que ‘Gran Hermano’ se haya colado en la esfera política. La polémica está tan avivada en este punto que prácticamente la totalidad de los grandes grupos parlamentarios han reaccionado sobre el caso Carlota. Desde el Gobierno apuntan a una « banalización y normalización de la violencia de género y habitual tratamiento denigrante hacia las mujeres como estrategia para captar audiencia en el programa Gran Hermano».

Pero no han sido los únicos en involucrarse en esta guerra contra el formato. Desde el PP piden «tolerancia cero ante cualquier agresión sexual», mientras que Ciudadanos también ha entrado a valorar lo ocurrido. «El propio programa ya ha reconocido que se equivocó en el tratamiento dispensado a la víctima, algo que no solo es reprobable políticamente sino también moralmente», condenan.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD