PUBLICIDAD
EspecialPortada

Así se prepara desde dentro el debate electoral a cinco

Crónicas de una tele: Todas las claves del debate para las elecciones generales del 10 de noviembre.

Tras no conseguir un acuerdo para lograr una investidura, los españoles estamos llamados por segunda vez a las urnas en menos de seis meses para desbloquear la situación. Y ya, en plena campaña, los políticos comienzan a soltar sus propuestas en mitines y, como no, en debates.

PUBLICIDAD

Pero los debates electorales no son sencillos. Los partidos políticos intentan elegir la fecha que mejor les venga para su estrategia política, mientras intentan que el trabajo periodístico sea casi nulo. Y mientras tanto, los medios de comunicación se enzarzan en peleas por ver quién organiza el debate y en qué fecha. Un quebradero de cabeza.

No eres tú, soy yo

Al igual que hace unos meses, la tensión venía entre Atresmedia y RTVE. El ente público aseguraba que RTVE era el único medio que podía ofrecer la señal gratuita tanto nacional como internacionalmente. Pero Atresmedia también quería su debate, y comenzaba a mover fichas para poder encontrar una fecha con todos los partidos. La polémica estaba servida.

PUBLICIDAD

Este gasto será sufragado por los interesados en la emisión del debate, en función de la audiencia que obtengan durante la emisión

Y nuestros políticos tampoco. Mientras en Ferraz decían que solo ofrecían el 4 de noviembre para el único debate en el que participaría Pedro Sánchez, el PP decía que mejor a partir del cinco de noviembre para ver así los datos del paro y sacar los colores a los socialistas. Por su parte, el resto de fuerzas políticas pedían que hubiese dos debates al igual que las pasadas elecciones.

Los partidos políticos intentan elegir la fecha que mejor les venga para su estrategia política, mientras intentan que el trabajo periodístico sea casi nulo

Finalmente, el PP cedía y los partidos acordaron que la Academia de Televisión organizara el debate el 4 de noviembre, al igual que ocurría en 2016. Ana Blanco, en representación de RTVE y Vicente Vallés, de Atresmedia, serán los encargados de conducir el debate de mañana. Además, el debate lo pagarán aquellas cadenas que vayan a retansmitirlo. Es decir, que Atresmedia y RTVE son las que pagarán el grueso del debate. Pero el drama no acaba aquí.

PUBLICIDAD

La Academia, otro quebradero de cabeza

Como si de una tradición se tratara, los problemas no cesaron. La ATV había pactado con los políticos que no habría preguntas de los periodistas, quedando relegados a apenas dar el turno de palabra. Las televisiones se opusieron al considerar que el debate pasaría a ser un mero mitin político. Finalmente la Academia consiguió un nuevo acuerdo donde el trabajo periodístico tenía valor.

Pero con pinzas. La Academia y los partidos han acordado que, a diferencia de lo que ocurrió en 2016, los periodistas no pueden hacer preguntas personalizadas. Es decir, bajo el pretexto de garantizar la neutralidad, las preguntas serán genéricas. “Los partidos tienen que asumir que no se puede mermar el trabajo profesional de los moderadores”, explicaba la Academia.

Así será el debate

La cohesión de España, la política económica, la política social e igualdad, la calidad democrática y la política internacional serán los bloques de los que Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal debatirán. Además, en una rueda de prensa celebrada el sábado 2 de noviembre, se han dado a conocer el resto de condiciones del debate, entre ellas el plató.

El debate se podrá seguir en RTVE, Atresmedia y los canales de la FORTA (autonómicas) a partir de las 22h. Se celebrará en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid. El debate, que durará más de dos horas, finalizará en torno a las 00:45h, y después los equipos de los partidos, a medida que vayan abandonando el espacio harán una valoración a medios acreditados en la que se permitirán preguntas.

La factura del debate

El único debate en el que veremos a los candidatos a la presidencia del gobierno costará 585.760 euros. Este gasto será sufragado por los interesados en la emisión del debate, en función de la audiencia que obtengan durante la emisión del mismo.

bajo el pretexto de garantizar la neutralidad, las preguntas serán genéricas

La mayor parte del coste son los medios técnicos como generadores, grúas o unidades móviles que ascienden a 165.000 euros. El mobiliario y el plató ascienden a 146.000 euros.

Además del alquiler del espacio, 56.000 euros, hay otros gastos a tener en cuenta como la limpieza (18.000 euros), la iluminación (60.000 euros), el ‘cátering’ (11.000 euros) o la ambulancia (1.100 euros).

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD