PUBLICIDAD
Actualidad

Arde ‘GH VIP’: El bochornoso encuentro del Maestro Joao, Pol Badía y Alberto

El trío se reunía después de que el Maestro Joao fuera expulsado.

Después de haber sido el noveno expulsado de ‘GH VIP 7‘ y haberse despedido de Adara, el Maestro Joao recibía en la sala de expulsión la visita de Pol Badía, su ya ex pareja. A pesar del frío alegato del pasado martes en el ‘Límite 48 Horas’, el de Barcelona lo tenía claro: «Yo quiero estar con él».

PUBLICIDAD

«No has querido, no has podido o no has hecho. ¿Qué hago? Yo aquí he dicho toda la verdad de todo. Me he desnudado aquí», replicaba Joao, que confesaba estar cansado de tirar de la relación. «Con el alegato que hizo digo ‘no lo quiero ni ver’«, sentenciaba antes de que el chico abandonara la sala cabizbajo. «A veces uno tiene que pensar en lo que le conviene», reflexionaba el ex concursante poco después.

Donde caben dos… caben tres

Después de mucho soñarlo, el Maestro Joao por fin conseguía que Alberto fuera a visitarlo a la casa de Gran Hermano. La pareja se fundía en un cálido abrazo y en tiernos besos de amor, a pesar de que el «amante» decía sentirse molesto por la actitud de Joao en el concurso. «Ya hablaremos fuera…» murmuraba antes de que el mismísimo Pol Badía interrumpiera el encuentro.

PUBLICIDAD

El barcelonés entraba en la sala para advertir al Maestro Joao: «Tu entorno está muy contento con este chico«. A continuación, Pol sacaba a la luz muchas de las declaraciones que Alberto había hecho en revistas y distintos programas de televisión. Jorge Javier Vázquez corroboraba la información de Pol: «Hoy en Sálvame ha dejado entrever que había algo oscuro en vuestra relación…». «Alberto, te creo profundamente» era lo primero que decía el adivino tras unas confusas explicaciones.

«A ti (Alberto) te dije que no fueras a ningún programa de televisión. Y de ti (Pol) se han dicho muchas cosas y ninguna eran ciertas» les regañaba el Maestro Joao antes de coger su abrigo y abandonar la estancia para reunirse por última con su amiga Adara, a la que le contaba la situación a toda prisa y sin dejar de llorar. Después, el Maestro Joao abandonaba Guadalix de la Sierra por fin.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD