PUBLICIDAD
EspecialPortada

Un día en ‘Late Motiv’: la tele que mima al público

La televisión de autor de Andreu Buenafuente consigue agitar mentes a la vez que entretiene.

En una época en la que el entretenimiento abunda en la televisión, es curioso ver cómo triunfa lo que se cuida. Desde Ferreras al borde de subirse a la mesa con una animación del helicóptero con los restos de Franco saliendo del Valle a Risto Mejide pensando si presentarse a unas elecciones generales, es complicado ver un espacio en televisión que no se lance al entretenimiento.

PUBLICIDAD
Plató de Late Motiv

Pero no todo vale. El espectador no es tonto, y menos cuando tiene una oferta tan amplia de entretenimiento entre las llamadas plataformas OTT (Netflix, HBO), Youtube y el resto de canales de la televisión en privado y abierto. Por eso, mimar el producto se hace una cuestión obligatoria.

Buenafuente y su equipo se atreven cada tarde a innovar y alejarse de lo estático en lo que el resto de televisiones están estancadas

Y esa es la fortaleza de ‘Late Motiv’, el late night presentado por Andreu Buenafuente en #cero. El mimo y el cuidado al producto que ofrece al espectador, tanto de Movistar+ como de Youtube, donde se consume en masa, es exquisito.

PUBLICIDAD

Buenafuente y su equipo se atreven cada tarde a innovar y alejarse de lo estático en lo que el resto de televisiones están estancadas y ofrece cada día un entretenimiento superior que dotan al espectador de herramientas para su vida desde sus, entre otras, profundas entrevistas. Buenafuente no se queda en la superficie y en cada programa logra profundizar un poco más en la actualidad y en la sociedad para agitar mentes a la vez que evade al espectador de un día tintado por la rapidez e intensidad que marca la sociedad.

«Sois partes fundamentales del programa»

Desde la música en directo, a las entrevistas comprometidas o la improvisación. Todo está mimado al detalle para que el espectador vea en casa un producto de calidad, cuidado y digno. Y sin la preocupación de la audiencia, que ayuda, mas si cabe, a ser libres de crear.

PUBLICIDAD
Grada de público de Late Motiv

El público: el eje principal

El Televisero acudió hace unas semanas al plató ubicado en los estudios centrales de Movistar+ a una grabación del programa. Nada más llegar, Oli, el animador de público del programa te hace partícipe del programa. «Sois partes fundamentales del programa», dice entre gag y gag. «El equipo de guión piensa en vosotros para que forméis parte del programa«, explica ya sentados en plató a la centena de personas que llenan cada día el plató.

La mayoría de programas contratan al público mediante agencias de publicidad, donde les pagan poco por muchas horas de grabación

Y es que en ‘Late Motiv’ se mima hasta el detalle de que el público esté entretenido desde el momento en el que se sube en el autobús que lleva cada tarde a plató desde el estadio Santiago Bernabéu hasta que sale del plató con las manos dolorosas de aplaudir. Pre show incluido, donde las partes fuertes del programa, humor y música, se unen para que cuando empiece el programa la grada esté suelta.

El público, un elemento más del programa

Un trato al público que no es común en televisión. La mayoría de programas contratan al público mediante agencias de publicidad, donde les pagan muy poco soportando duras jornadas de grabación y en algunos casos con solo un bocadillo (el mítico bocadillo de la tele) y un refresco azucarado caliente. Siempre y cuando no llueva y el público tenga que esperar a entrar a la intemperie, mojándose. O pongan a los feos atrás y los guapos delante, como cuenta en uno de sus chistes Oli al público.

Buenafuente y el equipo de público crean una atmósfera única cada noche con el público, donde consiguen que el buen rollo se contagie al otro lado de la pantalla. Un público relajado disfruta, y consigue que la televisión de Andreu Buenafuente, que rompe moldes y repasa nuestra sociedad con una perspectiva mayor, sea mucho más fácil de disfrutar.

Quizá las televisiones deben replantearse el tipo de público que quieren, al igual que ya ha hecho ‘Espejo Público’, que ha suprimido este elemento en la segunda mitad del programa o comenzar a involucrar a este para que dejen de ser un elemento decorativo más y los programas sean más humanos y cercanos al espectador.

Crónicas de una tele es una sección semanal de El Televisero donde se abordará cada semana la televisión desde un punto de vista diferente de la mano de los profesionales del medio. En definitiva, una forma de explicar y profundizar en la historia de nuestra televisión con las personas que hacen que esta exista.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD