PUBLICIDAD
Actualidad

Rocío Carrasco, hundida se enfrenta al «oscuro» pasado de su marido

Rocío Carrasco afronta un duro testimonio que tuvo una relación en el pasado con su marido Fidel Albiac.

Rocío Carrasco sigue estando en el ojo del huracán. Ya no tanto por sus idas y venidas con sus hijos y Antonio David Flores, actual concursante de GH VIP. Ahora, el hilo del que tirar es el de su relación con Fidel Albiac, su marido.

PUBLICIDAD

También todo lo que rodea a la pareja, desde las artimañas que empleaban para ocultar información presionando a las cadenas hasta destaparse los secretos más íntimos de Fidel. Él siempre ha sido esquivo y se ha intentado mantener al margen del mundo prensa del corazón.

Antes de comenzar su mediática relación con Rocío Carrasco, Fidel Albiac mantuvo un noviazgo de casi seis años con Elizabeth Martín que, después de años callada, vuelve a alzar la voz para hablar sobre el lado oscuro de su expareja. En una entrevista telefónica en Sálvame, Elizabeth cuenta cómo fue el inicio de su relación con el yerno de Rocío Jurado.

PUBLICIDAD

«Estuve con él unos seis años aproximadamente. Los primeros años bien, pero después empecé a ver unas cosas bastante chungas. Es una persona muy fría, muy calculadora y envidioso. Al principio empiezas la relación y lo ves gracioso, simpático, pero después empiezas a abrir los ojos y te vas dando cuenta de cómo es», empezaba.

«No tenía donde caerse muerto, no había estudiado ni había trabajado en nada. Siempre estaba peleado con sus amigos. Cuando no era por una cosa era por otra. Metiendo siempre mierda por todos lados. Por la forma de actuar que tenía siempre estaba enfadado con su familia. Siempre con esos aires de superioridad y siempre aparentando lo que no es. Siempre se creía por encima de sus posibilidades. Cuando conoció a Rocío Carrasco dijo: ‘Esta es la mía. Aquí me meto'», prosigue el testimonio.

PUBLICIDAD

Además, la chica cuenta que Albiac le ponía «en contra de su hermana, de su madre y de su padre. Siempre le daba la vuelta y hacía que vieras las cosas de la forma que él quería. Tenía peleas con mi familia cada dos por tres. Como que no quería que me relacionara con ellos y empezó a separarme».

Así, llega a comparar lo que ella vivió con lo que Rocío Carrasco estaría viviendo. «La mayoría de los problemas que Rocío tiene con su familia es por él. Maneja todo porque es una persona manipuladora, controladora y siempre va maquinando. Los niños de Rocío, que estarían por allí por la casa, él no los soportaría. Yo pienso que ahí todo el rollo que hay es por él. Ella también tendrá sus cosas, pero el que está detrás de todo es él», sentencia.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD