PUBLICIDAD
Actualidad

La jueza ve indicios de abuso sexual en ‘Gran Hermano Revolution’

Tras ver el vídeo, el auto determina que José María estaba consciente mientras ella estaba ebria.

La polémica por el supuesto abuso sexual que se produjo en ‘Gran Hermano Revolution’ parece que llega a su fin, La jueza de Colmenar Viejo que instruía el caso considera que si que hay indicios del abuso sexual por parte de José María hacia Carlota Prado.

PUBLICIDAD

Así, según el auto al que ha tenido acceso El Confi TV, en el vídeo se puede ver a José María López realizando movimientos bajo el edredón «que aparentemente pudieran consistir en penetraciones» mientras que Carlota Prado se halla tumbada «sin apenas moverse, boca arriba».

Tras dos años de instrucción y comprobar varias veces el vídeo, la jueza ha decidido dar un plazo a las partes para que decidan si acusan, al considerar que hay indicios de un delito de abuso sexual, penado con entre uno y tres años de cárcel.

PUBLICIDAD

No obstante, la defensa insiste en que si hubiera habido un abuso el programa habría interrumpido el concurso de inmediato. Sin embargo, ni la cadena ni la productora del formato han hecho comentarios al respecto. Y por ello, la defensa decidió recurrir el auto pero la Audiencia Provincial de Madrid lo ratificó el pasado 25 de julio considerando que «existen indicios de que la conducta del recurrente pudiera ser constitutiva de un delito de abuso sexual».

Los hechos tuvieron lugar durante una fiesta con alcohol

La jueza de Colmenar Viejo ha realizado un resumen de lo que sucedió aquella noche y que nunca fue emitido por el Canal 24h. Según se recoge, todo sucedió tras una fiesta en la que el programa facilitó alcohol a los concursantes. Según el relato de Carlota, ella ingirió cuatro chupitos de tequila mientras que José María no había bebido nada.

PUBLICIDAD

«Alrededor de la 01:30 de la madrugada, del 4 de noviembre de 2017 […] en la denominada habitación grande, José María López Pérez se introdujo en la cama con Carlota Prado Alonso, la cual se hallaba vestida íntegramente, habiéndose quitado únicamente las botas con la ayuda de José María», recoge.

«Acto seguido, José María le dijo a Carlota que le iba a contar un secreto y tapó a ambos con el edredón, «observándose una manipulación interna en la que José María pudiera ser que estuviera quitando los pantalones y las bragas a Carlota», prosigue.

«Esta le comunicó, sin apenas fuerza, la frase ‘no puedo’, sacó uno de sus brazos del edredón y lo dejó caer contra la pared. También se quitó la parte de arriba con dificultad y sacó una mano, posicionándola en vertical y recta hacia José María, en la que pudo manifestarle que parase su acción, la cual pudiera consistir en tocamientos de su cuerpo en base a las oscilaciones apreciadas», continúa diciendo la jueza en el auto.

Tal y como asegura la jueza, «se volvieron a ocasionar desplazamientos por parte de Jose María que impulsaban a Carlota hacia arriba y abajo, sin que ‘motu proprio’ esta reaccionara ante tal estímulo; el cual pudiera consistir, de acuerdo con la posición de José María y su respiración más agitada, en penetraciones […]».

¿Hubo omisión de socorro?

Pero lo más importante llega cuando la jueza se refiere al programa y al súper que no hicieron nada ante tal acto. «Tales actos, en total, permanecieron durante cinco minutos aproximadamente, concluyendo cuando María Robles Hurtado, ‘súper’ del referido programa —la cual les estaba observando a través de las cámaras y quien ostentaba facultades para comunicarse por megafonía con los concursantes, asistencia de los mismos en el llamado ‘confesionario’, y organización del contenido del programa 24 horas—, ordenó a estos que se colocaran bien los micrófonos y que Carlota acudiera al confesionario».

En este sentido, la defensa del joven insiste en su inocencia y cargan contra el programa. «El ‘súper’ está pendiente de lo que está pasando. Y creo que si hay un abuso, el ‘súper’ abre la puerta y saca a quien tenga que sacar, uno no se espera 17 horas para ir a denunciar», indican. Y es que cabe recordar que el programa denunció el caso en la Guardia Civil el sábado 4 de noviembre de 2017 entorno a las 21.00 horas.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD