PUBLICIDAD
ActualidadViral

Loles León, lapidada por sus ataques a Irma Soriano en ‘Ven a cenar conmigo’: «¡Ordinaria!»

Loles León vuelve a acaparar la atención en el programa de Telecinco por la tensión que mantiene con Irma Soriano.

El primera entrega de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’ ya dejaba a las claras que Loles León e Irma Soriano no estaban condenadas a entenderse. Los piques se sucedieron durante la velada en la que Rosa Benito intentaba ganarse por el estómago a sus comensales. Tal y como fue la cosa, había mucha expectación por descubrir cómo iba a ser la noche en casa de Irma Soriano, la segunda anfitriona de la edición.

PUBLICIDAD

Al principio, parecía que Loles León acudía a casa de la presentadora con el ánimo de enterrar el hacha de guerra, pero lo cierto es que la tregua duró muy poco. «Te traigo esto de la huerta para que me perdones, que ayer estuve muy seca contigo«. Así era la llegada de Loles cargada de flores, pero la jiennense las cogió con cierto recelo sabedora de que aquello era un simple espejismo y que la batalla se iba a librar.

Y así fue, porque pronto llegó el momento de degustar el menú que había preparado Irma Soriano. Durante los aperitivos, las cuatro estaban enfrascadas en una conversación distendida, y la anfitriona aprovechó ese buen clima para alabar a Loles. Irma le confesó ser admiradora suya de toda la vida. Sin embargo, la contestación de la actriz no era la esperada: «prefiero que me digas ‘qué cabrona eres’ a que me digas que ‘soy muy admiradora tuya«.

PUBLICIDAD

Ya en la cena, primero era el vino lo que se convertía en motivo de discusión. Irma sacó con toda su buena intención una gran variedad de botellas, pero Loles las rechazó y le pidió cerveza porque «no se fiaba». Segundo, la pipirrana, el primer plato que había elaborado Irma y que también afeó León. «Esto me está despertando todo, hasta la tiroides que no tengo. Uff, como me pican las cuerdas vocales. Me estoy comiendo solo el tomate porque la cebolla y el ajo me están raspando toda la garganta», criticaba.

Pero los ataques de Loles León no solo tenían como objetivo la comida, también aludían lo más personal de Irma. Todo porque Belinda Washington elogiaba lo buena madre que es. «Pero pedazo de madres hay muchas», replicaba Loles restándole méritos y eso hizo saltar a Soriano: «hombre, ¡no me quites méritos!«. En ese momento, sí que se apreció a una Irma dolida.

PUBLICIDAD

Pero si creían que eso era todo, están equivocados. Porque el episodio más tenso de la noche venía en el postre. Irma Soriano había hecho arroz con leche sin saber que su enemiga tenía un trauma con él. «Tengo un trauma infantil con el arroz con leche, porque mi abuela me forzaba a tomarlo. Me daban arcadas y vomitaba. El arroz lo tomo de todas las maneras… menos con leche», declaraba.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD