PUBLICIDAD
EntrevistasPortada

Lluís Guilera y Lara Siscar: «Vamos a hacer un ‘Telediario’ con todas las garantías»

Entrevistamos en exclusiva a la nueva pareja de presentadores del ‘Telediario fin de semana’ de TVE la próxima temporada.

Lluís Guilera y Lara Siscar será la nueva pareja televisiva del ‘Telediario’ de TVE. Ambos sustituyen a Oriol Nolis al frente del informativo de fin de semana de la cadena pública a partir de septiembre. El Televisero ha podido charlar con ellos, acerca del futuro de los Telediarios y su balance de esta temporada.

PUBLICIDAD

¿Cómo os sentís de cara a este nuevo reto profesional?

Lluís Guilera: Estoy muy ilusionado, porque llevo tiempo como editor en el Telediario Fin de Semana. Pero ahora es un nuevo reto, presentar y editar a la vez, que es más complicado porque cuando estás delante de la cámara te limita a la hora de poder tomar decisiones, y reaccionar ante imprevistos en pleno directo. Siempre hemos intentado tener un sello propio, una manera de contar las cosas diferentes. Y esto puede permitir que sigamos evolucionando, y más ahora con la incorporación de Lara Siscar. Seremos dos presentadores, que nos abre el abanico a poder probar más cosas en las narrativas habituales de un telediario.

PUBLICIDAD

Lara Siscar: Me siento bien, agusto, segura. Ya tengo una trayectoria en la televisión pública, y este es un paso más para seguir trabajando para llevar la información a los espectadores.

¿Por qué habéis aceptado?

PUBLICIDAD

Ll. G.: Porque la dirección de informativos me lo propuso a la hora de sustituir a Oriol Nolis. Y es verdad que presentar y editar a la vez es complicado, por ello tienes que rodearte de un equipo de confianza.

L. S.: Porque a la hora de transmitir la información hay muchas formas. Toda esta temporada he estado en la calle, he estado de reportera y haciendo directos, sobre política, haciendo piezas. Volver a un estudio siempre es un reto hermoso dure lo que dure.

Vuelve la pareja de presentadores al fin de semana…

 Ll. G.: Lara es una gran presentadora. Porque es un valor de Televisión Española, y también porque entre los dos podamos hacer el telediario con todas las garantías, y para mí que sea una ayuda al tener también que editar.

L. S.: De Lluís diría ante todo que me llevo muy bien con él, porque es una muy buena persona. Y profesionalmente es de los más capacitados, más trabajadores y más eficaces de esta casa. Me siento muy afortunada de ser su pareja televisiva.

¿Qué sello te gustaría imprimir distinto a Oriol Nolis?

Ll. G.: Yo no pretendo cambiar nada con respecto a Oriol. Porque lo ha hecho muy bien esta temporada y ahí están los resultados de audiencia, así que como mínimo intentaremos hacerlo igual.

Has sido el editor de fin de semana de los Telediarios. ¿Qué valoración haces de esta etapa?

Ll. G.: La valoración es muy buena, porque como editor he tenido siempre absoluta libertad, para hacer el Telediario que yo creía que tenía que hacer; contar las cosas que creía que tenía que contar; cómo las tenía que contar; y siempre he estado arropado por la dirección de informativos en las diferentes situaciones que han ocurrido en estos meses y yo siempre estaré muy agradecido.

Lara, has hecho de todo en TVE…

L. S.: Me considero una persona muy afortunada. Porque lo que tiene trabajar en una televisión como ésta es que puedes moverte dentro del campo que es la producción de la información; variando de puesto constantemente y haciendo cosas diferentes. Esta temporada he estado haciendo reporterismo político y cultural en la calle, y ahora vuelvo al estudio. Es como trabajar en muchas empresas diferentes dentro de tu misma empresa, que al final acaba siendo parte muy importante de ti.

Sin embargo, las audiencias han caído en un año, ¿qué ha ocurrido? ¿No tenéis la sensación que con cada cambio de gobierno pierde fidelidad la cadena pública?

Ll. G.: Es muy complicado de analizar. Los datos son los que son. Evidentemente lo hemos hablado muchísimas veces. Son muchos factores y es difícil saber exactamente la razón de porqué funcionan más o menos. Lo que no hay que hacer es comparar momentos. Nada es comparable de un año a otro, y mantener un informativo de más 50 minutos depende mucho de la actualidad. También de los cambios en los hábitos del espectador y lo que hace la competencia. Pero los Telediarios se intentan hacer lo mejor posible y lo más rigurosos e imparciales posibles. Las audiencias son importantes, aunque nosotros no deberíamos entrar a competir.

L. S.: Si se mira a largo plazo, y no se compara sólo con el año anterior sino con un periodo de 6 o 7 años, las audiencias de la televisión pública como de la televisión tradicional han ido cayendo progresivamente. Cada vez son menos las personas que se informan a través de la televisión tradicional.

¿No creéis que los Telediarios necesitan un lavado de cara e imagen para reconectar con un público más joven?

Ll. G.: Es verdad. La imagen de los Telediarios –cabecera, rótulos, decorado- puede necesitar un cambio. Es una imagen de hace ya años cuando se renovó por última vez y sí le haría falta un cambio. Pero esto es una decisión de cadena y depende de muchos factores y aprobar presupuestos.

L. S.: Desde que está Lluís editando el TD fin de semana, el tono ya es distinto. Mucha gente habla de los telediarios, pero no los ven, si alguien lo ve el cambio de tono es notable, es mucho más ágil y fresco. De cara a la nueva temporada vamos a ser dos, no para replicar tanto la fórmula tradicional, sino para aportar mayor agilidad a la hora de exportar las noticias y contenidos.

El ‘Telediario’ de fin de semana ha destacado esta temporada por su riesgo en abordar algunas noticias… ¿Cómo debe ser el futuro del TD?

Ll. G.: En el fin de semana hemos intentado con los elementos que tenemos, introducir algo que rompiera, hacer entradillas un poco distintas, darle más ritmo, levantarnos y esa es la línea que quiero seguir haciendo y potenciando la temporada que viene. El hecho de ser dos presentadores nos va a dar más juego.

L. S.: Por eso me he embarcado yo en este proyecto. Tenemos la intención de aportar mayor agilidad en lo formal. Es decir, en levantarnos, en movernos, en aprovechar las pantallas y también en el contenido. Las noticias esenciales son las que son, pero se pueden presentar de distintas maneras y desde puntos de vista más o menos originales, siempre guardando la máxima de la veracidad y seriedad que tiene que ser el eje vertebrador de TVE.

¿Qué cambios se van a introducir en los Telediarios de cara a la nueva temporada?

Ll. G.: Vamos a darle una nueva vuelta de tuerca al ‘Telediario fin de semana’. El cambio principal es que recuperamos el formato de la pareja presentadora. Mantener el ritmo e interés durante una hora es trabajoso y es mi obsesión, con dos personas tenemos más elementos para conseguirlo. Se le puede dar ritmo al minutado, sin caer en la superficialidad, por ejemplo, hay noticias que necesitan 2 minutos y otras con 15 o 20 segundos es suficiente. Y siendo dos presentadores podemos jugar en presentar los dos, esto lo presenta uno de pie, otro sentado… La steadycam también nos da muchas posibilidades apoyándonos en las pantallas.

¿Quién presentará el Telediario Fin de semana este verano?

Ll. G.: Yo sustituyo a Oriol Nolis en agosto, que deja de presentar cuando se vaya de vacaciones. Y cuando arranque la nueva temporada, se incorporará también Lara, y Marcos López en los deportes.

¿Son los informativos de TVE independientes, plurales y objetivos?

Ll. G.: Sí, sin ninguna duda. Soy así de contundente porque es lo que yo vivo, es nuestra voluntad y yo no recibo ninguna directriz. Eso no quita que haya gente que no lo comparta, pero los Telediarios intentan ser ahora mismo imparciales, plurales e independientes.

L. S.: Sí, lo son.

Ser presentador de TVE siempre es estar expuesto a críticas, a veces no muy piadosas. ¿Cómo lo afrontas?

Ll. G.: Si son constructivas, encantado. Porque soy el primero que cuando me veo a mí mismo me veo un montón de fallos y soy muy autocrítico. Es la manera de mejorar y de aprender. Y cada día sigo aprendiendo, aunque lleve muchos años en esto.

L. S.: Las afronto con mucha naturalidad, porque llevo muchos años en esto. Es muy habitual que se critique a las personas que se exponen en los telediarios, y además es deseable. Porque la televisión pública es la televisión de todos, así que todo el mundo tiene derecho a opinar y todo el mundo debe ser escuchado.

¿Está mejor TVE ahora que hace un año?

Ll. G.: Cada etapa es distinta y soy responsable de los Telediarios ahora, y creo que las estoy haciendo bien. Pero puede haber más gente que les gustara más los Telediarios que se hacían hace un año. Yo no soy nadie para decir que los Telediarios que hacemos ahora sean mejores que los de antes. Pero estoy contento con cómo lo estamos haciendo, sin olvidar los errores y que todo es mejorable.

L. S.: En Televisión Española hace un año éramos los mismos trabajadores los que las llevábamos adelante. Se pone siempre el foco en las direcciones, pero yo siempre defiendo su capacidad de trabajo y de llevar esto adelante pase lo que pase en las altas esferas. ¿Si está mejor o peor? Yo siempre he trabajado con libertad en esta tele. Mi proyecto ahora es éste, en el que me voy a entregar al 100%, si es el mejor o mejor que uno anterior, lo tienen que decir los espectadores.

La audiencia de TVE está muy erosionada, ¿qué cambios necesita Televisión Española para recuperar su audiencia y credibilidad?

L. S.:  No está en mi mano, más allá de intentar en la medida de nuestras posibilidades el explicar las noticias de la mejor manera posible, ágil y entretenida, pero sin perder la seriedad que debe vertebrar el trabajo en TVE.

¿Cómo llevas lo de trabajar en fin de semana?

L. S.: Lo llevo muy bien. No tengo problemas, no tengo hijos, y cuando no tienes cargas familiares te puedes entregar a tus pasiones. Las mías son dos: el periodismo que ejerzo el fin de semana, y la literatura. Este turno mío que concentra la mayor parte de las horas de trabajo en apenas cuatro días me deja más tiempo después para leer y escribir.

Lluís, eres padre de dos mellizos.

Ll. G.: Tengo dos hijos mellizos, un niño y una niña, que tienen cuatro años.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD