PUBLICIDAD
Actualidad

La dura confesión de Dakota tras ‘Supervivientes’: «sufrí cuando iba a ver a mi novio a la cárcel»

Dakota se abre en su entrevista más sincera e íntima en Lecturas y explica el pasado tan duro que le ha marcado su carácter.

Dakota Tárraga ha sido una de las concursantes más polémicas de ‘Supervivientes 2019’. Su paso por Honduras no ha dejado indiferente a nadie y sus conflictos han sido tan brutales, que la organización se ha visto obligada a dar más de un toque de atención a la ex concursante. Ahora, en una entrevista en Lecturas, Dakota muestra su lado más vulnerable y explica las razones que se esconden detrás de ese agresivo carácter.

PUBLICIDAD

Con todo, hay dos puntos de inflexión en su vida. Por un lado, la muerte de su hermano, que le partió la vida. Por otro, su tormentosa relación con su novio Rubén, que ya ha terminado al descubrir que, mientras estaba en ‘Supervivientes’, le estaba siendo infiel con otras chicas. La relación no era idílica como pudiéramos pensar. Se trataba de un romance muy tóxico que los padres de Dakota no aprobaban, pero que ella mantenía ciegamente.

Centrándose en su relación con Rubén, la ex superviviente ha sido muy sincera: «mis visitas a la cárcel eran muy duras. Tener que ir allí, durante un años y medio, a ver al hombre que quería era duro», relata Dakota. También admite que esa tortuosa relación no era del agrado de sus padres. «Mi madre no lo puede ni ver, incluso antes de que rompiéramos. Mi relación con Rubén no era buena. No me hacía bien. Estaba metida en un bucle», lamenta.

PUBLICIDAD

Además, Dakota hace hincapié en sus planes de futuro. «No vamos a volver. No lo voy a perdonar nunca. Mis padres se han sorprendido porque he reaccionado bastante bien. Yo también he alucinado conmigo misma. Esto es lo que hay», sentencia muy convencida. ‘Supervivientes’ reconoce que le ha servido para darse cuenta de muchas cosas y unas de ellas era que esa relación no conducía a ningún sitio.

Esta dura confesión, se une a la que ha compartido siempre sobre su hermano. Su fallecimiento a causa de una vida de excesos marcó la personalidad de Dakota. Y, desde entonces, afirma que ha pasado de ser una chica dulce a una persona que insulta para no sufrir en situaciones vulnerables. Aunque la alicantina dice estar dispuesta a cambiar sus formas porque no le gustan. «Mi defecto y mi virtud es que soy muy sincera. Voy a cambiar y me lo voy a tomar en serio», concluye.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD