PUBLICIDAD
AudienciasOpinión

La crítica de la semana: Un verano enlatado

ANÁLISIS DE AUDIENCIAS| Semana del 22 al 28 de julio de 2019

La escasez de ideas suele ser la tónica habitual de los veranos televisivos, pero este año hemos batido todos los récords.

PUBLICIDAD

La semana que dejamos atrás es el claro ejemplo del modelo al que no debe dirigirse la televisión generalista. De 7 noches que tiene la semana solo el sábado se emite en directo en prime time, ‘La Sexta Noche’ y ‘Sábado Deluxe’, que en agosto también pasará a ser enlatado. Con todo el terreno que ya han conquistado las plataformas de pago solo hace falta que la televisión convencional le ponga las cosas fáciles. El público sigue acudiendo a los canales tradicionales cuando la ocasión lo merece y el producto debe ser consumido al momento; un ejemplo de ello es el éxito arrollador de la última edición de ‘Supervivientes’. El presente de la pequeña pantalla solo se entiende si apuesta por su mejor baza, el contenido en directo.

Todos los estrenos nocturnos del verano de 2019 se caracterizan por ser en conserva. El primero en llegar esta semana fue ‘El contenedor’ en Antena 3, liderando con un escueto 13,9% de share. El programa no tiene más aliciente que ver al personal en pelotas. Se supone que debe parecernos interesante que un grupo de personas se desprendan de todos sus objetos personales para vivir sin nada y dar valor a las cosas…, pero no, al final lo único que mueve el interés del espectador es ver carnaza. Y no es que seamos tan simples, que también, pero es tan poco estimulante el reto y la trama es tan vacía que uno no puede evitar cambiar de canal cuando los concursantes encuentran algo para taparse las vergüenzas durante el resto del concurso.

PUBLICIDAD

‘Ven a cenar conmigo’ es uno de los más vistos de las noches de verano

Algo más apetitoso nos ofrece el martes noche con la versión gourmet de ‘Ven a cenar conmigo’. El cuarteto formado por Loles León, Irma Soriano, Belinda Washington y Rosa Benito se ha convertido en el mal menor de este verano. Un tentempié entretenido con cuatro voces experimentadas de la pequeña pantalla, a la gracia natural de alguna de ellas hay que sumarle la magia del montaje en la edición. Pese a ser enlatado, el programa es uno de los más vistos de las noches de verano y esta semana marcaba un correcto 15% de share.

Y la noche del jueves dos estrenos más, pero claro está, el directo ni catarlo. A Telecinco llegaba ‘Me quedo contigo’, una estupidez del tamaño de Rusia que no provoca otra cosa que aburrimiento. Un chico baja por un ascensor y las madres de tropecientas muchachas deben escoger si este cumple los requisitos para ser novio de sus hijas, mientras el susodicho hace el mono por el plató. Con tanta gente y tan poco tiempo no sabemos quién es quién, ni nos importa. Si por lo menos el programa rozara el surrealismo cañí tendríamos algo refrescante para el verano; pero ni esas, se queda en tierra de nadie y uno sufre al ver a Jesús Vázquez en estas latitudes. ‘Me quedo contigo’ lideraba y le ganaba la partida al otro estreno del día, ‘Por el mundo a los 80’ se quedaba en un insuficiente 11,7% de share en Antena 3. El formato se centra en seguir la vuelta al mundo de 6 octogenarios de la mano de Arturo Valls. Toda la naturalidad y espontaneidad que les falta a las solteras del programa de Jesús Vázquez la desprenden estos abuelos con ganas de descubrir nuevos horizontes. Más allá de las arrugas de sus ojos con su mirada solo transmiten verdad, y el espectador no puede evitar contagiarse de su esperanza. Y es que los abuelos y los niños son el ser humano más auténtico cuando hablamos de telerrealidad, por muy enlatados que estén.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD