PUBLICIDAD
EspecialPortada

¿Cuáles son las series y programas más LGTBI de la televisión?

🏳️‍🌈 Una tele multicolor para espectadores orgullosxs, ¿desde cuándo está orgullosa nuestra tv?

Un año más vuelve el Orgullo y la tele se viste de gala para celebrar por todo lo alto la diversidad. Programas especiales en directo, cine temático y logotipos customizados con la bandera LGTBI son algunos de los detalles que se podrán ver estos días en los medios de comunicación, ¿pero esto ha sido siempre así? No hace tantos años en las televisiones se ridiculizaba a los gais por su pluma y no existía otro concepto que el de ‘mariquita’, las lesbianas ni siquiera existían y las personas transexuales eran reducidas a una simple operación. En esta lista analizamos algunos de los avances que se han conseguido en televisión durante todos estos años.

PUBLICIDAD

Farmacia de Guardia

Los noventa fueron los años del despegue y visibilidad de las personas LGTBI en nuestro país, pero también lo fueron a costa del espectáculo. En la serie más vista de la década apareció por primera vez un personaje trans, Clara Eugenia, la tía de Lourdes Cano que era la dueña de la botica.

Sin embargo, los estereotipos camparon por doquier y pudimos escuchar frases como “ahora eres una reinona” o “cómo te presentas con estas pintas”. Aunque en realidad, se trataba de una crítica a la sociedad de la época que destilaba LGTBIfobia.

PUBLICIDAD

Telecinco: cadena LGTBI por excelencia

Si de algo puede presumir Telecinco es de ser una pionera en dar visibilidad a las personas LGTBI. En los noventa conocimos a dos personajes que gritaron al mundo que eran homosexuales: Boris Izaguirre y Jesús Vázquez. El primero se lanzó a la piscina cada noche en Crónicas Marcianas mostrando su pluma con total naturalidad y sin pudor alguno (en una sociedad en donde la pluma era aún motivo de mofa). El segundo ‘salió del armario’ por un escándalo que le hizo mucho daño orquestado contra la comunidad LGTBI de Sevilla y del que resultó ser inocente. Jesús tardó años en recuperarse, pero una vez lo superó luchó contra viento y marea frente a la homofobia que había sufrido.

Pero no solo ha visibilizado Mediaset a la letra ‘G’ de las siglas LGTBI, en Telecinco las lesbianas también han sido protagonistas y es un orgullo para todxs. Una de las pioneras fue Anabel Alonso con Diana, su personaje en Siete Vidas. Esta serie de Globomedia trató el tema con una naturalidad absoluta y mostró la LGTBIfobia de una manera clara y contundente. Los amigos de Diana no se sorprendieron porque la actriz descubriera su sexualidad casi a los 30 y fue ella la que peor lo pasó al no quererse reconocer en un principio. Sin embargo, siempre contó con el apoyo de Sole, Aída y Carlota, sus grandes amigas. La parte negativa la ponía ‘el frutero’ que nunca entendió que le gustasen las mujeres porque era una caricatura del hombre machista y LGTBfóbico español.

PUBLICIDAD

Años más tarde en el spin off Aída se mostró una situación parecida con un personaje gay, en este caso Fidel, interpretado por Eduardo Casanova. En este caso, todos sus amigos sabían que era homosexual sin que él hubiera tenido que decir nada.

Y no solo han sido personajes de ficción las lesbianas en Telecinco, sus presentadoras ‘estrella’ como Toñi Moreno o Sandra Barneda son abiertamente lesbianas y no han dudado en hacer grandes alegatos a favor de la diversidad en los formatos que han presentado.

El Síndrome de Ulíses

No, no se trata del síndrome del emigrante con estrés múltiple, hablamos de la serie de Antena 3 estrenada a finales de los 2000 en la que se contó por primera vez en la historia de la televisión nacional con una actriz transexual, la activista Carla Antonelli, como personaje fijo. Hasta el momento los personajes que interpretaban a personas trans no lo eran o bien se reducían a interpretaciones episódicas.

El paso de Carla por la serie revolucionó el panorama televisivo y supuso un soplo de aire fresco para la visibilidad trans, que todavía tenía mucho camino por recorrer. Su personaje, Gloria, tenía un hijo adoptado y era madre soltera.

Una vez finalizada la serie el PSOE la fichó como diputada para la Asamblea de Madrid, desde donde lucha en la actualidad por todos los derechos LGTBI, aunque como ella dice “siempre lo ha hecho”.

Una Telemadrid orgullosa

Aunque la autonómica madrileña tuvo su propia década ominosa, la pública ha sido una de las televisiones más avanzadas en lo que a los derechos LGTBI se refiere. Con la nueva dirección, encabezada por José Pablo López, la tele de todxs los madrileños se ha convertido también en la oficial del Orgullo. Desde 2017 cuenta con una programación especial durante el Pride madrileño y tiene hasta su propia carroza en la manifestación estatal del primer sábado de julio.

Y una pública que es todo un orgullo

En esta lista no podría faltar RTVE, la televisión de todxs se ha volcado en los últimos años en dar visibilidad a la diversidad y no se puede negar que lo ha conseguido. Uno de los programas que más ha contribuido a ello ha sido Operación Triunfo, que en su última etapa ha sido el encargado de unir a jóvenes y mayores en torno a un ambiente diverso.

Los Javis, Javier Ambrossi y Javier Calvo han sido los artífices de esa transformación con sus clases en las que todxs entran y se transmiten valores que han hecho que varias generaciones hayan caído rendidas ante sus encantos. Cabe señalar que además de ser profesores de OT son los creadores de La Llamada y Paquita Salas, dos productos cargados de magia LGTBI.

El universo Sálvame

Si alguien puede presumir de visibilizar a las personas LGTBI, este es Jorge Javier Vázquez y su programa Sálvame. Desde su nacimiento en 2018, el programa de La Fábrica de la Tele ha acercado a las personas mayores al colectivo LGTBI. La frescura y naturalidad de su presentador han contribuido a que el público del programa no vea la diversidad como algo alejado. Además, los constantes alegatos de Jorge en los que no duda en denunciar la LGTBIfobia siempre que puede han hecho del formato todo un altavoz para el activismo.

Nuestra lista podría seguir hasta el infinito, pero dicen que el ser humano no es capaz de leer más allá de unos pocos párrafos, dado que se cansa rápidamente. Así que hemos decidido dividir este artículo en dos partes para que lo disfrutéis al máximo.

Estad atentos, volveremos pronto más orgullosxs que nunca.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD