PUBLICIDAD
Actualidad

Jorge Javier Vázquez reconoce que no tenía ganas de ir a la boda de Belén Esteban

Jorge Javier Vázquez ha escrito en su blog de ‘Lecturas’ todo lo que ocurrió en la boda de su amiga Belén Esteban.

Jorge Javier Vázquez ha querido hablar en su blog de Lecturas de todos los detalles de la boda de Belén Esteban. El presentador de ‘Sálvame’ empieza diciendo que no le apetecía nada ir a la boda: “Pasé el sábado de mal humor pensando en que tenía que ir a la boda de Belén. No me encuentro cómodo entre multitudes, y me encabrono con el mundo cuando acepto una invitación de estas características”, reconoce.

PUBLICIDAD

Pero el mal humor le duró poco: “Una vez allí, lo de siempre. Qué alegría haber ido. Que alegría encontrarme con mis compañeros, a los que había visto el día anterior. Que buen rollo se respiraba. Qué emoción cuando entró Belén. Y qué llorera cuando habló Andrea”, confiesa el presentador sobre la boda de su amiga que tuvo lugar el pasado sábado en Madrid.

No sé que pasará ni cómo estaremos dentro de diez años, pero entre la gente de ‘Sálvame’ se han creado unos lazos muy curiosos. A veces nos falta una chispa para estallar y enzarzarnos en unas peleas tan absurdas como divertidas. Fabulamos con lo bonita que sería nuestra existencia sino tuviéramos que vernos las caras, pero nos reunimos fuera del plató y en vez de ver volar cuchillos aparecen abrazos y sonrisas”.

PUBLICIDAD

Sobre la novia afirma que “Belén estuvo menos nerviosa de lo esperado, y eso que llevaba unos mesecitos de traca con la boda. Ahora que ha pasado y que la ha disfrutado, estoy convencido de que se arrepentirá de no haber disfrutado también de los previos. Tiempo tendrá de cogerse un rebote de los suyos”.

Sobre María Teresa Campos: «Siento debilidad por ella»

También confiesa que se alegró de “ver a María Teresa Campos sonriente. Siento debilidad por ella. Me lleva acompañando muchísimos años- televisivamente, sobre todo, y la admiración que siento por la presentadora es casi mayor al cariño que le tengo.”, añade: “Tengo que almorzar con ella. Nos debemos risas y confidencias. Días antes me contestó a un mensaje escribiéndome: “Tengo mono de ti”, y  a mí se me derritió el alma”, finaliza Jorge Javier con estas bonitas palabras a la que un día fue su jefa.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD