PUBLICIDAD
EntrevistasPortada

Aleix Puig, tras ganar ‘Masterchef’: «Desde pequeño antes tocaba sardinas que pelotas»

Aleix Puig

Entrevistamos a Aleix, un día después de convertirse en el ganador de la séptima edición de ‘Masterchef’.

Aleix Puig (Manresa, 26 años) se convirtió anoche en el ganador de la séptima edición de ‘Masterchef‘. Este joven pescadero que culminó su sueño de ser cocinero tras su paso por los fogones, logra un premio en metálico de 100.000 euros, la publicación de su propio libro de recetas y un máster en Cocina, Técnica y Producto impartido por la Basque Culinary Center.

PUBLICIDAD

El ganador de ‘Masterchef 7’ hace balance sobre su trayectoria en el talent culinario y sus planes de futuro en esta entrevista exclusiva:

El Televisero: ¿Cómo describirías tu paso por Masterchef?

PUBLICIDAD

Aleix Puig: Trabajando desde el minuto uno, con mucho sacrificio y actitud, pero sin tirar la toalla. Han sido casi tres meses y medio. Es el talent más duro, pero llevo años curtido pues vine de un trabajo duro como la pescadería. En Masterchef nadie está habituado al reloj, a la presión del jurado, es lo que pasa en la cocina profesional. Cada día han sido nuevos retos y la mejor forma de superarlos ha sido ponerle ganas.

¿Cómo te sientes al ser el ganador?

PUBLICIDAD

Estoy en una nube. Porque cuando se grabó la final y salí no lo podía contar a nadie, y de eso hace ya dos meses. No me lo podía creer y no pude expresar nada. Y hoy es el primer día que realmente me siento ganador y lo estoy disfrutando, porque ya puedo hablar con la gente y contar como me siento por dentro.

Has sido uno de los aspirantes con más evolución, ¿cuánto has aprendido?

He aprendido mucho. Entré pensando que tenía una buena cocina, por lo menos unos buenos emplatados con unas cocciones correctas y me di cuenta que la cocina es mucho más y que hay mucho más detrás de los sabores. En Masterchef hay que pensar como un chef, y en tener siempre una solución rápida, por ejemplo, en 20 minutos sacar un plato. Yo eso es lo que tardaba antes en almorzar (risas).

Tuviste que dejar de lado la cocina a los 16 años, por un imprevisto familiar. ¿Has culminado tu sueño?

Sí, totalmente. En la vida hay veces que las cosas no pueden ser en un momento y hubo que aparcarlo, pero no lo abandoné y he tenido la oportunidad de retomarlo. Porque pasó el tren de Masterchef, y pensé que era una buena oportunidad para relanzarme. Pero nunca pensé que iba a entrar ni mucho menos que iba a ganar, en un casting de más de 25.000 personas.

¿Qué significa para ti tu madre?

Como hijo, para mí la familia lo es todo, es lo primero que hay. Mi madre ha sido quien más ha dado y luchado por mí y todo el reconocimiento hacia ella es poco. Y creo que toda buena persona dentro tiene que saber dónde está y porqué está. Yo estoy aquí gracias a ella, y al trabajo que ha hecho durante estos años. Mi pasión por la cocina se la debo a mi madre. La pescadería es una empresa familiar que viene de mis abuelos. Y yo antes tocaba sardinas que pelotas. Desde pequeño me crié con los productos del mar en las manos, y me ha hecho saber apreciar la calidad de los alimentos, la cadena de valor y formarme como cocinero amateur en casa.

¿Seguirás en la pescadería?

Ahora mismo es difícil cuadrarlo por agenda. Pero me dejo caer por allí todas las semanas. Yo lo disfruto, lo vivo y me gusta estar con los clientes. Voy a esperar un poco a ver cómo puedo retomarlo.

Según los últimos datos oficiales el consumo de pescado ha caído un 19% en los últimos diez años en los hogares españoles. ¿A qué crees que se debe?

Está relacionado con los «millennials» y el público joven. Las tiendas notamos los hábitos de consumo de la siguiente generación y nuestro público objetivo está por encima de 45 años. Por debajo de esa edad les cuesta un poco apreciar el precio del tipo de pescado. Unido a que no saben bien cómo cocinarlo, la experiencia del consumidor es mala y no repite, por ello se está perdiendo. Tienen que salir nuevos canales de consumo con calidad media-alta y dirigirnos a ese público. La gente quiere llegar a casa y comer rápido. Hace falta poner en valor porqué hay que cocinar. Porque aparte de ser un oficio, es un hábito de vida y desde pequeños hay que enseñar esa cualidad.

¿Crees que programas como Masterchef nos ayudan a comer mejor?

Totalmente. Antes a mucha gente le hablabas de un sifón o una gelatina y no sabían que eran. Y gracias a Masterchef van a un restaurante y ven técnicas de la alta cocina que les suenan a más cercano.

¿Por qué elegiste ese menú para el duelo final?

Elegí ese menú porque quería representar el paso de mi vida. De dónde vengo, de la tierra, de productos humildes, mi paso por Masterchef con sabores de menos a más… y un poco el postre con unas expectativas de futuro inciertas pero dulces.

¿Por qué era mejor tu menú que el de Teresa?

No creo que mi menú del duelo final fuera mejor que el de Teresa. Sino que a lo mejor era más acertado para una final. Pero Teresa hizo un menú con una calidad muy buena, y al final fueron detalles técnicos y el tipo de evolución que los jueces vieron en uno y otro. Pero era una digna candidata a ganar.

Has conseguido alzarte con el trofeo que te acredita como séptimo Masterchef España, un premio en metálico, tu propio libro de recetas que se publica el 9 de julio y formación. ¿A qué te gustaría destinar el premio?

El dinero va a quedar guardado, porque después de terminar los estudios en la Basque Culinary Center, yo soy muy emprendedor. Me gusta el mundo de las ‘startups’, y estoy seguro que va a ser una primera entrada para mis proyectos.

¿Cuándo empiezas el máster en Cocina, Técnica y Producto impartido por la prestigiosa Facultad de Ciencias Gastronómicas Basque Culinary Center?

Empiezo en octubre y es un curso de ocho meses.

Has sido el «niño mimado» de Jordi Cruz, ¿crees que eso te ha favorecido? En la final te ofreció un contrato laboral en su restaurante ABaC, que acumula tres estrellas Michelin.

Desde el primer día elegí a Jordi porque sabía que era quién más caña metía. Siempre me ha gustado la gente que intenta exprimir el 100% de mí. Esa simpatía iba relacionada con que yo he querido avanzar y pelear cada prueba. Porque estoy seguro que, aunque seamos de la misma ciudad y catalanes los dos no ha influido, si hubiese visto una actitud pésima para nada hubiera estado de mi lado.

Cuéntanos más cosas de ti, ¿cómo es Aleix en su faceta más personal?

Soy un chico muy normal, dónde en mi día a día hago cosas normales, como hacer deporte, quedar con los amigos, el fin de semana me suelo escapar a la montaña a hacer esquí en invierno, y en verano soy muy de playa. También me gusta mucho salir de cena y con las chicas soy muy cariñoso, cuando estoy muy bien con una amiga.

Cuidas mucho tu físico, ¿cuál es tu rutina de dieta y entrenamiento?

El deporte está muy presente y es necesario para mí. Porque es la manera de desconectar de todo. Soy mucho de irme a correr con mi perro e intento practicar un par de veces crossfit entre semana. En invierno hago deportes de nieve y en verano practico wake en el pantano o vóley-playa entre amigos.

¿Qué planes tienes este verano?

Para este verano tengo un viaje programado en agosto con la familia a Vietnam. Antes en julio, tengo varias cosas con campamentos de Masterchef y proyectos con marcas. Pero habrá tiempo de ir a la playa (risas).

Tras demostrar tus dotes en la cocina, ¿te atreverías a participar en otro concurso como Supervivientes o Tu cara me suena?

El problema es que a mí me gusta cuando hay un oficio. Y el oficio que me gusta es el de cocinero. Entonces estoy 100% encarado ahora mismo en esto y no veo otro tipo de reality posible.

¿Cómo te describirías en tres palabras?

Perseverante, decidido y luchador.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD