PUBLICIDAD
Actualidad

El topo de la boda de Belén Esteban que intentó reventar la exclusiva

Conocemos quién se infiltró en la boda de Belén Esteban y Miguel Marcos para capturar la fotografía más buscada, con Belén vestida de novia.

Revolución en ‘Sálvame’ para dar con la identidad de la persona que se postuló como topo de la boda de Belén Esteban. La persona que se infiltró en el acontecimiento del año para conseguir a toda costa las imágenes que publica la revista ‘Hola’ en exclusiva. Precisamente eso, la exclusiva, era lo que trataba de reventar el supuesto topo de la boda. Aunque detrás de su hazaña, o intentona, hay un paparazzi muy conocido y archienemigo de Belén Esteban. Una Belén que ha estallado y asegura que va a difundir los datos de ese topo.

PUBLICIDAD

Así las cosas, el programa vespertino de Telecinco ha puesto en marcha la maquinaria para investigar quién ha sido la persona que ha burlado todos los controles de seguridad. Medidas extraordinarias que contrató Belén Esteban para evitar que nadie torpedeara la exclusiva ya firmada con la revista. Incluso se produjo la intervención de la policía por un incidente con fotógrafos. ‘Sálvame’ tiene el contacto del topo, ha hablado con él y sabemos su versión de los hechos de primera mano.

En primer lugar, habría que empezar destacando que el enemigo estaba en casa. El infiltrado era uno de los trabajadores de la finca de Alcalá de Henares donde se celebró la boda. “Yo necesitaba dinero y cuando supe que se celebraba la boda de Belén, se me encendió la bombilla”, ha admitido. Negoció el embolso de al menos 500 euros. Sin embargo, ahora hay que saber qué fotógrafo mecía la cuna de toda esta artimaña. Desde fuera, ese topo estaba dirigido por el mismísimo Diego Arrabal. Era el autor intelectual, como así lo confirma el trabajador de la finca.

PUBLICIDAD

Con todo, los dos habían fraguado un pacto tácito para obtener la preciada foto de Belén de novia. Para pasar desapercibidos, Diego Arrabal se citó con el trabajador apenas veinticuatro horas antes de la boda y proporcionó al topo un boli espía. Capaz de filmar con una alta calidad. Con esas imágenes, Arrabal se comprometía a venderlas por una importante suma de dinero, reventar la exclusiva por ende y facilitarlas a ‘Viva la Vida’; programa con el que colabora. Finalmente, no ocurrió de la forma prevista y esas imágenes se acabaron censurando.

Además, el topo que actuaba en connivencia con Diego Arrabal siguió las instrucciones del paparazzi y registró el paseíllo de Belén Esteban vestida de novia en la finca. Antes, había fotografiado el vestido de Belén allanando sin permiso la habitación en la que permanecía guardado. No obstante, esa complicidad entre Diego y el infiltrado ha saltado por los aires al no llegar a un entendimiento después. Arrabal no cumplió como habían acordado y el poseedor del boli espía confiesa sentirse “traicionado y engañado” por un Diego Arrabal que no da señales de vida.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD