PUBLICIDAD
OpiniónPortada

El orgullo de nuestra ficción: más libre, más visible y más reivindicativa

Esta semana se llena de color y de reivindicación por el orgullo de la diversidad. Una diversidad de la que existen unos valores que poco a poco se han ido conquistando y mucho por lo que luchar, por lo que mantener y normalizar para aquellos que lo ven como “raro”. En base a ello nuestras cadenas se han ido haciendo eco de ello y han ido mostrando esa normalidad en muchas de sus series.

Sin duda el referente de los últimos tiempos se encuentra en ‘Física o Química’, de Atresmedia, que a través de Fer, uno de sus protagonistas mostró a toda una generación una forma de amar que para muchos al principio era “distinta” pero con el paso del tiempo se dieron cuenta de que el sentimiento es el mismo. Sin duda hizo que a todos se nos saltase las lágrimas con este personaje y que contribuyó en la formación de la tolerancia de una generación. 

PUBLICIDAD

Por el contrario, en la actualidad las series muestran esa diversidad de una forma natural, que han ido incluyendo de forma progresiva, con la misión de mostrar el amor y luchar por la libertad de todos a amar y a sentir. Series más actuales de Netflix como ‘Las Chicas del Cable’ nos ha mostrado el amor entre dos mujeres sin etiquetas ni la necesidad de la aprobación de nadie para vivir ese sentimiento. 

Élite’ también ha sabido crear una de las historias gay con más fans de los últimos tiempos, “Omander” ha sido el término que han escogido los seguidores para nombrar la historia de Omar y Ander, dos jóvenes que viven una misma realidad desde mundos distintos.

PUBLICIDAD

La ficción más reivindicativa de la televisión pública, ‘La Otra Mirada’ en una de sus clases magistrales supo enseñar a los espectadores que el amor no conoce de etiquetas, ni convencionalismos. También lo ha hecho ‘Merlí’, el espectador creció con los alumnos del Àngel Guimerà en valores, filosofía y tolerancia. Una fórmula que se ha visto que gusta y que enamora al espectador, tanto que la ficción de TV3 recorre el mundo a través de Netflix y cuenta con un spin off en marcha.

Por otro lado el público más mayor de nuestra televisión, que suele consumir la ficción diaria que se emiten en las tardes (‘Acacias 38’ o ‘Seis Hermanas’) está mucho más acostumbrado a seguir y enamorarse de estas tramas, algo que sin duda ha contribuido a crear un respeto por la libertad que tiene cada uno a la hora de amar.

PUBLICIDAD

Es también de admirar y de estar orgulloso del camino que ha seguido nuestra ficción en los últimos años. Una ficción reivindicativa, fuerte y atrevida que sin duda ha ido comprendiendo con el paso de los años que el amor no es una fórmula matemática. De ese modo el espectador ha cambiado, existe un conocimiento que influye en la tolerancia y en el valor del respeto hacia los demás, sin juzgar.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD